Deportes

La frustración boquense

Martín Palermo fue uno de los jugadores más doloridos por la derrota y no tenía consuelo. Palacio obtuvo el Balón de bronce, Seedorf el de plata y Kaká el de oro, además de llevarse el auto.

Martín Palermo fue uno de los jugadores boquenses más doloridos por la derrota y no tenía consuelo tras la caída frente al Milan por 4 a 2, que permitió que los italianos se tomaran revancha de la Copa Intercontinental perdida ante los boquenses en la definición por penales hace cuatro años.

Palermo uno de los jugadores que puso más ímpetu y tenia muchas ansias de volver con el título sintió mucho la derrota, al igual que el resto de sus compañeros.

El goleador xeneize sintió la frustración, ya que seguramente tenía pensado en volver a repetir el título conseguido en estas mismas tierras en 2003.

Los jugadores esperaron en silencio el momento de recibir el premio de subcampepon, en tanto todo era alegría muy cerca de ahí, con el festejo de los jugadores rossoneros.

Rodrigo Palacio, por su buena actuación, se adjudicó el Balón de bronce, en tanto la de plata fue para el holandés Seedorf y la de Oro para el brasileño Kakà.

El público boquense presente en el estadio también se sintió muy afectado por la caída y se retiró en silencio.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|13:30
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|13:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016