Deportes

El papel de Romero

El arquero argentino ante el mito del machete que Jens Lehmann utilizó ante Argentina en 2006: hoy es pieza de colección en un museo.

PRETORIA.- "¡Manuel, ahora tu tomas el papelito!" Es sólo una broma: el célebre papelito ya hizo su trabajo y ahora descansa en un museo. La frase, una ocurrencia de Jens Lehmann, el arquero alemán que eliminó a la Argentina del Mundial de 2006 después de atajar dos penales en aquella infartante definición, se conoció hace pocas horas. ¿Quién es Manuel? Neuer, el guardián de Schalke 04 que mañana defenderá la valla de la "Mannschaft". Apenas fue una humorada dentro de una charla telefónica, pero pone en relieve como esa singular historia que dio la vuelta al mundo conserva el encanto, quizá por sus ribetes entre azarosos, científicos y mitológicos. ¿El papelito? Es una pieza de adoración, una de las estrellas del Museo de Historia Contemporánea de Bonn, el "Haus der Geschichte", uno de los recintos más importantes de Alemania. Y no se trata de una galería sólo deportiva, sino que el lugar recorre y ofrece testimonios de toda la vida de la Nación, de allí su nombre, la "Casa de la Historia". 

El episodio del machete en la media de Lehmann por siempre formará parte de las curiosidades más relevantes de los mundiales. Porque el papelito, después de tomar dimensión mediática, adquirió entidad propia. El 16 de diciembre de 2006 fue subastado en un show televisivo. ¿Quién lo compró? Utz Claassen, el presidente del coloso energético alemán EbBW. ¿Cuánto pagó? Ehhhh, 1.340.000 dólares, que fueron destinados a la Fundación "Ein Herz für Kinder" (Un corazón para los niños). Récord de audiencia alcanzó el programa? Por entonces, al papelito sólo le faltaba firmar autógrafos. 

El 19 de junio de 2007, el propio Lehmann, aunque ya no era el dueño, entregó el papelito en el museo y no escondió su asombro por la repercusión que envolvió la situación. "Es un simbólico objeto palpable, pero no deja de sorprenderme el misticismo y la importancia que se le ha dado? Si la Argentina hubiera ganado la definición, el papelito habría desaparecido", aportó Jens con sensatez. El director del museo, Hans Walter Hütter, entendió el fenómeno desde un costado afectivo y recibió con los brazos abiertos a su famoso huésped. "Es parte de la memoria colectiva de la historia deportiva alemana y siempre traerá el recuerdo de los emotivos momentos que vivió Alemania". Hoy, el papelito sigue siendo una pieza venerada. 

Lehmann siempre intentó restarle trascendencia al bautizado ángel salvador. ¿Envidia? Quizá, porque hasta lo opacó a él, que fue el héroe real. "En el fondo, mucho no me ayudó", retrató. "Estaba bastante ilegible", constató el arquero, hoy con 40 años, que acaba de retirarse en Stuttgart. Y reveló: "Hubo dos argentinos que patearon al lado opuesto de lo que indicaba el papelito y convirtieron". ¿Quiénes? Cruz y Maxi Rodríguez. La nota la habían definido Lehmann junto con Andreas Köepke, el entrenador de arqueros que aún acompaña a Joachim Löw en el cuerpo técnico, esa misma tarde. Habían anotado 7 apellidos entre sensaciones y las tendencias que arrojaba un cuidado trabajo realizado por Köpke en la base de datos de la Federación alemana. Tras el 1-1 en el alargue, Andy Köpke tachó a aquellos que no terminaron el partido o ni lo jugaron: Messi, Crespo y Riquelme. Junto al nombre figuraba el número de la camiseta y alguna característica. Por ejemplo, en el caso Roberto Ayala, se apuntaba: "Esperar bastante tiempo, carrera larga, derecha". 

Lehmann terminaría atajando los disparos de Ayala y de Esteban Cambiasso para que Alemania pasara a las semifinales. Pero a Cuchu no lo tenía en la nómina. Jens igual sacó el papelito y sólo intentó infundir temor. O, al menos dudas. "Cambiasso había jugado para Inter contra Villarreal, por la Champions League, antes de enfrentarse con nosotros, con Arsenal, por una de las semifinales. Yo miré ese partido y sabía cómo se movía. No sabía cómo pateaba penales, pero sí los tiros libres. Ante Villarreal recordé que ejecutó un tiro libre a la misma esquina que eligió en Berlín? Y ahí fui. Al ver ese partido empecé a darme cuenta cuáles eran las esquinas y los palos donde Cambiasso se sentía más cómodo. Y aproveché saber eso", confió Lehmann hace unos días. Para subrayar que él también tuvo sus méritos? Aunque no desee ser subastado y mucho menos encerrado en una vitrina de museo. 

Por estas horas Lehmann confía en que Alemania mañana ganará 1 a 0 y no habrá papelitos ni nada. Manuel Neuer no tiene fama de penalero, pero sí registra un antecedente: en los octavos de final de la Liga de Campeones 2008/09 fue clave al atajar dos en la definición por esta vía para que Schalke 04, eliminara a Porto. Hace cuatro temporadas, Neuer tenía 20 años y después del Mundial iba a debutar en la Bundesliga. Sergio Romero andaba por los 19 y faltaban varios meses para su debut en la primera de Racing, un 11 de febrero de 2007, en el 1-1 con Nueva Chicago. Vivía en la pensión de la Academia y aún iba a la secundaria. Mientras Lehmann desataba una fábula, tal vez Romero también le prestaba atención a otros papelitos, esos machetes que podían salvarlo con las notas. 

*Información provista por canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:14
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016