Las Leñas fashion: moda y desfile junto a modelos de pasarela

Arrancó la temporada invernal en el complejo mendocino y con ella, otros atractivos que resultan más que interesantes para el público que lo visita. Dolores Barreiro, Ingrid Grudke y Jimena Butilengo, entre otras, fueron las protagonistas de la primera presentación de moda. No te pierdas las fotos de esta nota.

Las Leñas arrancó con todo la temporada invernal 2010: excelente nieve, nuevos servicios en la base y en las pistas y una gran cantidad de visitantes el fin de semana de su inauguración; todo esto, acompañado de un excelente clima que augura un muy buen pronóstico para los próximos meses.

Pero no sólo la nieve y los "deportes blancos" son los atractivos en el centro de ski mendocino. La moda, junto a las colecciones otoño-invierno de prestigiosos diseñadores nacionales, aporta al lugar el toque glamoroso que lo convierte, sin dudas, en uno de los espacios top y obligados del invierno.

Así, en el primer desfile de temporada y en el marco de la presentación del nuevo Hotel Acuario, Las Leñas desplegó una extensa pasarela -en la base del cerro- por la que desfilaron reconocidas modelos nacionales como Dolores Barreiro, Débora Bello, Jimena Butilengo, la blonda Ingrid Grudke y Carolina Baldini, entre otras figuras.

Y qué mejor que expertos creadores de tendencias para abrir el cápitulo fashion en el complejo, que promete otras repeticiones durante el invierno. Los convocados en esta oportunidad fueron los diseñadores Benito Fernández, Laurencio Adot y las hermanas Oreiro. En distintas pasadas, los maestros de la alta costura mostraron un variado abanico de alternativas para las féminas.

Vestidos de fiesta -cortos y largos-, accesorios -chalinas, pañuelos, collares, carteras-, vestidos para el día y mucho más, como zapatos, botas y abrigos (ver galería de fotos).

Ellas, sin temor al frío y con un distendido momento para el relax y la producción, lucieron espectaculares y recibieron los aplausos y la ovación de todos los visitantes, quienes dejaron la práctica del ski para no perderse una sola pasada de moda.

La fiesta continuó hasta tarde. Esa es, tal vez, otras de las bondades del centro: los anfitriones saben dar excelentes recepciones y siempre hay motivos para festejar. El calor de la hoguera, los espumantes de Chandon y la excelente música, fueron los complementos ideales de la noche.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial