Deportes

Las supersticiones de Diego según los españoles

El diario As de España presentó un informe completo de lo que considera las cábalas de Diego Maradona. La entrevista con Niembro, un saludo maradoniano a las tribunas, sus familiares cerca, una foto del 86, etc.

Diego Maradona suele contar que tiene cosas que ha aprendido de César Menotti. Y otras tantas que supo incorporar bajo la dirección técnica de Carlos Bilardo. Y entre esas manías que se contagió del Narigón, las cábalas tienen un lugar importantísimo. Una a una, Diego cumple con todas los días de partidos. Y AS se las detalla en exclusiva:

Del autocar, cantando. Al abandonar el autocar albiceleste, Maradona baja cantando siempre la misma canción de cancha. Insulta (a nadie, pero insulta) y se ubica en el primer lugar del pelotón que marcha hacia los vestuarios. Nadie se atreve a alterar esta formación. Luego, como un acto reflejo, bromea con los jóvenes voluntarios sudafricanos que lo reciben y lo miran con ojos asombrados. Por cábala, Diego repite sus bromas antes de cada partido.

Sale pronto al campo. Salir al campo de juego una hora y media antes del partido nunca fue una cábala para Diego... hasta que Argentina le ganó a Nigeria. En adelante, lo repitió todo: sus primeros pasos son siempre con los aplausos y las vuvuzelas de fondo.

No perdona la foto. Luego se tiene que acercar, obligatoriamente, un colaborador para tomarle una fotografía. Siempre hay un integrante del staff técnico con una cámara en la mano.

Su pase por el campo. Luego, camina mirando a la gente y asintiendo, se detiene y sigue su marcha una y otra vez. Da vueltas al círculo central hacia uno de los costados, detrás de la línea de fondo.

Entrevistas previas. Y ahí lo esperan los periodistas Fernando Niembro y Sebastián Vignolo para conversar. Nunca se alteran las secuencias.

Saludo y beso. El ritual finaliza con un saludo maradoniano a las tribunas, el beso a la distancia a alguna de sus hijas, al pequeño Benjamín o a su novia Verónica.

En primera fila. Sus familiares tienen que estar en las primeras filas de asientos, como en el primer partido).

La foto del 86. Y su paseo finaliza cuando encuentra a ese par de aficionados argentinos que antes de cada partido le regala un periódico o una foto del 86. Maradona lo recibe y se va para el vestuario. Siempre le dan el obsequio antes de meterse en el vestidor.

La rueda de Prensa. En la semana, Maradona no altera su lugar de la rueda de prensa (a pesar de que el Loftus de Pretoria quedó anoche fuera de funcionamiento, Maradona pidió expresamente que le permitan hablar en la sala de conferencias un día antes del partido contra Alemania).
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|16:39
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|16:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes