Deportes

Domenech y Escalettes, en "audiencia espectáculo" en la Asamblea Nacional

El seleccionador de Francia y el presidente dimisionario de la Federación (FFF) pidieron que fuera a puerta cerrada, sin prensa, su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Culturales sobre el gran fiasco de la selección gala.

Una "audiencia espectáculo", "interesante" pero sin revelaciones: los diputados se quedaron con hambre después de la reunión a puerta cerrada, este miércoles, con Raymond Domenech y Jean-Pierre Escalettes en la Asamblea Nacional, tras el fracaso de los Bleus en Sudáfrica-2010.
  
El seleccionador del equipo de fútbol de Francia en el Mundial y el presidente dimisionario de la Federación (FFF) pidieron que fuera a puerta cerrada, sin prensa, su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Culturales sobre el gran fiasco de la selección gala en el Mundial de Sudáfrica-2010.
  
Ambos llegaron y abandonaron el recinto, en el que comparecieron durante dos horas, por una puerta secundaria y así evitaron a un centenar de periodistas, una cantidad inhabitual para este tipo de reuniones parlamentarias.
  
Incluso, Domenech, de manera ostensible, desvió la mirada ante las cámaras de televisión y fotográficas durante el escaso minuto abierto exclusivamente a los profesionales de la imagen.
  
Opuesto, junto a otros representantes, a que la sesión tuviera lugar a puertas cerradas, el diputado de la mayoría Lionel Tardy (UMP) intentó quebrar la ley del silencio realizando sus balances personales en el sitio Twitter, pero fue rápidamente llamado al orden por la presidenta de la Comisión y colega de partido político Michèle Tabarot (UMP).
  
No obstante, al menos le dio tiempo para informar sobre los primeros intercambios en la audiencia.
  
Escalettes declaró que el "modelo asociativo puro y duro (de la FFF) está superado en términos de gestión, y que se había visto enfrentado a un muro como nunca le había ocurrido en 50 años en el fútbol" por la huelga de entrenamiento de los Bleus en Sudáfrica en apoyo al expulsado Nicolas Anelka.
  
A pesar de la advertencia de la Federación Internacional de fútbol (FIFA) contra cualquier injerencia política en la gestión de la FFF, los diputados de la mayoría parlamentaria defendieron el principio mismo de la audiencia, o sea, buscar las razones del fracaso.
  
Sin embargo, después se manifestarían por completo desilusionados e insatisfechos por las respuestas.
  
"Fue una sesión un poco triste" pero que reveló "numerosas disfunciones en cuanto gobierno y gestión" del fútbol, consideró el presidente del grupo UMP en la Asamblea General, Jean-François Copé, quien abogó por "modernizar el gobierno de esta federación, de manera general".
  
"Estoy muy arraigado al principio de que no haya ninguna injerencia en la vida de las Federaciones deportivas. El papel de los políticos en cambio es el de asegurar que la camiseta bleue sea respetada y no deshonrada", afirmó.
  
Los diputados de la oposición se mostraron por lo general duros con la actuación del equipo nacional y su situación.
  
"Fuimos eliminados porque teníamos 23 niños mimados que no tenían los pies sobre la tierra. Considero inadmisible que esta reunión se hiciera a puertas cerradas, puesto que la prensa debería estar informada de los debates en su conjunto", dijo de manera contundente Patrick Roy (PS).
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|19:44
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|19:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016