Deportes

La FIFA prohibió jugar a más de 2750 metros sin aclimatarse

El organismo aseguró que a menos que exista la debida aclimatación de jugadores no se podrán realizar partidos a más de esa altura. De esta manera se baja el límite anterior que era de 3000 metros.

La FIFA prohibió los partidos internacionales a más de 2.750 metros de altitud, "a menos que exista la debida aclimatación" de los jugadores, en una decisión comunicada este sábado tras la reunión de su Comité Ejecutivo en Tokio, coincidiendo con el Mundial de clubes.

"Hay que proteger la salud de los jugadores. Se ha recomendado aplicar el mismo límite a todos los partidos internacionales", declaró el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.
 
El dirigente suizo recordó que la próxima jornada de los clasificatorios para el Mundial-2010 en Sudamérica, donde se  sitúan los estadios a los que atañe la prohibición, no se disputará hasta junio de 2008.

"Hasta entonces, tendremos tiempo para elaborar cómo se aplicará exactamente esta decisión", declaró, antes de precisar  que en lo que se refiere a las competiciones que organiza la FIFA "no hay tanto tiempo en el calendario como para aclimatarse".

En mayo de 2007, la FIFA había establecido un límite de 2.500 metros de altitud, por encima del cual los partidos no quedaban autorizados tras consultar a su equipo médico. Esta decisión provocó el enfado de varios países sudamericanos que cuentan con estadios por encima de esa altura.   

El veto se elevó en junio a los lugares por encima de los 3.000 metros, lo que permitía dejar fuera de la prohibición a varios  campos donde estaba prevista la disputa de choques de clasificación para el próximo Mundial.

El nuevo límite de 2.750 metros se fijó siguiendo las recomendaciones de los expertos médicos de todo el mundo que se reunieron en un seminario sobre esta cuestión, en octubre en Zurich.

La otra gran medida aprobada en la reunión en Japón fue la puesta en marcha del Programa de Asistencia al Arbitraje (RAP, en sus siglas en inglés), con el que se busca una mayor profesionalización de los colegiados, potenciando su preparación tanto en eventos internacionales como nacionales.

"El futuro de nuestro deporte está intrínsecamente vinculado a la calidad del arbitraje. Por ello, el nuevo Programa de Asistencia al Arbitraje es decisivo para el fútbol. La implementación de este programa señala el inicio de una nueva era en la historia del juego", apuntó Blatter.

En relación a la tecnología para decidir los goles fantasmas, que está siendo probada durante el Mundial de clubes de Japón, la FIFA determinó que se someterá a debate en la reunión prevista para el 8 de marzo de 2008 en Gleneagles (Escocia).

La FIFA además decidió colaborar con la Unión Europea de Fútbol (UEFA) en un estudio sobre salud y dopaje sanguíneo, promoviendo
controles cardíacos a los jugadores, como ya ocurrió antes del Mundial de Alemania-2006.

En lo referente a la situación de los colectivos miembros, no se reconoció el resultado de las elecciones en la Federación de la República Centroafricana, instando a que se convoquen nuevos comicios, con supervisión de la FIFA, en un plazo de tres meses, además de anunciar que se seguirá vigilando la situación dentro de las asociaciones de Perú e Irán.
En Imágenes