Deportes

Tevez: "Necesitaba un partido así para demostrar que tengo hambre de gloria"

El delantero se desquitó en la red: anotó sus primeros dos tantos en el Mundial y fue la figura de la cancha ante México. "No entendí el cambio", dijo Carlitos tras la victoria.

La de hoy fue la noche que tanto esperó Carlos Tevez. El sacrificio que lo llevó a convertirse en el "Jugador del pueblo" tuvo su premio con eso que él tanto buscó: el encuentro con el gol, y hoy por partida doble. Esa sangre y ambición de pelear cada pelota como la última, de estar seguro de que siempre puede más, lo impulsó a enfadarse cuando a los 23 minutos del segundo tiempo Diego Maradona decidió sustituirlo por Juan Sebastián Verón. El delantero al salir fue abrazado por el DT, pero el Apache miró hacia el piso y dejó sus brazos al costado del cuerpo, señal de que no compartía la decisión tomada por el entrenador. "Me sentía bien y no entendí el cambio. Son momentos de calentura y después se van. En ese momento la selección no podía agarrar la pelota, pero no soy el único culpable cuando no la tiene", explicó el delantero. 

Con sus dos goles, se convirtió en el mejor de un seleccionado que hoy no tuvo picos altos en los rendimientos individuales. "Necesitaba un partido así para reafirmar que estoy bien y que tengo hambre de gloria con esta camiseta", resaltó el hombre de Manchester City. El primer tanto lo marcó en off side, pero bien ubicado para cabecear al gol y el segundo fue una jugada marca Tevez. Acomodó el balón afuera del área, buscó espacio y en un segundo decidió sacar un terrible derechazo: la pelota salió como una bala, inatajable para el arquero mexicano. 

Los delanteros viven del gol y bienvenida esta oxigenación al sacrificado Tevez, que desde que llegó a Pretoria remarcó que cumplir el rol que le pedía Maradona atentaba contra su vocación goleadora, pero que estaba a disposición del equipo. Para el Apache, el conjunto está por encima de sus deseos individuales ¿Qué cambió hoy? "Diego me pidió que me pare como delantero, que baje cuando quiera, pero que recuerde que soy delantero", explicó Tevez. 

Sacó pecho en la propuesta física de México. Defendió y atacó. Jugó y marcó. Jugó como lo hace siempre, en amistosos o partidos definitorios, con el corazón en la mano y la convicción de jamás negociar el esfuerzo cuando la pelota la tiene el rival. 


(*) Información provista por Canchallena.com
 
Copyright 2010, SA LA NACION
En Imágenes