Deportes

Uno por uno así jugó Argentina

Este es el análisis de cada jugador del seleccionado argentino en la victoria frente a México. Con la figura de Tévez como estandarte, Argentina se vuelve a enfrentar con Alemania en cuartos de final.

Romero: Le salvó el travesaño recién comenzado el partido y no se vio verdaderamente exigido durante la mayor parte de la noche. Cuando México comenzó a llegar, transmitió dudas. Hizo la estatua en el gol de Hernández.

Otamendi: Discreto. Mientras México se dedicó a especular no tuvo problemas para pasar inadvertido; cuando Barrera o Salcido lo encararon no siempre cerró bien su banda.

Demichelis: Vigiló de cerca a los delanteros mexicanos, estuvo atento al corte e incluso trató de sacar la pelota jugada para negarle opciones a los mexicanos.

Burdisso: Mezcló bien con Demichelis y cerraron con criterio el centro de la zaga, obligando a la segunda línea mexicana a buscar alternativas de acceso a la portería de Romero.

Heinze: Actuó de lateral izquierdo, desde donde trató de sumarse al ataque las pocas veces que Argentina consiguió tocar el balón en el centro del campo. Trabajador e intenso pero con problemas para sacar la pelota por su banda.

Mascherano: Le faltó visión periférica para comandar el juego de creación de la selección argentina. Retrasó su posición cuando fue necesario para arropar a la defensa pero no estuvo fino a la hora de lanzar al equipo.

Maxi Rodríguez: Intermitente. Trató de mezclar con Messi y abrir espacios para que la estrella argentina encontrase su sitio pero no siempre eligió bien. Acabó jugando casi de lateral para frenar las incorporaciones de Salcido.

Di María: Lo intentó por su banda y trazando diagonales hacia la meta mexicana. Se fabricó una oportunidad que no pudo culminar. Acabó sustituido tras un esfuerzo colosal.

Messi: Jugó casi de mediocentro durante buena parte del partido. Muy encimado, nunca mezcló bien con sus compañeros. Estuvo errático y muy lejos de sus actuaciones precedentes en el Mundial. Sólo dispuso de una ocasión clara en el tiempo de descuento que le sacó bien Pérez.

Higuaín: Cumplió con el trabajo para el que lo trajo Maradona y volvió a marcar, lo que le sitúa en lo alto de la tabla de goleadores con cuatro tantos.

Tevez: El mejor. No sólo por los tantos que marcó, uno fruto de su insistencia incansable, el otro de un remate duro y colocado, sino por su despliegue físico colosal, fundamental para amedrentar a la defensa mexicana, demasiado blanda para unos octavos de final.

Verón: Sustituyó a Tévez, el héroe del partido, a los 69 minutos, para dar más consistencia al centro del campo y tener más el balón. Cumplió ambas funciones.

Jonás Gutiérrez: Ocupó el puesto por la banda derecha de Ángel di María, su posición natural aunque Maradona viene utilizándolo de defensa. Apenas tuvo tiempo de demostrar nada.

Javier Pastore: Entró por Maxi Rodriguéz cuando el partido ya estaba prácticamente acabado.
Opiniones (0)
26 de Febrero de 2017|18:20
1
ERROR
26 de Febrero de 2017|18:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile