Deportes

Con las defensas altas

Como ya no hay margen para el error, el cuerpo técnico enfocó los trabajos en la última línea del equipo, que mostró varias grietas en la fase de grupos.

PRETORIA.- Como para encarar el comienzo de los octavos de final sobre una base de sustentación homogénea, Diego Maradona definió en la intimidad que su principal materia pendiente era la consolidación de un funcionamiento defensivo más estable. Es que aun llegando poco, Nigeria, Corea y Grecia, con simples avisos, desnudaron sus errores en el retroceso. Y a pesar de una cosecha de puntos ideal en el Grupo B, para el seleccionado argentino llegó el tiempo de no cometer errores en ese sector del equipo ahora que una delgada línea separa la alegría de la decepción. 

Para este partido con México, en las prácticas en el complejo HPC de la Universidad de Pretoria se hizo hincapié en achicar el margen de error en resguardo de la valla de Sergio Romero, un arquero que hasta el momento mostró seguridad en los momentos que fue exigido; se acostumbró a tener escaso trabajo y a responder bien en las pocas jugadas de peligro que generaron los rivales. Para el resto del andamiaje defensivo llegó, más que nunca en esta Copa del Mundo, la hora de entender las limitaciones propias, agruparse lo mejor posible ante los intentos que se le propongan enfrente y sin dejar espacios entre sus líneas. 

Maradona fue retocando su esquema base en todos los partidos del Mundial, pero ahora volverá a un perfil de defensores que utilizó y que tanto elogió en el 1-0 sobre Alemania del 3 de marzo pasado. Esto no significa que la Argentina entregará la iniciativa, pero sí que defenderá con cuatro marcadores centrales en el fondo, detrás de una línea media con más marca a partir del ingreso de Maxi Rodríguez por Juan Sebastián Verón. 

En los planes de México estará seguramente presionar en forma asfixiante en el medio y salir al ataque posiblemente con tres delanteros (Giovanni dos Santos, Guillermo Franco y Pablo Barrera), pero se supone que la sumatoria de zagueros en el fondo y una intención más combativa como equipo debería perjudicarles la tarea. Vale entender por qué cada elección de Maradona y qué pretende de ellos a partir de ahora, donde cada encuentro se vuelve trascendental. 

-Nicolás Otamendi: Maradona quedó conforme con su actuación ante los griegos y lo quiere en el costado derecho con la prioridad para cubrir el sector. Se verá si más retenido que en el partido anterior, pero lo principal es que no le ganen la espaldas. En tándem con Maxi Rodríguez, la premisa es que no dejen espacios, en la zona donde intentará desequilibrar Barrera, un extremo izquierdo movedizo y encarador. 

-Martín Demichelis: fue el defensor argentino de más bajo rendimiento en la primera etapa del Mundial. Cuando fue más exigido, más ha fallado, especialmente en los anticipos. Maradona sabe que el defensor no atraviesa por un buen momento personal y la sensación de inseguridad que transmite en el mano a mano es evidente. Debe sepultar los fantasmas de su error ante Corea del Sur. Desde el cuerpo técnico se pretende que no salga a marcar fuera de su zona, que sea más claro en los despejes y que aporte seguridad en el juego aéreo. En ese rubro tendrá un duelo personal con Guillermo Franco. 

-Nicolás Burdisso: Walter Samuel se levantó ayer con una molestia en la cara posterior del muslo izquierdo, donde sufrió una contractura, y por eso Burdisso mantendrá la titularidad. En los dos partidos que le tocó jugar, el defensor de Roma respondió correctamente. Se espera que mantenga la solidez defensiva y que como segundo marcador central siga atento y concentrado, firme a la hora de marcar y cerrando con seguridad cada vez que le toque intervenir. 

-Gabriel Heinze: en defensa es el que muestra más personalidad y temple, aunque a veces cae en la fuerza desmedida y termina un tanto desarmado en el mano a mano. Está claro que ejerce el liderazgo defensivo que se le adjudica. En la posición del lateral izquierdo tiene la misión de no dejar agujeros frente a Giovani Dos Santos, ex jugador de Barcelona, que actualmente juega en Galatasaray, de Turquía. 

Más allá de la tarea inicial en los días previos a los partidos -fortalecer física y anímicamente al plantel y recuperar a los lesionados-, Maradona y sus colaboradores saben que la última línea debe alcanzar la calidad suficiente para avanzar lo más lejos posible, la gran obsesión, inserta dentro de la cabeza del seleccionado. Las distracciones pueden dejar a la Argentina con las valijas repletas de frustraciones. 

2 goles señalaron los defensores argentinos en lo que va del Mundial (acumulan el 28,5% de los tantos del equipo). El primero en marcar fue Gabriel Heinze, quien convirtió el único gol con el que Argentina derrotó 1 a 0 a Nigeria. Frente a Grecia, Martín Demichelis señaló el 1 a 0. 

*Información provista por canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|07:39
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|07:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016