Deportes

La nueva caída del imperio romano

La capital italiana vivió un día negro: la ciudad se paralizó y hubo un pedido unánime para una refundación del Calcio.

ROMA.- Bronca, decepción, vergüenza, la peor humillación de todas. Esto se respiraba ayer en Italia después de la clamorosa , pero "justa", eliminación de los azzurri del Mundial, un escenario apocalíptico que pocos se habían atrevido a imaginar. "E´ finita, siamo fuori" ("se terminó, estamos afuera"), repetían, indignados, los miles de tifosi que se iban retirando -pasadas las seis de la tarde de uno de los peores días de la historia del calcio -, de la zona de Villa Borghese, un parque del centro de esta capital donde habían visto el partido ante una maxipantalla. 

Enojados, con sus rostros aún pintados con el tricolore , vistiendo camisetas azzurri , pocos tenían ganas de hablar. "No hay nada que decir. Es una vergüenza, nos fue peor que a Francia", dijo a LA NACION Federico, un estudiante de química de 23 años. "¿Cómo me siento? Decepcionado, no enojado. El equipo no existía. Nos teníamos que ir a casa", agregó. "Vimos un equipo sin fuerza, sin garra, sin pasión. Un desastre total. Ustedes, los argentinos, sí tienen un equipazo y un DT con alma, como Diego Maradona", intervino su novia, Daniela, con los ojos hinchados por el llanto. "Hay que jugar 90 minutos, no 15... Se materializó el peor de los peores pronósticos", comentó Sergio, un bancario de 58 años que confesó que se lo esperaba. 

Al igual que la mayoría de comentadores, blogueros, periodistas, expertos, los hinchas reconocían la total superioridad de Eslovaquia. Y culpaban del escandaloso fracaso de los campeones del mundo a uno solo: el director técnico, Marcello Lippi. Todo el mundo cuestionaba su decisión de no convocar a jugadores como Cassano y Balotelli, figuras en la liga local, y a sus "incomprensibles" elecciones a la hora de parar el equipo dentro de la cancha. 

En los medios reinaba el mismo clima de luto, vergüenza y humillación. "Es el peor resultado de Italia en la historia del Mundial: los azzurri nunca ganaron un partido", destacaba Ilaria D´Amico, comentadora estrella del canal satelital SKY. "Acaba de escribirse una de las páginas más humillantes de la historia de la selección de Italia. Italia perdió la cara, todo por culpa del señor Lippi, que se equivocó en todo", denunció por su parte Aldo Biscardi, veterano periodista televisivo. 

Mientras en la Red hervían los comentarios de tifosi indignados, que tachaban a los azzurri de "zombies, el retorno de los muertos vivos", también muchos llamaban a una reflexión profunda. "Hay que recomenzar con humildad. Hay que hacer jugar a jóvenes italianos. Basta de viejos y basta de jugadores extranjeros en el campeonato porque, si no, el calcio está terminado", indicó un comentarista que sintetizaba el pensamiento de muchos en el país. 

En las calles, que se habían paralizado durante el "partido de la verdad", por la noche seguía reinando un silencio sepulcral. "¿Qué puedo decir? Que estoy contento de que estamos afuera", dijo Ettore, que paseaba a su perro cerca de la Piazza Navona. ¿Por qué? "Porque así evitamos un papelón en los octavos de final del torneo frente a Holanda." 

(*) Información provista por canchallena.com. Copyrigth 2010. LA NACION SA.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|09:27
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|09:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic