Tres años y mucha onda para la noche mendocina

Voodoo Bar llegó a su tercer aniversario y decidió tirar la casa por la ventana. A pesar del intenso frío invernal, el boliche recibió a invitados especiales –además de los habitúes de siempre- y preparó una noche de fiesta para recordar. Entrá a la nota y mirá la extensa galería de fotos.

Es sabido que los noctámbulos mendocinos son capaces de resistir las inclemencias del invierno. Para muchos, el plan de diversión absoluta para el fin de semana es salir a bailar y ni el peor invierno los hace cambiar de opinión. "Además, el Voodoo ya garantiza una noche espectacular, así que vale la pena aguantar un poco el frío hasta llegar", explica uno de los habitúes que aguardaba en la fila de la puerta del lugar.

Es que el ya súper conocido restó bar y boliche cumplió un nuevo año y nadie quiso perderse la celebración.

Súper sexies. Florencia Labat, Lucía Gnazzo, Julieta Farmache y Fernanda Rivera.   

Tienen la palabra. “Estamos de fiesta porque si bien el boliche nació hace poco, el suceso y la entrada que ha tenido en todos los jóvenes de Mendoza han sido indiscutibles. Hace tres años, un grupo de amigos se puso a pensar un lugar diferente para bailar, pero que también fuera atractivo y creara espacios para aquel que opta por cenar en un restó con excelente carta o al que le gusta disfrutar los mejores tragos. Simplemente, el objetivo no era armar un boliche más, sino generar un lugar de reunión para amigos que quieran pasarla bien”, explicó a MDZ Pela Pascual, uno de los RRPP del lugar.

“Puedo decir que Voodoo fue creciendo de a poco pero sostenidamente, siempre manteniendo la misma consigna: el mejor servicio y un excelente nivel para los clientes”, comentó el productor de eventos Ricky Videla.

Salida de amigos. Pablo Chesi junto a un integrante de la mesa que quiso quedar en el anonimato, Jorge Bianchi, Álvaro Villanueva, Gastón Balter y Tomás Larriqueta.

Una fiesta especial. Desde temprano –el convite arrancó a las 23- los invitados especiales disfrutaron todos los sectores del lugar: mientras algunos cenaban y probaban la exclusiva carta, otros pudieron deleitarse con los diferentes happy hours temáticos, que se sucedieron cada una hora en todas las barras (los más variados tragos, como el campari con naranja, vodka y energizante, fernet con coca, mojito y muchos otros fueron de la partida).

Lluvias de papelitos, diferentes performances y la mejor música garantizaron el éxito de la party.

Bernardita Dragonetti y Guadalupe del Peral derritieron la pista, apesar de la fresca noche.

Lookearse, una obligación. Por supuesto, la vestimenta no es un tema que quedó librado al azar. Todos –varones y chicas- se produjeron con lo mejor de sus guardarropas. “La noche lo ameritaba. Había que venir topísimos, porque aunque digan que no, esto es una vidriera: se mira y se es mirado”, dijo una de las chicas más puntuales a la cita. “Hubo que vestirse con ingenio: lograr estar sexies y divinas y al mismo tiempo, bien abrigaditas”, remató otra.

Las chicas Speed mataron con su look: sobretodos de cuero, sexies remeritas ajustadas al cuerpo, sensual actitud  y provocativas miradas.

¿Los tips invernales? Los “colores madre”: el blanco y, sobretodo, el negro; indiscutidos para ellos y ellas. Mucho cuero –original y ecológico- y tachas. El animal print es, también, el golazo de la temporada. Para las piernas de ellas, la novedad absoluta son las calzas o leggins engomadas o estampadas y las medias caladas con diseños florales o barrocos.

Para ellos, el montgomery es el abrigo de la temporada. ¿Accesorios de hombre? Mucha bufanda XL, chalinas y boinas.  

En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho