Deportes

20 años de 90 minutos malditos

El archivo de recuerdos es impiadoso. Inexorablemente vuelve y no discrimina entre culpables y herederos, entonces siempre al último le toca cargar con la mochila. Con los octavos de final comenzará la inhóspita etapa de la muerte súbita.

PRETORIA.- El archivo de recuerdos es impiadoso. Inexorablemente vuelve y no discrimina entre culpables y herederos, entonces siempre al último le toca cargar con la mochila. Con los octavos de final comenzará la inhóspita etapa de la muerte súbita, ese camino sin retorno que desde hace tiempo parece tapizado de espinas para la Argentina. Hoy es el cumpleaños número 23 de Lionel Messi, casi el mismo tiempo que arrastra la selección albiceleste sin poder ganar en el tiempo reglamentario un partido por los playoffs, sí, de eliminación directa, en una Copa del Mundo. Increíble..., pero real. 

El estigma se fortaleció mientras la Argentina se alejó de la elite. Y se transformó en un trauma. Justo un 24 de junio, pero de 1990, en el estadio Delle Alpi, de Turín, por los octavos de final del certamen de Italia, aquella selección deshilachada de Bilardo superó 1 a 0 a Brasil con el inolvidable gol de Claudio Caniggia para aterrizar en los cuartos de final. Desde entonces, para acceder a otra instancia, la selección debió valerse de los penales, del tiempo suplementario... o simplemente se resignó y armó las valijas. Desde aquel cumpleañitos de 3 de Messi, nunca más la Argentina se impuso en los 90 minutos de un encuentro a todo o nada en la ruta decisiva de un Mundial. 

Aunque se volvió más larga de lo imaginado, la cadena es sencilla: por los cuartos y en las semifinales del 90, la Argentina necesitó de la inspirada intuición de Goycochea para superar sucesivamente a Yugoslavia y a Italia. Luego, en la final, en los 90 minutos, Alemania se quedó con el título. En los Estados Unidos 94, tras la bisagra emocional que significó el doping de Maradona, la selección cayó en los octavos por 3 a 2 con Rumania. En Francia 98, en los octavos, otra vez los azarosos penales permitieron despedir a Inglaterra con Roa como figura, pero algunos días después, a sólo un minuto de llegar a esa vía de definición, Holanda pegó el cachetazo certero con el bombazo cruzado de Dennis Bergkamp. 

En 2002, se sabe, ni se pudo sortear el corte de la primera rueda. Más acá, en 2006, en la última experiencia frustrante, los octavos de final sólo se superaron con la inolvidable volea de Maxi Rodríguez para eliminar a México cuando el cotejo ya transitaba por la etapa suplementaria. Y unas jornadas más tarde, los anfitriones y el célebre papelito del arquero Jens Lehmann despidieron a la selección de Pekerman desde el punto del penal. Hoy se cumplen 20 años que la Argentina no gana un cruce directo en el tiempo reglamentario de una Copa del Mundo. Contra México se abrirá un minitorneo de cuatro fechas. El partido en el Soccer City sólo será una estación, pero derribar el mito de los 90 minutos malditos podría simbolizar otra huella de evolución para un grupo que encontró en el combustible anímico su mejor propulsión.

 

(*) Información provista por canchallena.com. Copyrigth 2010. LA NACION SA.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|17:19
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|17:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016