Deportes

Ante Grecia, Diego renace siempre

Desde otro lugar, vive una situación similar a la de 1994, cuando hizo su último gol en un mundial justo ante el rival de pasado mañana.

PRETORIA.- Mañana, cuando Diego Armando Maradona se siente por tercera vez en dos semanas en el auditorio del estadio Loftus, para su ya habitual conferencia de prensa antes de un partido, esta vez contra Grecia, se estarán cumpliendo 16 años exactos de aquel otro en el que convirtió su último gol en un Mundial, justamente contra? Grecia.  

Aquí y ahora, seguramente, hablará una vez más de sus "23 fieras" y de esos delanteros en los que confía ciegamente "y que en cualquier momento te ganan un partido".  

De allá y de entonces, fácilmente, todos recordarán la camiseta azul y el grito desaforado de gol, pero quizá pocos -tal vez ni Diego mismo- tendrán presente una frase que él ha usado para definir a aquel equipo que afrontó el Mundial de Estados Unidos 94, en algún punto tan parecido a éste que afronta el Mundial de Sudáfrica 2010: "En el arranque, éramos el mejor equipo, lejos. Nosotros nos habíamos recontrajurado que nos teníamos que tomar revancha por todo lo que habíamos vivido y lo estábamos consiguiendo".  

Vale interrumpir el recuerdo aquí: Maradona había desembarcado de nuevo en aquel plantel tras el 5-0 de Colombia en el Monumental, por las eliminatorias. Y, desde allí hasta el Mundial, el viaje no había sido menos tormentoso.  

Sigue el recuerdo, ya en tierras norteamericanas: "Nosotros teníamos al mejor delantero, que era Batistuta, que estaba en su mejor momento; la metía Caniggia, que estaba motivado por mí; se había insertado fenómeno Balbo en una posición diferente... Nosotros no necesitábamos defender, ¡nos defendíamos con la pelota! Porque ésa era la propuesta de Basile. El nos dijo: «Miren, si nosotros queremos jugar como yo los paro, con Maradona, Caniggia, Balbo, Batistuta, Simeone y Redondo, perdemos cinco a cero... Ahora, si nosotros tenemos la pelota y nos adaptamos a ser la sombra uno del otro, a bajar y a dar nada más que una manito, una vez uno, otra vez el otro, la cosa va a funcionar». ¡Y cómo funcionaba! Llegábamos todos y así le hice el gol a Grecia: tocando, tac-tac-tac, una ametralladora, pared, Redondo, yo, golazo, golazo... Pero también llegaba el Cholo Simeone, y llegaba el Flaco Chamot... Teníamos un equipazo. Por eso arrasamos a Grecia, aquel 21 de junio, 4 a 0. Teníamos un equipazo y ésa es la gran amargura mía, una amargura que me va a acompañar toda la vida".  

Que la historia termine de otro modo no depende, ahora, exclusivamente de él, sino de esos hombres que él ha elegido y que están provocando, por estas horas, después de dos partidos jugados, los comentarios que Maradona y sus compañeros provocaban por entonces, y que ha recordado con tanto detalle: "Hablando con Bebeto, con Romario, ellos me decían: «Epa, acá está el equipo, no es sólo Maradona... Es un equipo con fortaleza mental, con fortaleza física, con presencia». Eso no lo dijo cualquiera, ¿eh? Me lo dijeron Bebeto y Romario, a mí, en persona. Querían decir que para los brasileños, en dos partidos, nosotros ya éramos los rivales por vencer. Para todos, éramos los rivales".  

Renacer ha sido una constante en la vida de Maradona. Y aquel partido, independientemente de lo que vino después, tuvo mucho de renacimiento. Hoy, desde otro lugar, vive una situación similar, en tanto y en cuanto está empezando a cambiar descreimiento por esperanza. Grecia parece inspirarlo, en ese sentido, y el mito del Ave Fénix, que siempre renace, se le aplica, una vez más, con facilidad escolar.  

DIXIT  

"Argentina tiene 22 jugadores fantásticos y a Messi, que es un escalón superior, el mejor jugador del mundo"  

Pantelis Kapetanos (futbolista griego)

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:36
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016