Deportes

Cuando lo necesitan, el Kun está... y por sus propios méritos

Tras la buena actuación frente a Corea del Sur, Sergio Agüero espera ganarse un lugar entre los titulares.

PRETORIA.- Hay algunos comentarios que en el fútbol se toman como normales o lógicos, pero no habría que perder de vista el contexto para darles su justa valoración. Por ejemplo, que Sergio Agüero contó con alguna preferencia para integrar la lista de 23 de la Argentina por ser el yerno de su entrenador, Diego Maradona. Nada más alejado de la realidad, pues está claro que es un delantero de los que no abundan y que la procacidad con que trascendió en Independiente y en Atlético de Madrid lo ha impulsado a vestir la camiseta celeste y blanca mucho antes de vincularse sentimentalmente con Gianinna Maradona, la hija menor del DT.  

Con la denominación @aguerosergiokun , es el único del plantel argentino que utiliza Twitter en la intimidad de la concentración del HPC de la Universidad de Pretoria. "Entrenamos a la mañana y toda la tarde con la flia. Mañana volvemos a entrenar para darles otra alegría el martes!!!" , fue el mensaje de ayer. Después de una jornada distendida para el plantel argentino, en la que tuvieron libre desde el mediodía hasta la noche, Maradona comenzó a poner la cabeza en el partido del martes que viene, con Grecia, en el cierre del Grupo B. De su evaluación de rendimientos -especialmente  en el rubro físico- para asegurar la clasificación saldrán los supuestos cambios para llegar lo mejor posible a los octavos de final.  

Por lo visto en el segundo tiempo frente a Corea del Sur, Agüero parece haber instalado su nombre en las anotaciones del director técnico con las posibles variantes. "Estoy muy contento por haber aprovechado los minutos que me dio el técnico ante Corea y feliz al fin por haber debutado en un Mundial", había dicho el Kun, que ayer pasó toda la tarde con su mujer, su hijo Benjamín, su padre Leonel, su padrino Darío y sus hermanos Gabriel y Mayra.  

Lionel Messi, Carlos Tevez y Gonzalo Higuaín son los titulares para Maradona, pero cuando ingresa Agüero actúa como un impulso que es determinante y que resultó clave ante Corea del Sur para sentenciar el partido.  

"Es difícil para un delantero entrar de suplente, pues en poco tiempo uno tiene que responder y hacer goles. Cuando Diego me dijo que entrara, me dijo que me moviera cerca de Leo y que lo dejáramos al Pipita de punta. Uno tiene que estar preparado para cuando lo necesitan y serle de utilidad al equipo", explicaría tras el partido el delantero de Atlético de Madrid.  

A mediano y a largo plazo, Maradona proyecta en su cabeza aquellos movimientos que el Kun y la Pulga supieron combinar en el Mundial Sub 20 de 2005 o en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008. En Holanda, tiraron las primeras paredes. Leo tenía 18 años y Sergio, 17 (era el más chico del plantel). Arrancaron como suplentes en el 0-1 del debut ante Estados Unidos, aunque en el segundo partido, frente a Egipto, Messi fue titular para no salir más, ser figura y ganar el Mundial. Agüero hizo banco con buenas intervenciones, especialmente en la final ante Nigeria. Desde entonces, fueron amigos y compinches inseparables. Pasado, presente y futuro en envases de cracks, con toda la ilusión que ya despertaron y con el enorme porvenir que tienen.  

Messi, toda una estrella que pretende llevar al seleccionado a lo más alto en esta Copa del Mundo, dice de Agüero: "Todos lo conocemos y sabemos la clase de jugador que es. Lamentablemente, no tuvimos la posibilidad de jugar mucho tiempo juntos, pero cada vez que lo hicimos me sentí muy cómodo jugando a su lado". Agüero, que es el as de espadas de Atlético de Madrid y que es pretendido por Chelsea, opinó sobre Messi: "Es un grande, cualquier equipo quisiera tenerlo y cualquier jugador quisiera ser compañero suyo. Messi-Agüero para mí es la pareja perfecta. Ahora que tenemos la suerte de estar juntos nos reímos mucho. Somos amigos y nuestras familias se aprecian mutuamente".  

Tiene gambeta, es fuerte, no le pesa la responsabilidad y cuando define, busca los rincones y ángulos donde no llegan los arqueros. Antes del Mundial de Alemania 2006, no le alcanzó su desempeño en el Sub 20 de Holanda como sí consiguió catapultarse su amigo Lionel Messi. Ahora, ya tuvo su bautismo de fuego en Sudáfrica y entrega suficientes indicios como para que sus presencias sean tenidas en cuenta.  

DOS TITULOS CON LA CELESTE Y BLANCA  

Sergio Agüero ganó dos mundiales Sub 20 con la selección argentina. El primero de ellos fue el de Holanda 2005. Dos años después, en Canadá 2007, volvió a integrar el plantel campeón.  

716 minutos jugó Agüero en el seleccionado en 23 partidos (8 goles); 311 minutos sumó en el ciclo de Alfio Basile, que lo hizo debutar el 3 de septiembre de 2006, en el 0-3 con Brasil, en Inglaterra.  

*Información provista por canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

En Imágenes