Los traspasos de acciones de YPF y Esso están en manos de Cristina

El cese de pagos con el club de París y los bonistas subsitentes traban el acceso al crédito a compradores de YPF. Una causa judicial bloquea la operación de Esso en el país.

El proceso de “argentinización” de YPF y la venta de la filial local de la Esso a Petrobrás, con una posible participación de Enarsa, dependen ahora de los pasos que dé el gobierno de Cristina Kirchner para destrabar la concreción, informó mercados.com.ar. 

En el caso de YPF, el grupo Petersen tropieza con dificultades para reunir el financiamiento necesario que le permita pagar a Repsol US$ 3.500 millones por 25 % de las acciones de la ex petrolera estatal. Por un lado, la crisis subprime endureció el acceso al crédito y, por otro, la demora de la administración de Néstor Kirchner en salir del default con el Club de París y los holdouts obstruye particularmente las gestiones de empresas argentinas para concretar inversiones de ese tenor.

El bloqueo a la transferencia de activos de Esso, en cambio, obedece a una causa judicial que pesa sobre la compañía por una denuncia aduanera hecha en 2003 y dejó stand by una oferta de US$ 900 millones que habría presentado Petrobrás a la Exxon Mobil por el paquete total de la operación de la petrolera norteamericana en Brasil, Uruguay, Chile y Argentina.

Las presuntas maniobras de contrabando que constan en el expediente habrían superado los US$ 30 millones. Las diligencias judiciales estuvieron cuatro años paralizadas, salvo por un allanamiento inicial.

Pero el juez Federico Faggionato las reactivó el 29 de noviembre, al citar a varios funcionarios de la aduana y anticipar que luego llamaría a los ejecutivos de la compañía. Las multas en juego podrían llegar a US$ 600 millones, y lo que es peor, podría revocársele la personería jurídica.

Este tema, que traba un millonario negocio regional de mayor volumen liderado por la petrolera brasileña, fue especialmente abordado por el titular de la compañía, en oportunidad de asistir a la ceremonia de asunción de la presidenta Cristina Kirchner.

Gabrielli estuvo en la embajada en Buenos Aires, lo mismo que el asesor presidencial Marco Aurelio García, ambos presumiblemente abocados a negociar el caso de la Esso.

Sabido es que, además de esta instancia judicial que parecía olvidada, el gobierno argentino tiene injerencia en los posibles problemas de competencia que se presentarían si Petrobrás absorbiera la Esso.

Y también es conocida la postura del entorno kirchnerista de entrar, ya sea vía Enarsa o de empresarios amigos, como Marcelo Mindlin, en la conducción de la Esso.

YPF en veremos

Tras una reunión entre el titular de Repsol Antonio Brufau y Sergio Eskenazi, se acordó en cerrar por tramos el acuerdo para el traspaso de las acciones de YPF al grupo Petersen.

El anuncio se haría antes de fin de año, si bien la empresa YPF informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que ha convocado a una asamblea para el día 8 de enero de 2006 con el propósito de tratar la aprobación de un programa de emisión de Obligaciones Negociables por US$ 1.000 millones y la modificación del plazo vigente en el estatuto para la concreción de transferencias de acciones en el marco de una oferta pública de adquisición.

La demora del grupo argentino en reunir el financiamiento para pagar la suma comprometida fue la causante de que la compañía española haya tenido que adecuar sus estatutos y cubrir sus necesidades.

Según trascendió, los bancos intervinientes en la operación recomendaron que la transacción, que involucra un paquete accionario del 25 %, por alrededor de 3.000 millones de dólares, dada la volatilidad de los mercados se desdoble en por lo menos dos etapas: una inmediata por el 15 % de las acciones y otra que comprenderá el 10 % en los tres meses posteriores.

El ritmo seguramente lo irá marcando la accesibilidad argentina a los mercados, tanto por la evolución de la liquidez, cuanto por la misma inserción del país en la comunidad financiera, para la cual la salida del default es condición sine qua non.

La nota firmada por Brufau y dirigida a la Bolsa convoca a "los señores accionistas a la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria que se realizará el día 8 de enero de 2008, en la sede social de sita en avenida Presidente Roque Sánez Peña 777", en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para la "aprobación del Programa de emisión negociables por US$ 1.000 millones" y la "adecuación del texto subinciso (Vii) del inciso f) del artículo 7mo. -Trasferencias de acciones- de los estatutos, a las normas de la Comisión Nacional de Valores".

En un anexo, YPF recuerda el texto actual del artículo 7mo. y el "proyecto de reforma de estatuto", que sostiene que "la oferta pública de adquisición no podrá ser inferior a veinte (20) días, ni exceder de treinta (30) días contados desde la fecha de autorización de la solicitud de oferta pública por la Comisión Nacional de Valores de Argentina".

El artículo contempla que "la oferta pública de adquisición no podrá expirar antes de los 90 días posteriores a la fecha en la cual el aviso de la oferta fue dada a los accionistas o publicada según lo indicado en el subinciso (iii)", según el gerente general de la firma, Antonio Gomis Sáez.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 05:55
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 05:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'