Deportes

Grandes países y grandes problemas: los seleccionados europeos en franca crisis

Llegaron al Mundial con chapa de candidatos, u obligados a hacer buenos papeles; pero cuatro potencias del Viejo Continente se ven ahora en aprietos. un análisis de las urgencias de Francia, Inglaterra, España y Alemania. El fútbol vacío del Viejo Continente, en la mira de los analistas.

Las expectativas, como siempre, eran altas para las potencias europeas. Sin embargo, el comienzo del Mundial de Sudáfrica encuentra a cuatro de ellas en situaciones que no esperaban al inicio de la competencia. Aunque cada una cuenta con diferencias urgencias, el denominador común es la decepción. Aquí, un repaso por la actualidad en crisis de Francia, Inglaterra, España y Alemania. 


Inglaterra: muchas estrellas y pocas luces. Lo de Inglaterra es preocupante por partida doble: en juego y en resultados. El equipo no le dio hoy una alegría a Fabio Capello en su cumpleaños número 64. Más bien lo contrario: con una actuación muy pobre, igualó 0 a 0 con Argelia y, tras el empate en uno con los Estados Unidos de la jornada inicial, sumó apenas su segundo punto en el Mundial. 

Quizá lo peor de este equipo sea la falta de actitud y de ideas. Plagado de figuras y hombres de buen pie, no ha encontrado en 180 minutos una creación y circulación de juego interesante. Lampard y Gerrard no sólo no se complementan, sino que hasta a veces parecieran molestarse. Barry no gravita y Lennon, el más adelantado por derecha, no encuentra socios. 

Muy opaco también es lo de Rooney, la estrella de este equipo, que no pesó en ninguno de los encuentros. Los Leones necesitarán mucho más de él en el cierre del grupo C ante Eslovenia (el puntero) si quieren clasificarse sin depender de lo que ocurra en el otro encuentro. Para eso, deberán obtener los tres puntos en los próximos 90 minutos, el miércoles, o empatar y que los a favor favorezcan a los ingleses por sobre Estados Unidos.. 


Alemania, sin término medio. El conjunto germano pasó de la goleada por 4 a 0 ante Australia a una dura derrota por 1 a 0 ante Serbia, en la cual mostró poco juego colectivo y se llevó una mala noticia para el tercer partido: la expulsión del delantero Klose. 

"No fuimos tan dominadores como lo habíamos planeado. Pero no tengo ninguna duda de que estaremos en octavos de final", dijo, confiado, Joachim Low. "Tuvimos muchos problemas hoy, dos amarillas y luego la roja para Klose, muchas situaciones erradas, además de un penal", analizó. 

La derrota neutraliza la buena imagen del debut y complica al equipo de Löw, que tendrá que ganar el duelo ante Ghana si quiere asegurarse la clasificación. Los germanos deberán seguir de cerca el match entre Ghana y Australia. "No vamos a ponernos nerviosos. Todavía tenemos el destino en nuestras manos", declaró el técnico germano. Pese a la derrota, Alemania no pierde las esperanzas. 


Francia, a la espera de un milagro. La selección francesa llegó casi sin generar expectativas al Mundial de Sudáfrica y no logró revertir esa imagen inicial en sus dos pálidas presentaciones. Sus bajas performances la hacen depender de otros resultados para aspirar a pasar a los octavos de final. Los galos igualaron 0 a 0 ante Uruguay en la presentación y, luego, cayeron 2 a 0 ante México. El martes cerrarán su participación en el Grupo A ante Sudáfrica, con la obligación de ganar y a la espera de que haya un ganador en el otro partido que sostendrán Uruguay y México. 

En la Zona A, Uruguay y México suman cuatro puntos, seguidos por Francia y Sudáfrica, con uno. El equipo de Domenech está obligado a lograr un éxito y sabe que un empate entre charrúas y aztecas clasificará a ambos para la siguiente rueda. 

Los jugadores de Francia sufrieron hoy agresivos embates de la prensa que los llamó "patéticos impostores", Franz Beckenbauer habló de "actuación indigna" en el Mundial y Zinedine Zidane cargó contra el DT Raymod Domenech al declarar que "no es entrenador". 



El gran candidato que dio el mal paso. El tanto de Gelson Fernandes fue mucho más que "el gol de su vida", según comentó minutos después del triunfo de Suiza ante España. El gran candidato cayó en su presentación y una luz de alarma se posó sobre el campeón europeo. 

"Un baño de humildad" fue la frase elegida por los medios ibéricos para representar la sorpresiva caída ante los suizos, en Durban 

La derrota ha convertido el futuro inmediato de España en dos exámenes finales ante Honduras y Chile. No existe otra palabra que no sea victoria. Todo lo que se aleje de este camino se traduce por eliminación. 

Atrás ha quedado, por ahora, el discurso sobre la dificultad del cruce de octavos. Si España queda segunda de grupo podría encontrarse con Brasil. En estos momentos la Roja sólo piensa en sacar adelante los dos encuentros de esta primera fase en pos de la clasificación. 

El triunfo helvético no sólo trajo preocupación, sino que también provocó un cruce entre el ex seleccionador Luis Aragonés y el actual Vicente Del Bosque. "A España le faltó convencimiento para ir por el partido y yo quizá hubiese salido con un solo medio", comentó en la televisión ibérica. "Suena a venganza", contestaron desde la delegación. 

Informe proporcionado por Canchallena.com

La Nación

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|04:20
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|04:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic