Deportes

A un paso de octavos: la Argentina goleó a Corea, pero aún no se siente completa

Superó 4-1 a Corea del Sur, con tres tantos de Higuaín y uno de Chu Young Park, en contra; la Argentina ganaba bien, sufrió por un error de Demichelis y de a ratos quedó descompensada; el martes ante Grecia deberá sellar la clasificación.

JOHANNESBURGO.- La Argentina encontró el gol, volvió a superar claramente a su rival y quedó a un paso de la próxima rueda de Sudáfrica 2010. Sin embargo, el vértigo que ofrece cuando ataca aún no encuentra respaldo a la hora de defender y por eso la selección sufrió para construir una goleada ante Corea del Sur, que dejó al equipo de Maradona con un pie en los octavos de final. El martes deberá definir su pasaje ante Grecia, cuya victoria ante Nigeria no le permitió a la selección sellar su pasaje, aunque es casi mínima la chance de quede eliminada. 



Ante Corea del Sur fue un triunfo que debió haber sido menos laborioso, que se sustentó en las individualidades y que consolidó a Gonzalo Higuaín, autor de tres goles, tras un errático primer partido. 

Nuevamente, fue enorme la tarea de Lionel Messi, que sigue con el gol atragantado, pero que es el motor de un seleccionado que, sin Verón, se maneja en la línea del peligro constante, tanto cuando ataca como cuando se defiende. Jonás Gutierrez tuvo otra vez problemas para defender y Martín Demichelis volvió a ser de lo más flojo en la última línea. Problemas que deberá solucionar el DT, ya que el ex hombre de Vélez no podrá jugar ante Grecia, el martes próximo, por haber sido amonestado y con Samuel lesionado en el primer tiempo. Una gran noticia: la forma en la que entró Agüero, para destrabar el nudo futbolístico en el que se encontraba el equipo atascado en la segunda parte. 

La Argentina fue la que hizo la propuesta desde el inicio. Tuvo las más claras y llegó a la ventaja tras un centro de Messi que desvió Chu Young Park, a los 15 minutos de juego. Pese a encontrarse en desventaja, Corea del Sur esperó agazapada con los once jugadores en su propio campo, mientras el equipo de Maradona tenía la posesión del balón. Sin hacer grandes méritos, la Argentina dominó a los coreanos, que mostraron poco vértigo y una férrea marca sobre Messi. A los 32 minutos, un centro que peinó Burdisso dejó solo a Higuaín. El delantero cabeceó como dicen los libros: de pique al piso, con algo de ayuda de Sung Ryong Jung. El 2 a 0 era justo. 

Messi, nuevamente, jugó con las riendas en sus manos, Di María se hizo amigo del balón y Tevez, en una posición que no siente, aportó esfuerzo, decisión y algo de barullo para asociarse con Messi. Hasta ahí, un primer tiempo casi redondo para el seleccionado, de no ser por la lesión de Samuel: el equipo no había hecho mucho desgaste, llegó al gol con dos centros y la defensa no había tenido sobresaltos. 

Sin embargo, una jugada intrascendente fue mal resuelta por Demichelis, que en su exceso de confianza le permitió a Cheng Young Lee "robar" el balón y definir ante Romero. Así, con esa desatención finalizó el primer tiempo. 

Corea no cambió el esquema en el segundo tiempo y a la Argentina le costó recuperarse del error de Demichelis. Una infantil amonestación para Jonás, por tirar la pelota lejos, seguida de otra amarilla para Mascherano pusieron en evidencia que el seleccionado se complicó solo, por momentos, en un partido que tenía controlado. Yeom Ki Hun tuvo el empate en sus pies, pero la tiró afuera. 

Al seleccionado, al igual que ante Nigeria, le costó capitalizar el envión inicial. La entrada de Agüero, a quince minutos del final, sacó a la Argentina de la laguna para ratificar el poder y desequilibrio que tiene este plantel del medio hacia adelante. Dos grandes combinaciones con Messi terminaron con dos goles del oportuno Higuaín, que acompañó las jugadas para una definición sin problemas (el tercero de su cosecha, con otro buen cabezazo). 

La Argentina pudo salir por sus propios medios de la confusión en la que entró sola. La selección mostró ante un modesto rival que es un equipo descompensado, pero que no le queda grande la chapa de candidato. Es temible y agresivo cuando Messi encuentra espacios y peligroso cuando defiende. 

Información provista por canchallena.com

Copyrigth 2010, LA NACION

 

 

 

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|09:06
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016