Deportes

"La Bombonera" también está en Tokio para los hinchas de Boca

Un bar denominado igual que el estadio se ha convertido en el lugar de reunión de los hinchas xeneizes que llegaron desde la Argentina para ver en vivo el Campeonato Mundial de Clubes. Mediante señas y con mucha buena voluntad, se pueden comunicar con sus amigos japoneses.

El bar "La Bombonera", ubicado en el coqueto barrio de Sendagaya, en Shibuya, es el lugar elegido por los hinchas japoneses de Boca para festejar los triunfos xeneizes en Tokio, mientras comparten la tradicional gastronomía nipona, todo regado con abundante cerveza argentina de una conocida marca que se paga 2.000 yenes la botella, unos 20 dólares.

El refugio suele ser visitado por los integrantes de las peña Boca Japan, que lidera Yukisato Yamamoto, acompañado por su hijo Carlos quienes también convocan a los socios de las peñas xeneizes de Niigata, Saitama y Kashiwa.

Obviamente, lo frecuentan los argentinos que llegaron aquí para ver al equipo de sus amores, que proceden de las más diversas partes del mundo, y que se reúnen en este singular restaurante "azul y oro".

Apenas se ingresa al lugar, se pueden observar camisetas de Boca Juniors, escritas en el idioma japonés, y también español, con los nombres de "El loco Palermo", "Román", "La Bombonera no tiembla, late", que se venden a un precio de 4.200 yenes, aproximadamente 42 dólares.

Las camperas, que ellos denominan de "potrero" habitualmente utilizadas para entrenarse, oscilan entre los 16.800 yenes (168 dólares) las más caras y 10.200 yenes(10 dólares) las mas baratas.

Las camisetas oficiales de Boca Juniors tiene otro precio: 20.000 yenes (200 dólares), y la particularidad de este negocio es que hay casacas de casi todos los tiempos, ya que el enviado de Télam pudo observar en su recorrida las viejas camisetas con el auspicio de "Parmalat".

"Me gusta este lugar, aquí me siento como en la Bombonera de Buenos Aires. Amo a Boca, porque es un club muy ganador. También quiero a la Argentina", dijo a Télam Nahoiro Higa, mientras desplegaba una pequeña bandera azul y oro que había llevado horas antes al entrenamiento de Boca y que decía, en español: "cada vez te quiero más".

Shinshi Nakamura, otro simpatizante, sonriente, exhibía un diario local donde aparecía en una fotografía que se había sacado con Neri Cardozo, cuando el equipo se retiraba del estadio nacional de Tokio.

Los banderines oficiales recordatorios de las finales que Boca le ganó en 2000 el Real Madrid, en Tokio, y 2003 al Milan, en Yokohama, son también otro de los artículos muy apetecidos por los hinchas.

"Fanático del fútbol. Bienvenido a Tokio, Japón. La Bombonera", reza un cartel con los colores azul y oro, mientras las vidrieras exhiben gorros, bufandas, banderas, vinchas, todo escrito en "kanshi".

Luego del partido que Boca le ganó al Etoile Sportive du Sahel, de Túnez, los fanáticos celebraron la victoria, con abundante cerveza, pero más de uno no quiso privarse del famosísimo "sake", la bebida tradicional japonesa.

El bar La Bombonera de Tokio ya se ha convertido en el lugar de culto de los hinchas xeneizes que llegaron desde la Argentina para ver en vivo el Campeonato Mundial de Fútbol.

Allí, mediante el "idioma" de las señas, y con mucha buena voluntad, se pueden comunicar con sus amigos japoneses, que comparten el mismo amor por la camiseta azul y oro.

Los días que no hay partido, La Bombonera se pone musical, y por eso sus dueños contratan músicos latinos. En esta semana, el cantante cubano Alexander Laborde Padrón, brinda su "show" que al final, es coreado con el típico" dale bo.. dale bo.. dale Boca".

Es que ellos quieren sentirse que están realmente en La Bombonera argentina.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|13:13
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|13:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016