Deportes

Milan venció al Urawa y jugará con Boca la final del Mundial de Clubes

Con un gol del holandés Seedorf a los 22’ del segundo tiempo, el conjunto italiano se impuso al Urawa Red Diamonds japonés por 1 a 0. Así, se clasificó para jugar el domingo el partido decisivo frente a Boca Juniors. Entrá y mirá el gol de la victoria.

El AC Milan italiano se convirtió en el segundo finalista de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007 al imponerse 1-0 al Urawa Red Diamonds en la semifinal disputada el jueves 13 de diciembre en Yokohama. El conjunto de Carlo Ancelotti justificó su victoria sobre los nipones en base al gran juego de Kaká y la buena aparición ofensiva de Clarence Seedorf, quien marcó la diferencia final en el marcador durante el complemento.

Sin embargo, el encuentro fue mucho más cerrado de lo que algunos suponían. El equipo de Holger Osieck salió a respetar a los europeos, aunque se mostró veloz y peligroso en la contra gracias al peso ofensivo de Washington y el apoyo de los volantes. Así y todo, el primer remate fue de Andrea Pirlo en un tiro libre que Ryota Tsuzuki envió al tiro de esquina. Enseguida, Máximo Ambrosini anticipó de cabeza en el área y casi convierte, pero el balón se fue apenas desviado.

El conjunto nipón también tuvo buenas posibilidades, sobre todo en el complemento, aunque careció de puntería en los últimos metros para lastimar. En esa segunda mitad, primero fue Washington el que exigió a Dida y luego Alessandro Nesta quien, con un cabezazo en apuros, casi bate a su propia meta. Pero el dominio fue casi todo de los italianos, que lograron encerrar a los japoneses contra su propia área.

Y tanto fueron en búsqueda del gol que finalmente cayó: Kaká recibió por izquierda y eliminó a su marcador hasta llegar a la línea de fondo. El brasileño vio llegar a Clarence Seedorf por el medio y no dudó. Su pase fue precisamente conectado por el holandés, quien se sacó así la espina tras fallar un mano a mano en la primera mitad (0-1; 68').

Los japoneses se lanzaron a buscar el empate en los últimos minutos y se aproximaron un poco más a Dida, pero el portero brasileño se mostró seguro las pocas veces que fue exigido. Pirlo, por su parte, volvió a coquetear con el segundo tanto en más de una oportunidad. Ya no habría modificaciones.

Con la victoria, el campeón europeo se asegura la presencia en la final ante Boca Juniors, rival que lo venciera en la final de la Copa Toyota de 2003. Los nipones, de gran labor, se verán las caras por el tercer puesto ante la otra revelación de la competencia: el Étoile Sportive du Sahel tunecino.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:13
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes