Deportes

Brasil necesita que Robinho siga su danza

Brasil no sintió tanto el mal momento de Kaká, quien todavía no ha recuperado su forma tras meses de recuperación, porque Robinho se puso el equipo al hombro en la victoria sobre Corea.

Kaká no acudió a la cita, pero Robinho sí lo hizo.
 
Brasil no sintió tanto el mal momento por el que pasa Kaká, quien todavía no ha recuperado su forma tras meses de recuperación de varias dolencias, porque Robinho se puso el equipo al hombro en la victoria 2-1 sobre Corea del Norte en la Copa Mundial.

Robinho dijo tras el cerrado partido contra las norcoreanos que se sintió bien a pesar que hizo el desgaste en una noche helada, cumpliendo la misión de conductor que más bien le correspondía a Kaká.

"Jugar en esa posición para mí no representa ningún problema", aseguró el delantero de 26 años a la prensa y guiñando el ojo en señal de satisfacción. "Es cuestión de adaptación".

En una selección de Dunga donde impera más una filosofía de juego aguerrido y de disciplina, Robinho se encargó de regalar algunos destellos de vistosidad, al tiempo en que también procuró sin suerte remecer las redes. Bajó, subió, repartió pelotas; se lo vio en todo el campo del Ellis Park. Y disparó varias veces al arco, sin fortuna.

"Lo que pasa es que ellos (los norcoreanos) marcaron mucho. Un equipo que juega mucho atrás dificulta", explicó. "Hay que tener paciencia y confiar en que las cosas salgan en la siguiente fecha".

Quizás el delantero del Santos tenga un poco más de espacio ante Costa de Marfil, que tras su empate a cero goles frente a Portugal el martes probablemente saldrá a atacar más y correrá más riesgos.

Robinho integró hace cuatro años la selección de Brasil que fue eliminada por Francia en los cuartos de final en el Mundial de Alemania del 2006, pese a contar con Kaká, Ronaldinho, Ronaldo y Adriano. Robinho estuvo bajo la sombra de ese conjunto de magos.

Ante los norcoreanos, nadie le hizo sombra.

El técnico Dunga se expresó satisfecho con su actuación y recordó que en Brasil hubo sectores, que no mencionó, que pedían que Robinho fuese marginado de la selección.

"Jugó muy bien", destacó Dunga. "Estoy muy contento con el crecimiento de Robinho. Hace un año nadie lo quería. No recuerdo quién pidió que lo sacásemos de la selección".

Robinho hizo el pase milimétrico a Elano para el segundo gol de Brasil a los 72 minutos. Maicon abrió la cuenta a los 55 con un remate espectacular desde un ángulo muy cerrado.

Robinho deleitó la noche por pasajes en medio de un Brasil que se mostró lento, escaso de ideas, sin profundidad y con problemas para quebrar la retaguardia norcoreana.

Robinho perdió un poco de cartel cuando le dio la espalda al fútbol inglés, tras su paso por el Real Madrid, para regresar a Brasil. Sin embargo, atraviesa por un gran momento con el Santos y esta es su oportunidad de revalidar su categoría mundial.

El brasileño cumplió su promesa formulada antes del debut de que bailaría la danza con Elano en el caso de celebrar un gol, como lo suele hacer en el Santos, el equipo de sus amores.

"Fue bueno el gol de Elano porque había cumplido años esta semana", dijo el delantero. "No habíamos ensayando la danza pero salió bien".

"Esta danza es algo viejo. La hice por primera vez cuando estaba en Santos (al comienzo de su carrera)", agregó.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|04:41
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|04:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic