Deportes

Una banda de trotamundos hace escala en Sudáfrica-2010

Pasada la tendencia mayoritaria de aquellos futbolistas que juegan por amor a la camiseta, en Sudáfrica-2010 desembarcará una banda de jugadores trotamundos adaptados a los tiempos modernos y con mil historias para contar en clubes y países diferentes.
El uruguayo Sebastián Abreu es uno de los más representativos. Desde su debut a los 17 años, el Loco ha cambiado de compañeros 21 veces y ha vivido en siete países diferentes.

Argentina, España, Brasil, México, Israel, Grecia y su Uruguay natal han sido sus destinos en más de quince años de carrera.

Abreu, que vuelve al Mundial tras su participación en 2002, es la punta de iceberg de una tendencia en crecimiento y el único interrogante que se plantea es dónde decidirá colgar las botas, ya que su corazón tiene un pedacito en cada lado.

Pese a haber pasado por mil lados, el gigante del gol de 1,93m tiene su fórmula para recordar todo.

"Me gusta llevar estadísticas para saber lo que uno hace, lo que el equipo hace, lo que el rival hace y para que el día de mañana mis hijos sepan lo que hizo su padre, porque en el fútbol la memoria se pierde y guardar las estadísticas es un gran argumento para dejar bien en claro quién es uno y lo que ha conseguido", cuenta el enloquecido del número 13.

Abreu es la antítesis de astros como el inglés Bobby Charlton, presidente honorífico del Manchester United en el que jugó 20 años, o el argentino Ricardo Bochini, con 19 temporadas defendiendo la casaca roja de Independiente de Avellaneda.

El español Iker Casillas, con contrato desde siempre con el Real Madrid, es un ejemplo actual de jugador cuya fidelidad está más que acreditada.

El delantero internacional mexicano Antonio de Nigris, fallecido en noviembre de 2009, militó en 12 clubes en nueve años, pasando por países tan dispares como España, Colombia, Brasil, Turquía y Grecia, hasta que un paro cardíaco detuvo su ilusión mundialista sudafricana en ciudad griega de Larisa.

"Ya se tiene el boleto a Sudáfrica y como todos los jugadores mexicanos, yo también deseo jugar el Mundial. Seguiré luchando, trabajando, para que se me tome en cuenta", había dicho días antes de morir el "trotamundos mexicano", como lo calificaba la prensa tricolor.

El central paraguayo Julio César Cáceres es otro fiel exponente del jugador con las valijas siempre listas.

Olimpia y Libertad (Paraguay), Nantes (Francia), Atlético Mineiro (Brasil, donde ya jugó y lo hace actualmente), River y Boca (Argentina), Gymnastic (España) y Tigres (México) son los clubes que figuran en su currículum.

"Por cada lugar que pasé siempre me llevé algo positivo", comentó Cáceres tras dar vueltas por el mundo.

Carlos Tevez, Diego Forlán, Deco y Obafemi Martins entre tantos que llevarán sus anécdotas a Sudáfrica-2010, centro de convenciones de los nuevos trotamundos del fútbol.

Como el serbio Marko Pantelic, que en 14 años de carrera militó en ocho países distintos, y desde 1996 hasta hoy defendió la camiseta de 11 clubes, hasta recalar en el Ajax de Amsterdam, "una ciudad que me gusta mucho, con gente amable", aunque íntimamente sabe que está de paso, hasta el próximo destino. ¿Cuál será el final?
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|01:11
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|01:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic