Deportes

Ponela toda Diego, que la fiesta es nuestra

Diegote, nosotros somos hinchas de la Selección desde siempre. Y seguro que después del Mundial va a estar todo pésimo, como ahora. Pero vos ponela igual, y deciles a los pibes que tengan memoria y que ganen, que el país necesita festejar un rato.

Por fin Diego… pensé que no llegábamos nunca. La ansiedad me está comiendo la cabeza y estoy más nervioso que en aquella noche frente a Perú, cuando el Titán nos salvó de un papelón para la historia y nos llevó a Sudáfrica. Yo no pude ir… eso quedó para la gente que puede, o para los barras garpados por la política y los dirigentes que pudren el fútbol… Me quedé acá, de este lado del charco, haciéndote el aguante a vos, Diego, que sos el más grande aunque te hayas equivocado, o aunque te critiquen cuando se te va la lengua y te vas al pasto, o te maten porque hayas hecho goles con la mano también en la vida. Eso hoy no me importa Diego, de corazón te lo digo.



Mirá Diego… tené memoria… acordate cuando en el ‘90 nos tenían contra los palos y en una pierna le serviste esa pelota al Cani para dejar a los brazucas calentitos y llorando en la tribuna. Turín fue un escándalo ese día. Qué manera de remarla…O en el ´86 contra los yoruguas… Qué lo parió, qué duro estuvo ese partido. Esa fue la verdadera final del ´86 y de ese día no habla casi nadie.

Yo sé que los pibes no pueden tener tu magia, ni tu experiencia, ni tu amor por el potrero, la camiseta, y la bandera. Pero vos les tenés que enseñar. Les tenés que decir que pongan todo Diego, que jueguen con el alma arriba y la pelota en el piso, y que pongan la pierna a fondo cuando haga falta. No los dejés arrugar Diego, que el orgullo es una de las pocas cosas que nos quedan. Mirá… acá, todos desconfiamos del pibe, el que maneja el Roll’s, Messi. Viste que hasta ahora no mostró mucho en la Selección. Pero vos sabés lo que hacés, y supongo que le habrás quemado la cabeza en la concentración. Decile que aunque se haya criado en el ‘Barsa’ es argentino, que ponga el alma, que la celeste y blanca no se mancha, ni se pisa, ni se negocia. Y que grite los goles, carajo, que hay que dejarlos salir del cuerpo desde las tripas, gordo… Si vos sabés ¿Te acordás cómo le gritaste ese gol a Grecia, en el Mundial de los “johnys” antes del despelote? Así Diego… por eso estamos contentos de que pongas al Apache, a Mascherano, a la Bruja… a los que ponen huevo Gordo, porque con la gambeta sólo no alcanza. Hay que tener algo más, fibra, corazón…

Vos sabés cómo es… Estos pibes son millonarios… casi nacieron en los clubes europeos… saben poco del amor a la pelota por más bien que jueguen al fútbol.

Mirá Diego, es así: yo sé que después del Mundial, lleguemos donde lleguemos, el país va a estar igual o peor que hoy, porque cuando la gente se distrae siempre hay algún turro metiéndonos la mano en el bolsillo. Vamos a estar igual de pobres, igual de analfabetos, igual de anárquicos, igual de divididos, igual de desesperados… El país no va a mejorar Gordo, lo sabemos bien acá… No somos giles… ni nos van a entretener todo el día frente a la tele… Nosotros en este país laburamos, la transpiramos, marcamos, corremos, pegamos, nos pegan… nos amonestan… igual que a vos Gordo, o que a cualquier “cinco” de la Selección. Porque acá, el país no está para grandes jugadas Diegote… hay que meterla adentro y parar la olla. Y cuesta mucho… Hay cada uno… Te la devuelven cuadrada… Y vos sí que sabés de eso. Otros, no te tiran ni un centro para que saltés a cabecearla… así de egoístas estamos.

Diego, deciles que pongan todo… Deciles que dejen el alma en la cancha, que el orgullo es fuerte, que nos animamos a dar la vuelta, y que si no es ahora hay que esperar como veinte años más, porque el momento de estos pibes y el tuyo es hoy. Vos lo sabés…

Y si se pone áspera y el partido sale de culo, ponelo un rato al Martín… Ese sí que sabe de amor a la camiseta, que pone todo sin vueltas… Dale Gordo… si Bilardo los sacó campeones del mundo a Giusti y Enrique, como no vas a poder vos con este seleccionado de estrellas.

Sabés qué Diego, no me quiero volver antes… como en Corea-Japón. Te acordás que tristeza había en la calle esa mañana… O como cuando nos tocó quedar afuera ante los alemanes con los cambios raros que hizo Pekerman hace cuatro años… Me quiero quedar hasta la final, jugar los siete partidos, y envolverme en los trapos el último día para salir a gritar con todo por el país, por la camiseta, por la Selección, por la Argentina, hasta quedarme ronco. Qué me importa que al día siguiente esté todo igual y sigamos escuchando zaraza.

Yo sé que en el fútbol también se miente Diego. Y que no es como nos dijiste, que la pelota no se mancha. La pelota está llena de mierda también… Pero qué vas a hacer es así… nos curran a todos…Mirá cómo están los clubes… es de locos.

Igual, hoy no quiero pensar en todo eso. No quiero amargarme…Pensá Diego… pensá y metela toda, que vos sabés…Hacelos jugar, contagiales la magia, que me voy a levantar bien temprano para ver a la Selección. Dale Gordo, que ya está… queremos salir campeones otra vez, como en ´86, como en el ´78 pero sin milicos ni 6 a 0 a Perú.

Dale Gordo, metele… Dale gas, que no hay nada más lindo que ser argentino cuando empieza un Mundial…

(*) Un hincha cualquiera de la Selección

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|22:50
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|22:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic