Deportes

El papel de cada uno en el Mundial

En la Copa habrá equipos protagonistas y otros decorativos; cuáles son las expectativas.

PRETORIA.- Hacer pronósticos en el fútbol es jugar con fuego. Vaya a saber si a Carlos Gardel realmente le interesaba este deporte, pero sin dudas captó su esencia atrapante y caprichosa cuando aseguró que en el fútbol era más difícil pegar un vaticinio que en las carreras de caballos. Y por si hacía falta más elocuencia, completó: "Y en las carreras no se acierta nunca". Los cálculos pueden derrumbarse ante una mueca del destino. Los pronósticos se ríen de todo. Igual, vale doblar la apuesta. Correr riesgos es atractivo en la antesala del Mundial. Los 32 protagonistas no cobijan el mismo sueño: hay equipos protagónicos y otros decorativos. Clasificarlos según sus posibilidades es empezar a jugar la Copa. ¿La receta? Trocitos de realidad, antecedentes en cubitos, gotitas de misterio y, por último, cábalas e intuición a gusto para paladear un campeonato que promete 30 días electrizantes al ritmo de las implacables vuvuzelas. La mesa está servida. Bon appétit!  

VAN POR EL TITULO
España, Brasil e Inglaterra  

La vanguardia. Los candidatos lógicos en un juego que después se reserva trazos inesperados. Tres maneras distintas de mirar el arco de enfrente y buscar atropellar al rival de turno. Con el cerebro de Xavi y la daga de David Villa, España, el campeón de Europa, desembarca como nunca y apuesta por una partitura que mezcla poesía y agresividad para acallar un amargo reclamo que arrastra desde el sótano de su historia. Deberá administrar su ansiedad y también, a veces, domar el cruel favoritismo.  

Brasil, el patrón de América del Sur y rey de la Copa de las Confederaciones, con una versión algo más edulcorada respecto del patentado estilo filarmónico y ornamentado, se muestra mordaz y utilitario con Dunga. Pero igualmente ganador. Justamente el carácter que Fabio Capello imprimió en Inglaterra para cicatrizar al León herido e intentar asaltar un trono que sólo probó en 1966; combina mística, rebeldía, talento y determinación en dosis justas, como si la sociedad entre el duro de Capello y el atrevido de Wayne Rooney fuese la fórmula exacta.  

VAN POR EL ZARPAZO
Holanda, Argentina, Alemania y Portugal  

Están debajo del podio, pero con las garras afiladas y ánimo desestabilizador cuando miran al triunvirato de arriba. Algunas explicaciones para sostener los vaticinios se afirman en las individualidades: imposible no detenerse en Lionel Messi para entender por qué la Argentina figura tan arriba. O Portugal, que volverá a encomendarse a Cristiano Ronaldo para abandonar el segundo escalón internacional que habita desde hace tiempo. A Alemania nunca conviene relegarla más allá del umbral de escoltas porque siempre llega puntual a las definiciones, aún pese a la pérdida de Michael Ballack. Y Holanda completa un grupo que integra prácticamente por concepción: siempre parte dispuesta a alcanzar ese primer título que haga justicia con su escuela y jerarquía. Nadie se tendría que sorprender si de esta cuota sale el campeón del mundo.  

VAN POR LA SORPRESA
Camerún, Estados Unidos, Chile, México y Paraguay  

Todavía ninguno de los cinco escribió una historia significativa en las Copas del Mundo. O hay que ir a buscarla muy atrás. Sin embargo, aparecen en un vagón expectante. Camerún necesitará de mayor regularidad y la mejor versión de Samuel Eto´o para certificar que representa la amenaza más seria de un continente del que se sigue esperando el gran golpe. Hace dos décadas que los Estados Unidos no detienen su evolución y el año pasado llamaron la atención cuando en la Copa de las Confederaciones le quitaron un largo invicto y eliminaron a España, en las semifinales, y llegaron a estar 2-0 en la final con Brasil. Chile, México y Paraguay están respaldados por el largo y profesional proyecto, más allá de los matices, que defendieron Marcelo Bielsa, Javier Aguirre y Gerardo Martino, sus entrenadores. El Grupo de los cinco se ganó la consideración, atrajeron las miradas. Sus antecedentes en los mundiales no los ubicaría en esta posición expectante, pero el presente invita a tenerlos en cuenta. De ellos se espera algo más que sólo participar.  

VIENEN A REECONTRARSE
Francia, Italia, Costa de Marfil y Uruguay  

Tres campeones del mundo y una eterna esperanza africana. Francia, Italia y Uruguay, por diferentes razones, extraviaron la plenitud y alimentaron las intrigas. Francia recibió una mano escandalosa para entrar al Mundial y desconcierta con su polémico y atormentado entrenador Raymond Domenech. Italia, el campeón vigente, casi sin recambio, estuvo obligada a recuperar al DT Marcello Lippi para reinstalar los tambaleantes pilares del catenaccio. Los charrúas otra vez tuvieron que hacer escala en el repechaje para llegar a Sudáfrica. Costa de Marfil enciende velas y eleva plegarias por Didier Drogba, el espíritu y la pólvora del equipo que dirige Vahid Halilhodzic. No largan al frente, pero nadie se atrevería a descartarlos porque cuentan con la materia prima imprescindible para renacer: Ribery, Henry, Anelka, Gourcuff, Gilardino, Iaquinta, Pirlo, Forlán, Luis Suárez, Salomon Kalou, Yaya Toure... Estrellas que envidiaría cualquiera.  

VIENEN A MOLESTAR
Sudáfrica, Nigeria, Corea del Sur, Eslovenia, Serbia, Ghana, Australia, Dinamarca y Suiza  

Un lote de países traicioneros. No parten con las apuestas a favor, pero se sabe que el fútbol puede inventar héroes por un día y tender trampas a la vuelta de cualquier esquina. Estos equipos se ilusionan con pelear por la segunda plaza de sus grupos. A Sudáfrica sólo su condición de local lo rescata del fondo de las predicciones. Corea del Sur toma ventaja sobre Nigeria para acompañar a la Argentina en la zona B. Eslovenia vuelve con la prolija escuela yugoslava. Dinamarca arrastra una historia de insinuaciones, pero sigue esperando la explosión al punto que a su entrenador, Morten Olsen, hace una década que lo sostienen. Suiza, puntual y correcta, estará atenta a un tropiezo de Chile en el Grupo H. Y el D, detrás de Alemania, promete emociones fuertes: Australia ya no es un adversario de repechajes, Serbia propone el juego desde un talentoso abanico y habrá que descubrir cómo la capacidad atlética de Ghana resuelve la ausencia de Michael Essien. Rivales incómodos, para no subestimar.  

VIENEN A PASEAR
Grecia, Argelia, Nueva Zelanda, Corea del Norte, Japón, Eslovaquia y Honduras  

Hay equipos que tendrán un recorrido apenas anecdótico por la Copa del Mundo. Sólo para completar los casilleros del fixture. Ya participar de la gran fiesta futbolística ha sido su realización. De un debutante como Eslovaquia -por cierto, el único del torneo-, Corea del Norte (vuelve tras 44 años de ausencia) y Honduras (su anterior actuación fue en España 82) no se espera ningún batacazo. Ni de los embajadores continentales con menor reputación, como Grecia, Argelia, Nueva Zelanda y Japón. Si alguno de estos 7 seleccionados se clasifica para los octavos de final estará pulverizando los pronósticos.  

 

*Información provista por canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|13:49
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|13:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016