Deportes

El físico de Verón, en los ojos de todos

La preparación del volante es una cuestión que, por su edad, debe atenderse de un modo especial.

PRETORIA.- Diego Maradona confeccionó para esta Copa del Mundo un grupo muy de su gusto, con jugadores de depurada técnica y algunos con mucho recorrido y fuerte personalidad. El potencial es más que interesante, pero eso no quita ni debe hacer olvidar que este equipo tiene todo por demostrar, que deberá encontrar un funcionamiento y entendimiento en plena competencia, sostenido por un buen rendimiento físico. 

En los días que lleva la cobertura en esta ciudad, los enviados especiales provenientes de la Argentina reciben reiteradas consultas de sus colegas, especialmente europeos, con relación al estado físico de Juan Sebastián Verón, un jugador que a sus 35 años siempre se da otra oportunidad cuando la camiseta de la selección se trata. Más allá de que no están en discusión sus condiciones y su clase, resulta inevitable poner el ojo en la capacidad de recuperación de una pieza clave en el equipo. Sobre todo si se tiene en cuenta que deberá jugar un partido cada cinco días en la primera etapa, correspondiente al Grupo B. 

Es evidente que en las prácticas que se observan en la Universidad de Pretoria Verón mantiene la llama encendida como si éste fuera su primer Mundial. No se guarda nada. Juega y arenga a sus compañeros, especialmente a los más jóvenes, como si le hiciera falta algo a su carrera, que según sus propias declaraciones no irá más allá de un año más. Sus palabras y sus gestos irradian un entusiasmo de un muchacho que sueña con una revancha para saldar una antigua deuda personal. Y su mirada no va más allá del primer partido con Nigeria, de pasado mañana.

Como nadie sabe que para él la Copa del Mundo es una cuestión para atender paso por paso y con una preparación física como la que llevan adelante los profesores Fernando Signorini y Javier Vilamitjana. 

El fútbol profesional impone altas exigencias y un Mundial coloca a los jugadores bajo la mirada del planeta. Y hay que admitirlo, los periodistas argentinos y los extranjeros confluyen en largas charlas acerca del tema. Juan Castro, del diario Marca , comenta que "no creo que Verón pueda jugar todos los partidos de un Mundial, por la edad, pero principalmente por la posición que ocupa. Debo reconocer que es muy inteligente para preservarse en medio de un partido, pero me permito dudar sobre su rendimiento". Similar pensamiento tuvo Andrea Paventi, de la señal Sky Italia: "No dudo de la clase de Verón como futbolista, pero es toda una incógnita cómo responderá su cuerpo en una competencia tan seguida como ésta". 

A los jugadores les llega el Mundial en un momento de la temporada en que el cuerpo les pide descanso, una pausa para desconectar del desgaste acumulado en sus clubes durante 12 meses.

Con sus 35 años, la Bruja acumuló en la última temporada 3523 minutos en 43 partidos, en los que marcó 6 goles y no sufrió lesiones graves. Y no resulta un dato menor si se tiene en cuenta que Lionel Messi, con 22, años, llega al Mundial con más partidos disputados en el plantel: 59 y 4805 minutos en el período comprendido desde agosto de 2009 hasta hoy. El segundo es Diego Milito, de Inter, con 56. 

Quieran o no los protagonistas, es imposible alejar los temores externos que generan los físicos de los futbolistas. Mucho más cuando se está por entrar en una competencia corta, exigente, de máxima tensión como lo es un Mundial. Y los casos de los lesionados Didier Drogba y Arjen Robben son un claro ejemplo. La palabra de Fernando Signorini es una voz autorizada para tener un claro panorama de la actualidad de Verón. "Conozco bien su físico y hablamos cotidianamente con él para planificar el día, pero hasta ahora no hacemos nada especial.

El conoce su cuerpo mejor que nadie y por eso su referencia es importantísima a la hora de proyectar las tareas. Verón es de esos futbolistas que entienden que no siempre más es lo mejor. Con él, como con otros, priorizamos el descanso y controlar la ansiedad". Su colaborador directo, Javier Vilamitjana, aportó su evaluación sobre las condiciones de la Bruja: "Sebastián tiene un físico superlativo y es un profesional que se ocupa de todos los detalles. Está entre los futbolistas que tuvieron la temporada más dura, pero por su capacidad de trabajo se equiparó al resto del plantel". La inquietud periodística también se trasladó al médico del plantel, Donato Villani, que explicó: "No hizo nunca un trabajo diferenciado y arranca el Mundial 10 puntos. A la par de sus compañeros". 

La sensación es que está pleno y su regreso a un Mundial, después de la ausencia en Alemania 2006, es el logro de un hombre que no se amilanó ante la adversidad, las críticas ni frente a las hojas del calendario. 

La cantidad de partidos de Sebastián Verón con el seleccionado, es el jugador con más presencias del plantel que está en Sudáfrica. 

• Messi, el gran milagro que llega cansado
Lionel Messi "llega cansado al Mundial", advirtió Fernando Signorini, quien calificó de "milagro de la genética" al crack de Barcelona. "El daño sobre su cuerpo está hecho y es irreversible", apuntó Signorini, quien agregó: "Yo le dije a Lionel: «Me va a hacer caer las retinas». No se puede creer lo vertiginosa que es su frecuencia de paso y de movimiento. Es casi un milagro de la genética, porque en un mismo movimiento hace seis o siete", precisó Signorini al diario catalán Sport.

(*) Información provista por Canchallena.com

 Copyright 2010, SA LA NACION

 

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|10:35
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si no esta a la altura de las exigencias de un mundial que se compre un LCD y lo vea desde su casa. Que deje la vida en la cancha, como haría cualquier argentino que tenga un poco de sangre!! Bruja, es tu oportunidad de que la gente vuelva a respetarte. Vamos Argentina!!!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016