Deportes

Goles que dicen mucho y poco

A la cancha, 105 goles; esperando en el banco, otros 65. En total, 170 tantos. Ningún otro país que no sea la Argentina puede presumir de tanta productividad en su nómina de delanteros. Con el 10 por ciento (17 tantos) de esa eficacia demostrada en los últimos 12 meses, alcanzaría para ganar un Mundial que dura 30 días. Pero bueno, tampoco es cuestión de dejarse llevar ciegamente por las estadísticas, a las que el director técnico dinamarqués Ebbe Skovdahl comparó una vez con las minifaldas, "porque dan buenas ideas, pero esconden cosas importantes". 

La ecuación del comienzo surge de la elección que habría hecho Diego Maradona para debutar ante Nigeria el sábado próximo. Si a un publicista le dieran la misión de "vender" a este seleccionado, se agarraría de la gran temporada de sus delanteros para salir a captar clientes. Tanto es así que la Argentina no llega a Sudáfrica precedida por el tradicional estereotipo de equipo fuerte, con la personalidad y el temple suficientes para hacerle frente al más pintado. No. Este seleccionado impresiona por los delanteros que reúne, lo cual no significa ni garantiza que vaya a ser un gran conjunto (recordar al DT danés). 

Maradona, para el estreno, echará mano de una abundancia ofensiva que tiene como contraindicación el riesgo de haber descompensado la integración de las otras líneas del plantel, sobre todo la de los mediocampistas. Con Messi (47 goles en torneos oficiales para Barcelona en la temporada que acaba de terminar), Higuaín y Tevez (29 cada uno en Real Madrid y Manchester City, respectivamente) se llega los 105 para empezar frente a Nigeria. En el banco estará guardada la reserva de 65 tantos, distribuida entre Milito (30), Agüero (19) y Palermo (16). 

En esos últimos 12 meses, casi ninguno pudo establecer una proporción entre los goles que hicieron en sus clubes con los que convirtieron en el seleccionado. La mayoría demostró ser mejor en su equipo que con la celeste y blanca. Palermo es el que presenta una planilla más favorable: anotó 5 (uno muy importante, ante Perú, por las eliminatorias, que puso a la Argentina a tiro del Mundial, y cuatro con el seleccionado local que enfrentó a rivales que no eran medida). El promedio de Higuaín tampoco es despreciable (dos en cinco cotejos). Messi apenas hizo uno (de penal, ante España), Agüero tiene dos, Tevez uno (en el amistoso de despedida con Canadá) y Milito quedó en blanco. 

A menos de una semana para el estreno, la consideración general no es unánime sobre la Argentina. Están los que ponderan su poder de fuego como un argumento para ubicarla entre los candidatos al título. Pero también se hacen oír los que la ven como un equipo menos armado y confiable que Brasil, España e Inglaterra. Los goles dicen mucho, pero no todo. 

* Información provista por Canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:26
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic