Deportes

Retratos albicelestes I

Diario de viaje de Cristian Grosso propone conocer a fondo a los 23 convocados por Maradona buceando por su intimidad. Uno por uno. Historias atrapadas en entregas que acompañarán toda la marcha por el Mundial.

La idea nació hace tiempo. Con el empuje y el entusiasmo de los amigos de ediciones Al Arco, se hizo realidad. Detrás de cada futbolista, de cada celebridad, de sus contratos millonarios y sus vidas que parecen de fábula, hay un tipo cualquiera. Como vos y como yo. Terrenales. La cara desconocida de esos futbolistas, a veces simpática, otras curiosa, muchas tantas tapizadas de esfuerzos y privaciones, quedó retratada en un puñado de libros de mi autoría. Estos 23 apellidos que en pocos días comenzarán a alimentar desde Sudáfrica los sueños de una patria futbolera tienen su espacio especial en este blog de viajeros. Y la propuesta es conocerlos mejor buceando por su intimidad. Uno por uno. Historias atrapadas en entregas que acompañarán toda la marcha por el Mundial. ¿El primero?  Sabemos que le dicen Bruja, pero hay mucho más…

Juan Sebastián Verón

Un día duró como empleado de una gomería en La Plata. No había forma de contener a ese adolescente que sólo quería jugar a la pelota y escuchar a Metallica, AC/DC, Def Leppard y The Doors. Ya lo había vaticinado el padre, Juan Ramón, el del apellido célebre para la grey pincharrata: o su hijo salía futbolista o terminaba como barrabrava. Estaba a toda hora a las patadas, o en el potrero de la plaza de 40 y 14 o en el colegio. Justo la escuela, epicentro de varias fechorías para conocerlo un poco mejor. Como aquella vez, a los 10 años, cuando cazó un sapo para un supuesto trabajo práctico de ciencias naturales, pero un tiempo después se supo, notificación mediante de la dirección, que el verdadero objetivo del alumno Verón con aquel sapo había sido asustar a una maestra que no figuraba entre las preferidas de Sebastián. O cuando estaba en sexto grado A de la escuela N°19 General San Martín, siempre en La Plata, claro, y cambió por 8 y 9 las notas de todas las materias de un boletín que originalmente sólo ofrecía 4 y 5. Y pese al decoro que guardó al no premiarse con ningún 10, la gambeta resultó demasiado alevosa como para que pudiera pasar la atenta mirada de mamá María Cecilia.

* Información provista por Canchallena.com
Copyright 2010, SA LA NACION

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|19:34
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|19:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016