Deportes

El estadio más importante del Mundial no está listo

Sólo faltan algunos detalles, pero el imponente estadio Soccer City de Johannesburgo parece no estar a punto para el partido inaugural del Mundial de Sudáfrica 2010.

Cuando faltan siete días para el comienzo de la Copa del Mundo, Télam visitó en exclusiva el gigantesco complejo deportivo, que por su original diseño y forma exterior es conocido como la “Gran calabaza” o la “Gran vasija”.

El moderno estadio, que albergará el partido inaugural así como también la gran final, es un escenario impresionante, que intimida vacío, y que con sus 94.700 espectadores puede resultar una gran presión para cualquier equipo.

A simple vista, salvo porque faltaban los arcos y se estaban realizando algunos trabajos en la zona de palcos, y de jardinería en el exterior, el estadio lucía espléndido, listo para la última prueba de la fiesta inaugural, que será el próximo lunes.

Un voluntario argentino, Juan Diego García, quien trabaja para el departamento de marketing de la FIFA, fue nuestro guía al interior de la considerada “Catedral del Fútbol” de Sudáfrica, cuya remodelación costó unos 370 millones de dólares.

Juan Diego nos contó que había que ajustar algunas cuestiones relacionadas con las comunicaciones a pie de campo y completar la publicidad dentro del estadio, pero que todo estará concluido para el lunes.

“La experiencia de estar trabajando en la organización del mundial es increíble, tanto a nivel profesional como personal”, dijo este argentino, quien confía en que tanto esfuerzo tendrá un resultado que será “espectacular”.

La cancha, que se veía en perfectas condiciones, no puede ser pisada ni por el personal que está afinando las últimas cuestiones en este colosal escenario, en el que también jugará Argentina, Brasil, Alemania y Holanda, entre otros grandes equipos.

“Tengo que decir que este es un estadio cinco estrellas y puede ser comparado, si es posible, con el Wembley londinense", dijo el pasado miércoles Joseph Blatter, presidente de la FIFA, en el acto oficial de inauguración de la instalación deportiva.

Construido originalmente en 1989 como primer estadio internacional de fútbol del país, el Soccer City fue testigo de algunos de los momentos más emblemáticos y emotivos de la historia moderna de Sudáfrica, como el primer discurso que brindó el ex presidente y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, tras salir de prisión en 1990 después de 27 años de encarcelamiento por su lucha contra el apartheid.

Asimismo, miles de sudafricanos lloraron allí la muerte del mítico dirigente comunista Chris Hani, asesinado en 1993 cuando negociaba el fin el apartheid, el sistema de segregación racial que rigió en este país durante medio siglo.

Allí también se vivió el mayor logro futbolístico de los sudafricanos, cuando en 1996 la Bafana Bafana se proclamó campeona de África.
Muchos años han pasado desde entonces hasta que Sudáfrica se ha convertido en el primer país del continente africano en celebrar el mayor evento deportivo del planeta, que tendrá al estadio Soccer City como emblema.

Tras tres años de trabajos de remodelación, los sudafricanos pueden sentirse orgullosos de tener el mayor estadio del continente africano.
Lo más llamativo de este “gran coliseo circular” es su fachada, que fue rediseñada con 32.400 paneles de hormigón reforzado con fibra en ocho colores –predominan el naranja y amarillo- y dos texturas sobre una estructura de acero galvanizado para representar una “calabash”, típica olla africana, que se cocina sobre un anillo de fuego.


Otra característica de esta obra es el túnel que conduce a los jugadores desde el vestuario a la cancha, que se asemeja al interior de las minas de oro africanas, en las que ha muerto explotados millones de esclavos.

Aunque la satisfacción de la FIFA y los propios sudafricanos respecto a esta joya arquitectónica es palpable, muchos se preguntan si logrará superar la prueba de fuego a nivel organizativo y de seguridad.

El Soccer City no es de fácil acceso. Está ubicado en las afueras de Johannesburgo, cerca del simbólico “township” de Soweto, un suburbio densamente poblado habitado por la mayoritaria población negra del país, la más fanática del fútbol.,

Los escasos colectivos pasan sin horario y, aunque la mejor opción es llegar hasta allí en auto, los frecuentes congestionamiento de tránsito suelen provocar un caos, como ocurrió cuando el mes pasado cuando los hinchas sudafricanos intentaban llegar al partido amistoso que disputaría su selección con Colombia.

Los organizadores del mundial prevén sortear el problema de seguridad con controles, y más de 300 cámara de vigilancia al interior de las instalaciones y otras 180 en los alrededores.

Pero más allá de todas estas cuestiones, que pasan a segundo plano, desde el 11 de junio el mundo entero centrará su atención y emociones en este estadio y en los otros nueve escenarios que recibirán en Sudáfrica a las mejores selecciones de fútbol del planeta en busca de un mismo sueño, conquistar la Copa del Mundo.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|06:16
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|06:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic