Deportes

Detuvieron en San Luis a un barrabrava de Huracán por el crimen de otro hincha

Se trata de Rubén Canella, quien estaba prófugo de la Justicia acusado del crimen de un integrante de una facción rival de la misma hinchada ocurrido hace seis años en el barrio porteño de Mataderos. Fue apresado por Interpol.

Se trata de Rubén Alejandro Canella, a quien se le imputa, junto a otros tres barras ya apresados, el asesinato de Jorge Gil tras una pelea entre grupos antagónicos de la hinchada "quemera".

El presunto homicida, de 37 años, fue detenido ayer por efectivos de la Sección Investigación Federal de Fugitivos del Departamento Interpol cuando se encontraba en la localidad puntana de Merlo.

El hecho que se le imputa ocurrió el 27 de marzo de 2004, cuando la víctima, su hermano Gastón y Leandro Chiarello, integrantes de una facción de la hinchada de Huracán, fueron emboscados a tiros por otro grupo en el cruce de Guardia Nacional y Emilio Castro, en Mataderos, tras una pelea iniciada en un boliche de Núñez.

Como consecuencia de los balazos, Jorge Gil falleció en el acto, en tanto que los otros dos hinchas sufrieron heridas de gravedad. Tras el hecho, testigos señalaron a Canella y otros tres jóvenes como los autores de los tiros.

Tras la muerte de Gil, la jueza Mónica Berdión de Crudo, a cargo del Juzgado en lo Criminal número 47, ordenó detener a los sospechosos, quienes fugaron de sus domicilios de Capital Federal. Dos meses después del hecho, fueron detenidos Marcelo Nogueira y Javier Tarrio, y un año después cayó Darío Elvio Bucci.

En tanto, Canella, el cuarto prófugo, fue apresado ayer en San Luis por personal de Interpol y trasladado esta madrugada a la Capital Federal, para ser entregado al juzgado interventor
Opiniones (0)
22 de Febrero de 2017|16:42
1
ERROR
22 de Febrero de 2017|16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile