Deportes

El verdugo de Pachuca no sabe nada de Boca

El volante ghanés Moussa Narry, autor del gol del Etoile du Sahel que eliminó al Pachuca de México, asegura que no sabe nada de su próximo rival, Boca Juniors, en el Mundial de Clubes.

''No sé nada de ellos y no quiero saber'', dijo el martes a AP Moussa Narry, autor del gol del Etoile du Sahel que eliminó al Pachuca de México, en el hotel donde concentra el conjunto tunecino en Tokio.

Su equipo se medirá el miércoles ante Boca en las semifinales del mundial de clubes.

Narry, uno de los pocos jugadores del Etoile que habla inglés, anotó el domingo el tanto del sorprendente triunfo 1-0 de su equipo sobre el Pachuca por los cuartos de final del mundial de clubes.

El volante, de 21 años, sacó a los mexicanos de la competencia con un disparo de derecha desde fuera del área que fue desviado por un defensa ''tuzo'' y se introdujo en la meta del arquero colombiano Miguel Calero cuando faltaban cinco minutos para el final del partido.

El futbolista sabe que Boca es un equipo importante de Argentina y que allí jugó el astro Diego Maradona. Pero no mucho más. ¿Juan Román Riquelme? ''No lo conozco'', contestó cuando se le preguntó por la estrella ''xeneize'' que no podrá jugar en el mundial de clubes por su fichaje fuera de tiempo.

''Sé que en Argentina hay buenas cervezas. Conozco sólo a Maradona, a nadie más'', dijo entre risas.

Narry, de 1,80 metros de altura, un volante no muy hábil con el balón, pero con mucha energía, será uno de los titulares que saldrá a jugar en el estadio Nacional de Tokio el partido más importante en la historia del club africano fundado en 1925.

El Etoile accedió al mundial al obtener este año su primera liga de campeones de Africa.

Al jugador de Ghana tampoco le importan las críticas al esquema defensivo que plantea el técnico francés Bertrand Marchand.

''Nosotros no vinimos aquí de paseo, vinimos a ganar. Es cierto que somos un equipo pequeño, sin historia. Pero vamos a dar pelea'', sostuvo.

El Etoile se tomó muy en serio su viaje a Japón. Una semana antes del inicio del torneo, el equipo estuvo concentrado seis días en Corea del Sur para adaptarse al cambio de horario y al clima.

Si vence a Boca, el Etoile será el primer equipo africano que llega a la final del mundial. Allí esperaría al rival que saldrá de la otra semifinal entre el Milan de Italia y el Urawa Red de Japón.

Pero si no pasa, jugará por el tercer puesto y tendrá la oportunidad de igualar la marca del Al-Ahly de Egipto, tercero el año pasado.
En Imágenes