Deportes

Piscina transformada en court podria ser futuro de Roland Garros

Mientras la cuestión de la ampliación de Roland Garros continúa omnipresente en cada medio galo durante la quincena del abierto francés, uno de los posibles lugares para extender el mítico club parisino, la vecina piscina pública Molitor, vive un momento de esplendor tras una iniciativa comercial llevada a cabo por una marca de ropa deportiva. Este año fue Nike, que recuperó un espacio abandonado a pocos metros de Roland Garros y muy cerca al estadio de fútbol parisino Parque de los Príncipes

Cada año, durante la quincena en que se desarrolla el Abierto de Francia las marcas deportivas que visten a las principales figuras del circuito aprovechan para promocionar sus productos con diferentes iniciativas. Este año la más original está a cargo de Nike, que recuperó un espacio abandonado a pocos metros de Roland Garros y muy cerca al estadio de fútbol parisino Parque de los Príncipes.

"La idea de crear un club efímero y original, consiste en desvestir el tenis de sus líneas laterales para dar lugar a un espacio moderno, lúdico y artístico”, enuncia la presentación de la antigua piscina publica de Molitor transformada en `The Club Molitor`.

Allí, una simple inscripción en el momento permite jugar en un ambiente completamente novedoso, sin límites y en la cual el español Rafael Nadal (2 del mundo) peloteó y dejó su nombre en las paredes repletas de graffitis y tags.

Monumento histórico de la ciudad, la piscina fue construida en 1928 e inaugurada por el nadador y actor Johnny Weismuller. Pocos años después, sobre el final de la Segunda Guerra Mundial y al igual que Roland Garros, se convirtió en un centro de detención para los prisioneros enemigos tras la liberación de París.

La piscina Molitor tuvo un fuerte suceso hasta su cierre en 1989 por razones de insalubridad. Dejado al abandono y con las infraestructuras degradadas, la iniciativa de Nike le cambió la cara a un lugar que durante años reunió a ocupas y grafiteros, pero también fue centro de innumerables trapicheos en el barrio donde el metro cuadrado es el más caro de toda la capital francesa.

¿Por qué no ubicar el nuevo court techado de Roland Garros en el espacio que ocupa las ruinas de la piscina Molitor?, se preguntó esta semana el diario Le Monde, afirmando que "de esa forma se evitaría la forzosa mudanza de Roland Garros a las afueras de París”.

Un día antes del inicio del torneo, la Federación Francesa de Tenis (FFT) presentó dos proyectos posibles para renovar Roland Garros.

El primero incluye una renovación y ampliación del actual terreno, mientras que el otro proyecto podría derivar en la mudanza del Abierto francés a las afueras de la capital francesa para brindar mayor comodidad a las 450.000 personas que transitan cada año por las 8,5 hectáreas que posee el predio del suroeste parisino.

Si Roland Garros permanece en París, el costo de la extensión se estima en 200 millones de euros -aunque se necesita autorización municipal para ocupar un espacio del lindante Bosque de Boulogne- contra 600 del traslado total del club, algo que según los críticos a esta postura le haría perder identidad al único Grand Slam que se juega sobre polvo de ladrillo.

La decisión final sobre la mudanza o no de Roland Garros será comunicada en febrero de 2011.
Mientras tanto, lejos del debate mediático el espacio Molitor disfruta de un nuevo momento de esplendor y glamour, especialmente cada martes y jueves, donde diferentes DJ`s musicalizan el espacio mezclando sonidos de pelotas de tenis con las canciones de moda y donde las copas de champagne circulan a una velocidad trepidante.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|22:56
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|22:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic