Arturo Lafalla, sus utopías y su realidad plasmados en un libro
El ex gobernador escribió un libro de 500 páginas enfocado en los conflictos que asumió su gestión. A lo largo de sus páginas, da su visión sobre espinosos temas como la transferencia de la Caja de Jubilaciones, la muerte de Sebastián Bordón y la Reforma Policial, la caída del Banco de Mendoza, las privatizaciones... Una invitación al debate sobre la historia reciente de Mendoza.

Partamos de una base: todos buscamos ser aprobados. Y más aún si cuando aquello que hacemos cobra tal relevancia que su luz –o su sombra– es también luz o sombra para aquellos que nos aman. ¿Cómo no buscar aprobación social, si resultar aceptado es la carta credencial que justifica que nuestro paso por tiempos y lugares no fue en vano?

Desde este lugar, nos preguntamos: ¿Qué dirá la historia acerca de nosotros, si es que tuviere algo que decir? Algo está claro: la mejor gambeta de la historia y de la religión para no ser especialmente discutidas es el hecho de que hablan, con distancia retórica e impersonalidad, del pasado posible.

El presente, en cambio, en naturalmente apasionado, plural, superficial. Por eso, en general, son tan desfachatados en sus procederes los periodistas, los empresarios y los políticos: porque piensan más en la supervivencia que en la posteridad.

Siempre que hagamos algo, aparecerá algún impertinente para vociferar desde un sillón que no hemos hecho lo correcto. Bastará que algún iluminado invente la vacuna que cura el cáncer o el sida, para que un desaforado se queje por semejante hallazgo atentatorio contra las manifestaciones divinas.

Es difícil hacer: no importa cuán prístina haya sido la trayectoria de tu obra, siempre habrá alguien dispuesto a destruirla.



Un libro sobre conflictos



Hecha la aclaración, asumamos ahora, con culpa, ese vuelo de superficie que caracteriza al periodismo: Arturo Lafalla ha escrito el libro “Utopía y Realidad” y, a bordo de lo que hizo y dejó de hacer durante su vida pública, ahora ofrece su análisis de 500 páginas y tal ejercicio resulta saludable.

Lafalla tuvo un rol protagónico en la reciente historia de Mendoza. Fue, nada menos, vicegobernador de Mendoza de 1987 a 1991; diputado nacional de 1993 a 1995 y gobernador de Mendoza, de 1995 a 1999.

Eran aquellos los infames años del menemismo (Lafalla lo sabe) y sus consecuencias dañinas siguen a la vista, por supuesto. Integró, además, aquel célebre “equipo de los mendocinos”, que se encargó de diseminar e instalar la idea de que los mendocinos éramos fantásticos.

Ahora bien, uno puede estar no de acuerdo con la gestión del justicialista al frente de la provincia de Mendoza, pero nadie puede dudar que hizo lo suyo y se ocupó de tomar decisiones. Pues de esto mismo se trata el libro de marras: concretamente, Arturo Lafalla escribió un libro sobre los mayores ejes y conflictos que enfrentó su gestión: la caída del Banco de Mendoza, la transferencia de la caja jubilatoria, las privatizaciones, el dique Potrerillos, el caso Sebastián Bordón, la Reforma Policial.

Y lo hace, además, con una lectura política y crítica, de modo que incita al debate. Y lo hace, además, con buena gimnasia de la discreción, pues tiene la elegancia de no enumerar los logros de su gestión, que los hubo, por supuesto.



Construir ciudadanía



“Utopía y Realidad, Testimonio de un gobernador (1995-1999)”, cuenta con un prólogo del actual comentarista político y ex funcionario justicialista Carlos La Rosa y ha sido editado por EDIUNC, de la UNCuyo.

Se trata, en el fondo, de contar una historia, la historia en este caso de esos años mendocinos bajo la visión, la opinión, la valoración de quien fue nuestro gobernador. Es, entonces, un relato documentado, escrito por un hombre con ganas de decir lo suyo.

Mucho de lo que entonces ocurrió tiene una altísima incidencia en la Mendoza de hoy: entre aquella caída de los bancos y esta actual falta de financiamiento hay un puente directo; entre aquella fuerza policial en manos de civiles y ésta en manos de policías también lo hay; entre aquella Caja transferida y la actual relación de dependencia de la Provincia con la Nación lo hay; entre aquellos grupos empresariales de presión y éstos lo hay. Aquellos protagonistas y estos son, básicamente, los mismos.

Una lectura más de fondo, y conociendo al autor del libro, tiene que ver con lo expuesto en el título: lo que Arturo Lafalla soñó hacer con su gobernación (Utopía) y lo que efectivamente hizo (Realidad).

En esto reside, básicamente, el ejercicio político.

Y la lectura de este libro deja clara constancia de ello, especialmente cuando el poder político tiene que cruzarse y dar cuenta de resultados, por caso, con el poder empresarial o el poder policial.

El resultado de esos cruces, a fin de cuentas, termina determinando la memoria de una gestión. Sin embargo, aquí no termina la cosa, porque luego vienen las lecturas de los hechos.

Arturo Lafalla, con su libro, quiso hacer la suya, con mayor profundidad a la habitual –y muchas veces interesada– de los medios de comunicación. “Utopía y  Realidad” está disponible para su lectura y debate, dos buenas formas para seguir construyendo ciudadanía.

Volviendo al comienzo: todos buscamos ser aprobados. Y la mayor aprobación proviene de nosotros mismos.

En eso ha de andar Arturo Lafalla por estos días, con su libro bajo el brazo.

 

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (12)
31 de Octubre de 2014|10:58
13
ERROR
31 de Octubre de 2014|10:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
quique2 de Junio de 2010|19:54
fue el entregador de mendoza, hasta cuando vamos a tener que soportar estos inutiles de gobernadores.
12
Tranqui muchachos, ya sale el del Cobito
monky1 de Junio de 2010|00:36
Ese se va a llamar...mmmm... Fantasía y Falsedad, Recuerdos de un político No Positivo
11
alejandras31 de Mayo de 2010|17:11
No es para asombrarse,no es el primero que saca un libro (políticos),para lavar sus culpas o su conciencia.Para mí no hizo una buena gestión y en política nunca se sabe quizás hay algo de verdad o no.
10
manipulite31 de Mayo de 2010|12:15
Lafalla no sólo tiene que justificar su pésima ¿gestión? como gobernador sino su participación en ese grupo que se llamó el "equipo de los Mendocinos", donde varios ni siquiera eran ni son mendocinos. Bordón de Santa Fe, el Coco López de Neuquén, Martearena de San Luis. Prometió (la utopía según él), no rematar, no vender, no liquidar. Se rodeó de una manga de inservibles, y algunos algo más. LA REALIDAD: Liquidó el Banco de Mendoza, el de Previsión Social, Obras Sanitarias, Edemsa, la Caja de Jubilaciones. Junto con su socio Roldofo Gabrielli reventaron varios presupuestos de Mendoza. Ahora habla. Por que no HIZO. Se olvida que fue vicegobernador, diputado nacional, ministro, gobernador. Pretender echarle la culpa a los medios es propio de un mentiroso. Moneta, como dice un forista, no le debe nada a los Mendocinos. Pagó los "muertos de Lafalla". Moneta le vendió a Mendoza, gracias a Lafalla, circo como los caballos de Argentina en Mendoza ¿se acuerdan? En el gobierno de Lafalla llegó a mandar. Tipos como Lafalla son los grandes deudores a los Mendocinos. ¿Quien trajo a Moneta y le entregó los bancos? Lafalla. La culpa no es del chancho, sino del que le da de comer. No he leído el libro, y no pienso comprarlo para no darle un mango. Que se dedique a alquilar sus propiedades al Estado, como hizo con el edificio enfrente de la Legislatura. ¿Se olvidó de la gestión en OSEP? De sus relacion con Manzano????? Creó "personajes" como Kazabán, que destruyeron la seguridad en Mendoza. A sacar leyes como la de los casinos. Respecto al tema de la promoción ¿que hizo él en favor de Mendoza? Es como el actual gobernador, KAKE, cacarean pero cada día estamos peor. No hizo nada, y lo que hizo lo hizo mal. Como las aguas del Colorado y Desaguadero. El chileno Lafalla, cruza con mapuche, de casualidad nacido en San Rafael, es uno de los personajes menos indicados moralmente para hablar o intentar justificarse. Todo lo que ¿hizo? fue decir una cosa y hacer otra. Le debe remorder la conciencia y ahora pretende justificarse a través de un libro. ¿Se olvidó que gracias a su gestión varios de sus amigos terminaron presos por el tema Banco de Mendoza? Debe haber escrito 500 páginas de mentiras para intentar justificarse. Despreció a los empleados públicos y judiciales. No le importo, como dice otro forista, que ex empleados de los bancos que quedaron en la calle, se suicidaron. Ni que los JUBILADOS ahora tengan que mendigar en la ANSES cuando teníamos NUESTRA CAJA DE JUBILACIONES que por supuesto también reventó. De gobernador, como KAKE, de lo peor que ha pasado por esta Provincia que no merece semejantes gobernantes. La nota de Naranjo muy buena. Lástima tener que hablar de semejante personaje.
9
plateado30 de Mayo de 2010|22:54
Esperemos nunca vuelva un gobernador tan dañino de las intituciones como este señor,gracias a dios fue el ultimo, esperemos solo se dedique a hacer libros y nunca mas a la politica, prefiero al inutil de jaque que a este traidor, sigue con sus mentiras 10 años despues.
8
cristian30 de Mayo de 2010|16:30
Lafalla fuiste el peor gobernador de Mendoza, e incidiste en los 2 gobiernos anteriores al tuyo, o te olvidaste que fuiste ministro de Bordon y Gabrielli??
7
roberto eduardo cortesi30 de Mayo de 2010|15:42
Este señor que tuvimos los mendocinos como gobernador fue una verdadera pesadilla. Ademàs de todas las cagadas que hizo y que hoy la historia así lo corrobora provocó innumerables perjuicios economicos y sociales a los mendocinos, y esos que como abogado que es no puedo creer las burradas que hizo. Como ex empleado del Banco de Mendoza hoy me duele en el alma recordar a compañeros de trabajo que se suicidaron, que padecen depresio9n yo hasta el día de hoy no pudieron reinsertarse en un trabajo digno. Sr. Lafalla eso le pesará por siempre en su conciencia. Tasmbièn se dio el lujode congelar el pago de antigüedad a todos los empleados publicos, tema que padecieron futuras gestiones politicas, aun las peronostas. Se permitio echar culpas sobre Moneta y el verdaderp traidor y entregador fue êl. Moneta no le debe a ningun mendocino un solo peso, e n cambio este señor nos debe la dignidad a los mendocinos.
6
garcaman30 de Mayo de 2010|15:22
Para mi fue el mejor gobernador que tuvo la provincia,seguramente que cometió errores,pero también es muy digno escribir un libro dando explicaciones de algunos de ellos,creo que todas esta cosas fortalecen la democracia,seria bueno que antes de emitir una opinpción lean el libro. Lo digno que spre. tuvo Lafalla fue que se enfrentó con Menem,con Vila,con Moneta ...tuvo huevos.
5
mangrullo30 de Mayo de 2010|14:00
Los Peronistas reventaron no solo el Banco de Mendoza, tambien el de Previción, Bodegas Giol, EMSE, OSM, Y QUE GANAMOS LOS MENDOCINOS Por favor....todavia por ahi anda dando vueltas el libro verde del pilo PERONISMO = MENTIRA ,PATOTERISMO DESASTRES y DEMAGOJIA
4
agloria30 de Mayo de 2010|13:10
Que.........ahora tiene que publicar un libro para JUSTIFICAR los desastres que le hizo a la provincia ?. Por ejemplo no creo que una persona tome tantas MALAS DECISIONES , dejando a todos los docentes mendocinos sin su propia Caja de Jubilaciones y otros tantos increibles errores que produjeron desamparo y otras cosas mas......... que aun estamos pagando
3