Deportes

Mónaco: "Quedar tan rápido fuera del torneo es durísimo"

El tenista tandilense cayó en el debut en Roland Garros frente a Grega Zemlja, un debutante absoluto en el torneo, y sostuvo: "Es duro, es durísimo, es un palazo haber perdido en primera ronda". Mónaco venía de ser campeón del mundo por equipos en Düsseldorf.

Juan Mónaco, al que Argentina había convertido en su favorito en Roland Garros tras las ausencias de Juan Martín del Potro y de David Nalbandian, aseguró hoy que "es durísimo, un palazo, haber perdido en primera ronda" del Grand Slam de París.

"Sabía que había muchas esperanzas (depositadas sobre mí)", aseguró un Mónaco hundido y cabizbajo tras haber caído eliminado contra Grega Zemlja, 142 del mundo y debutante en París, por 7-6(6), 3-6, 7-5 y 6-3.

"Es duro, es durísimo, es un palazo haber perdido en primera ronda. Con la ilusión que yo vine, que la semana pasada estábamos muy bien, que me sentía bien anímicamente y físicamente, tras haber ganado el torneo de Dusseldorf, también sobre polvo de ladrillo...", resumió.

El de Tandil reiteró que "quedar tan rápido fuera es durísimo" porque es el torneo con el que siempre sueña, más en un año en el que el sorteo le había deparado un camino modestamente asequible para intentar "algo importante", escorado en una parte del cuadro en la que el máximo cabeza de serie era el estadounidense Andy Roddick.

"Por ahí miras un poco el cuadro y te dices: este año tengo una buena ocasión de hacer algo importante. Es duro pero hay que apoyarse mucho en los afectos, en la familia y salir adelante. Esto es como un trabajo, tampoco es vida o muerte", agregó.

Sobre el partido, aseguró que no jugó su mejor tenis frente a un rival al que no conocía "ni físicamente".

"No lo conocía para nada (a Zemlja). Me habían dado un par de referencias de él pero la verdad es que una vez que estaba en la cancha era mucho mejor jugador de lo que me habían dicho", comentó "Pico" Mónaco.

Destacó del esloveno la tranquilidad que fue adquiriendo a medida que avanzaba el partido y lo seguro que se sentía en los puntos decisivos.

"A medida que iba pasando el partido, en los puntos importantes, él se iba soltando y jugaba más relajado. Me sentía hasta impotente. Yo tenía triple 'break point' y me metía tres saques seguidos a 210 kilómetros por hora", recordó el de Tandil.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|14:10
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|14:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016