Deportes

El Barcelona cierra su gira asiática con una goleada

Los catalanes se impusieron al Mission Hills, un combinado de dos equipos de Hong Kong, por 4 a 0 en el último partido de pretemporada en China. Messi no jugó y Maxi López ingresó en el complemento.

El Barcelona disfrutó de su partido más plácido de la pretemporada ante el Mission Hills, un combinado de dos equipos de Hong Kong al que derrotó sin esfuerzo (0-4) en el último capítulo de su gira por China y Japón, con goles de Xavi, Etoo, Henry y Giovani dos Santos, convertido ya en el 'pichichi' del verano azulgrana con cuatro tantos. El partido, aplazado horas antes por el tifón 'Pabuk', fue un mero entrenamiento para el conjunto azulgrana. Aplicándose sólo a medias, el Barça sentenció en la primera parte con tres goles y se limitó a repartir los minutos de juego en la segunda mitad.

Enfrente tuvo a un conjunto de jugadores del Happy Valley y el Kitchee, de la Liga de Hong Kong, un puñado de futbolistas de escaso nivel que permitieron al Barcelona jugar a placer, con enormes espacios en ataque y toda la tranquilidad del mundo en defensa. Pese a ello, Frank Rijkaard dispuso una alineación muy competitiva, con un trío atacante de alta escuela: Ronaldinho, Henry y Etoo volvieron a compartir once inicial. Y el tridente enseñó algunos destellos de lo que puede llegar a ofrecer.

Con campo suficiente para tocar y tocar, Iniesta y Xavi gobernaron con autoridad el partido desde la medular. Fue precisamente el catalán el encargado de abrir el marcador en el minuto 22 a pase de Iniesta. Desde el costado derecho del área rival, sin oposición alguna, Xavi estableció el 0-1 entre las piernas del portero rival. La jugada resumió lo que sería el partido: pan comido para el Barça.

 

Así se vivió en Asia la presencia del Barça




Ronaldinho se quedó sin marcar
A la media hora, los tres delanteros del equipo firmaron su primera obra conjunta. Con la ayuda de un rival boquiabierto y pasivo, Henry abrió para Ronaldinho, y el brasileño alcanzó la línea de fondo, a la izquierda de la meta de Fan Yun Chip, para habilitar a Etoo. Desde la frontal, libre de marca, estableció el camerunés el 0-2. Su primer gol del verano, una liberación para el '9' azulgrana.

Henry se sumó a la fiesta poco después. Fue un gol elegante, como el juego suave y dulce del francés, que remató de cabeza, lanzándose en plancha, un centro templado de Etoo. El balón se coló por la escuadra de la portería del Mission ante la mirada atónita del portero del Happy Valley.


Tiempo para los transferibles y los canteranos
Convertido en una fiesta en honor del Barcelona, el partido iba camino de registrar una goleada propia de otros tiempos. Pero el descanso calmó los ánimos y trajo consigo el típico carrusel de cambios. Entraron al campo Motta, Maxi López, Ezquerro -todos ellos transferibles- y los canteranos. El ritmo de juego se enfrió y el Barcelona comenzó a pensar más en el viaje de regreso a casa que en el partido.

Hubo tiempo, sin embargo, para tener noticias de la gran revelación del verano azulgrana. El mexicano Giovani dos Santos, sustituto de Ronaldinho, apenas necesitó un par de intervenciones para registrar el cuarto gol y alimentar los comentarios sobre el enorme futuro que le espera.

Lo hizo aprovechando un buen pase de Xavi, y escorado a la banda derecha para colocar el balón en la red del rival con un toque seco, con el interior del pie izquierdo, con la facilidad con que definen los grandes delanteros. Antes, Sylvinho había aprovechado la inocencia del rival para protagonizar una larga progresión por su banda que casi acaba en gol, y Ezquerro vio cómo le anulaban un gol legal. Pero fue Giovani, con su tanto (ha marcado en cuatro de los cinco partidos de preparación), quien cerró definitivamente el partido.

El rival, el más flojo de la pretemporada azulgrana, por inocente y desorganizado, apenas permitió obtener conclusiones. Al menos, Etoo logró su primer gol de la pretemporada, también Henry firmó su primer tanto de jugada, y los fichajes continúan acoplándose con solvencia. Abidal ya es el dueño del lateral izquierdo y Touré, el pilar del equipo en el centro del campo. Y el joven Giovani sigue creciendo a pasos agigantados.

En Imágenes