Descontrol en Mendoza: ¡Vino Gonzalo Heredia!

Ese fue el grito femenino en el Mendoza Plaza Shopping hace unos días. Con un cóctel compartido entre clientes y amigos; Fiume inauguró su nueva tienda a la que asistió, como invitado exclusivo, el galán de "Malparida". Una imperdible galería de fotos, perlitas y hasta una mini-entrevista al chico del momento, en esta nota.

Lleva tan sólo 8 temporadas en el mercado, pero en ese tiempo Fiume ha logrado posicionarse con gran prestigio y proyección internacional en la vestimenta casual de hombres y mujeres que gustan de prendas de diseño y calidad.

Desde su primer local en Mendoza, instauró un concepto moderno de la moda informal, combinado con la atención personalizada y cálida ambientación del local.

Con un cóctel especialmente organizado para clientes y amigos de la casa, Fiume abrió las puertas de su segundo local, en el Mendoza Plaza Shopping. Los asistentes, compartieron en el vip ambientado creativamente al ingreso de la tienda, las delicias que ofreció Sushi Club: rolls y makis de langostinos, pulpos, atún y salmón. Los vinos y el champagne, llegaron de la mano de Bodega Salentein.

Verónica Gómez, Lorena Díaz, Laura Irigo, Nati Oviedo e Ivana García; en uno de los sillones de la vip armada para la ocasión.

Arquitectura minimalista. Una de las características que tiene el nuevo local es la ambientación minimalista. Luego de atravesar el ingreso, con el frente revestido con originales cerámicas de cuero, se accede a un espacio en el cual se destaca el piso -en un brillante porcelanato negro-. El otro sector destacado es el denominado “interactivo”: lo dominan una pantalla LCD 40 pulgadas y un led de alta tecnología, que se ensambla con los cómodos sillones, creando un espacio intimista.

Los responsables de Fiume recibieron al actor, que
debió resguardarse rápidamente dentro del local.

Galán acosado.  Desde el año pasado Gonzalo Heredia es la cara exclusiva de la marca. Desde su personaje de Enzo, en “Valientes”, mostró la colección de camperas que se convirtió inmediatamente en uno de los íconos de la etiqueta.  Con el correr de la tira, Gonzalo fue mostrando las distintas colecciones de Fiume y hoy su look es un sello distintivo, que se puede también apreciar en las prendas informales que luce en la ya exitosa "Malparida".

Perlitas divertidas

Diálogo “para alquilar balcones”. Dos jóvenes periodistas de televisión, compañeras de canal, mantuvieron un desopilante diálogo que divirtió a más de uno de sus compañeros. “Se parece físicamente a Andrés, un camarógrafo del canal. ¡Es igual!”, comentó una de ellas. “Habla igual que un amigo mío. ¿Te parece lindo?”, preguntó la otra. “No sé que decirte. ¿Se bañará? Porque no parece. Aparte está muy peludo”, retrucó la primera.

Otra de las periodistas. Esta vez, el escrache no es sólo para las de TV, sino también para las comunicadoras de gráfica, radio y hasta las fotógrafas. Casi todas sucumbieron a la tentación y “mostraron la hilacha” del cholulismo. Muchas se fueron con una foto de recuerdo, abrazadas a Heredia (hubo alguna que hasta le dejó un piropo hot al oído).

La puerta del local atestada de fanáticas.

¡Se llama Gonzalo! Otra jocosa situación se vivió a la llegada del ídolo porteño. La turba de chicas que corría para poder robarle un beso, sacarse una foto o simplemente saludarlo aumentaba estrepitosamente, y la seguridad hacía lo que podía para contenerlas. En medio de los forcejeos, se escuchó un grito de pasión seguido de un “¡Luciano, mirame, te amo!”. A los segundos, otra exclamó “¡Cristian, tirá un beso!”. El actor no pudo más que estallar en una carcajada.

Mini-entrevista

A pesar de ser súper requerido y de advertir de antemano que no haría declaraciones sino que sólo presentaría la ropa de Fiume, MDZ tuvo la oportunidad de sentarse unos minutos a conversar con Gonzalo Heredia. A continuación, los resultados más importantes de la charla.

- En el último mes y medio, has venido dos veces a Mendoza. ¿Has podido pasear, conocer la provincia, o sólo han sido “viajes relámpago”?

- Es cierto. Vine hace poco a presentar la obra “Valientes”, en el Auditorio Bustelo; y por casualidad ahora me tocó volver. La verdad es que me pone feliz, porque me encanta este lugar. No pude conocer nada la otra vez, y espero poder hacer alguno de los tours del vino: mucho me han hablado de ellos.

Silvana Bertonati y una amiga se tomaron una foto "para darle envidia a todas".

- “Valientes” fue un éxito abrumador. ¿Cómo te sentís en este nuevo proyecto que es “Malparida”? ¿Comparás un programa con otro?

- No, nada que ver. Toda la vida voy a estar agradecido por haber formado parte de “Valientes”. También me siento dichoso por mi participación en “Socias”. Pero ahora estoy muy contento con “Malparida”. Es un nuevo desafío, que al principio lo empecé expectante y con los miedos típicos de no saber cómo será recibido; pero por suerte, y gracias a la suma del excelente equipo técnico y el grupo increíble y cohesionado de actores que conforman el elenco la respuesta del público fue genial.     

- Vemos que continuás con la mano entablillada. ¿Concretamente, qué fue lo que te pasó?

- Durante una escena de Malparida, golpeé mal una pared y me fracturé un dedo. Específicamente, el quinto metatarso. Me pusieron una clavija y en unos días me la sacan. (“Yo te la saco con los dientes”, dijo por lo bajo una colega periodista que el actor no llegó a escuchar).

- Dicen que se viene “Valientes, segunda parte” ¿Qué hay de cierto en ello?

- Yo no se absolutamente nada. Me estoy enterando por lo que vos y otro colega tuyo me dijeron hoy. No lo descarto, por supuesto; pero ahora estoy enfocado y tengo todas mis energías puestas en “Malparida”.

Carolina y Celina Odoriz también pasaron por Fiume.

- ¿Cómo viviste la entrega de los Martín Fierro? Estabas nominado junto a Luciano Castro y Arnaldo André, pero sin la compañía de Mariano Martínez. ¿Qué sensación te produjo eso?

- Me pareció mal. No estoy de acuerdo para nada. Creo que APTRA tenía algo personal contra Mariano. Estoy feliz que Arnaldo se haya llevado el galardón finalmente, porque es un capo y su trayectoria es intachable; pero de nosotros tres, Mariano era el que más se lo merecía. Yo fui testigo de la preparación y del tiempo que le dedicó al personaje de Segundo Sosa. Se quedaba hasta tarde laburando en las escenas, elaborando la historia dura que el personaje tenía y la forma particular con la que hablaba. Creo que, lamentablemente, todo eso no fue valorado. Por lo menos en la terna, tenía que estar.   

- Sos actor… ¿Y también modelo? ¿Cómo te llevás con este “plus” que es trabajar con tu imagen?

- Yo no soy modelo. ¡Para nada! Tampoco tengo ni las ganas ni la fantasía de serlo. Me divierte ser “la cara” de Fiume y acepté hacerlo porque soy amigo de Hernán (el dueño). Lo conozco desde que hacía “Socias”, me gustó mucho la ropa y bueno… cuando me lo propuso le dije que sí. Soy una persona que me relaciono a través de la intuición. “La piel”, que le dicen. Manejo mucho mis relaciones desde lo que siento, desde lo que percibo de las personas.

- Ya que hablaste de relacionarse… ¿Viniste solo? (se supo que había llegado a Mendoza con Cecilia Roth) ¿El corazón cómo anda?

- ¿Querés que hablemos de anatomía? ¿De algunas partes de mi cuerpo? (risas)

- Dale, contanos… ¿Cuál es tu estado?

Estar… estoy bien, gracias.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial