Cerca de 200 empresas ya están reemplazando gas y electricidad

Unas 200 empresas se inscribieron en el Programa Energía Total, muchas de ellas ya están recibiendo de parte de las petroleras combustibles alternativos a precios subsidiados.

Así lo informaron a la prensa fuentes ligadas a las firmas petroleras, a pocos días de que finalice el período de inscripción al programa.
La petrolera Repsol YPF dispuso para abastecer este programa un barco cargado con 22 mil toneladas de fueloil, tiene previsto importar otro con 40 mil toneladas y trajo al país unos 310 mil metros cúbicos de gasoil.
De esta manera, busca abastecer el incremento de la demanda de esos combustibles que están sustituyendo el uso industrial de gas y electricidad.
En cuanto a la logística para su distribución, la petrolera dispuso ampliar su flota de camiones con 30 nuevos vehículos equipados para transportar fueloil, y sumó otras 90 unidades para la distribución de gasoil.
Asimismo, prevé incorporar otros 20 camiones adicionales para completar la distribución.
Para la atención de los pedidos y consultas de parte de las empresas, Repsol YPF dispuso también de un centro de atención telefónica.
Los rubros que mayormente se han inscripto para este programa de sustitución de combustibles fueron los relacionados con la generación eléctrica, las aceiteras, e importantes industrias papeleras.
Pero también muchas pequeñas y medianas empresas se sumaron al plan especialmente las localizadas en las regiones central y cuyana del país.
Las empresas interesadas en inscribirse en el Plan Energía Total, anunciado por el Gobierno, para intentar paliar la crisis energética, disponen de cinco días hábiles al mes para presentar su pedido de venta de gasoil a precio subsidiado, previa inscripción en un registro de empresas adheridas.
Originalmente el plazo para la inscripción a ese registro vencía el 31 de julio pasado, pero, dado que "las empresas del sector han solicitado una ampliación", ésta fue concedida por la Secretaría de Energía hasta el miércoles de la semana próxima.
El plan lanzado por el Gobierno tiene como objetivo que las fábricas utilicen combustible líquido y generar electricidad para producir, en reemplazo del gas.
De esta manera, esa energía sobrante podrá destinarse a la generación térmica, que ahora utiliza gasoil.
El programa tiene un costo fiscal de 930 millones de pesos, que es financiado con partidas presupuestarias correspondientes al Ministerio de Planificación que dirige Julio De Vido.
El dinero será asignado al pago de las diferencias que surjan entre los precios de compra para la provisión habitual de cualquier fuente de energía y la adquisición de los combustibles líquidos sustitutos.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 00:17
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 00:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'