Deportes

Mayweather sigue siendo el mejor boxeador del mundo

El estadounidense Floyd Mayweather jr. revalida su título de campeón del peso welter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), después de vencer por KO en el décimo asalto al aspirante, el inglés Ricky Hatton. Ambos llegaban como invictos.

La pelea, pactada a 12 asaltos y promocionada como la del "invicto", al llegar los dos boxeadores sin conocer la derrota de profesionales, se celebró en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, con un lleno completo.

Mayweather tiró dos veces a la lona a Hatton antes que el árbitro de la pelea Joe Cortez la parase para darle el triunfo al púgil estadounidense que se consolida como el mejor del momento dentro del mundo del deporte del boxeo.

El campeón invicto, que dominaba la pelea a los puntos, abrió el décimo asalto con un gancho de izquierda y un golpe de derecha demoledor que envió a Hatton a la lona.

Pero Hatton se levantó para recibir otro gancho y una serie de golpes de izquierda y derecha a la cabeza, ya puesto contra la cuerdas, que le hicieron doblar de nuevo las rodillas y ahí se acabó su invicto.

Cortez paraba la pelea con 1:35 para concluir el décimo asalto y también desde la esquina de Hatton ya habían tirado la toalla para que no siguiese recibiendo más castigo innecesario.

Mayweather, de 30 años, que ha ganado cinco campeonatos mundiales del CMB (superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter), el único en la historia, elevó su palmarés a 39 victorias, con 25 victorias por KO.

Mientras que Hatton, de 29 años, ex campeón superligero y welter e ídolo de los británicos, sufrió su primera derrota en 44 peleas, con 31 triunfos antes del límite. "Sabía que iba a ser una pelea dura", declaró Mayweather, que cuando llegó el KO tenía la ventaja en las cartulinas de los tres jueces por 89-81 en dos y 88-82 en un tercero.

La pelea había sido interesante a partir del tercer asalto, cuando Hatton comenzó brillante con su ataque y colocando bien su gancho de izquierda, que es el que más daño le hace a Mayweather.

Pero el campeón siguió moviéndose por el cuadrilátero y al final conectó una excelente combinación de izquierda y derecha que le abrió un corte a su rival por encima del ojo derecho y le siguió dando puntos.

Mayweather abrió el cuarto con sus mejores combinaciones de golpes y además también le hizo daño a Hatton, que fue claramente dominado y estableció el comienzo del dominio del campeón invicto.

Sin embargo, Hatton hizo gala de la excelente preparación física a la que llegó para la pelea de la función denominada "Invicto" y logró meterse en la guardia de Mayweather para colocarle potentes golpes que le hicieron ganar el quinto asalto.

Pero Mayweather ya le había tomado la media al aspirante, se movía muy bien, circulaba y salía de las cuerdas para luego en el centro del cuadrilátero colocar potentes combinaciones de izquierda y derecha, que hacían daño y le daban puntos.

Además Mayweather tuvo a su favor al árbitro Cortez, quien en un golpe que Hatton le dio por detrás de la cabeza le quitó un punto al púgil inglés que luego recibió la misma infracción del campeón, pero a éste no le sancionaron ante el abucheo de los espectadores.

La misma tónica de la pelea se mantuvo en el séptimo y octavo asalto, pero fue Mayweather quien colocó los mejores golpes, más potentes y que al final hicieron que las rodillas de Hatton comenzasen a flojear ante el castigo recibido por parte del campeón.

El noveno fue el anticipo perfecto del KO espectacular que llegó en el décimo asalto porque Hatton ya no tenía ni fuerzas ni recursos para hacerle frente a los golpes que le estaban llegando de todas las partes desde las que Mayweather sacaba sus manos.

Las casas de juego comenzaron a hacer cuentas sobre lo que les deparó la primera derrota del deportista británico que ha recibido más apuestas en la historia, con cerca de 20 millones de dólares a su favor.

Se calcula que el monto de dinero que se apostaba a favor de una victoria de Hatton superó a todo lo que se apostó por Lewis Hamilton para ganar el mundial de la Fórmula 1, los púgiles Frank Bruno, Lennox Lewis o Joe Calzaghe, proclamándose campeones mundiales.

También a Tim Henman cuando lo daban como ganador de Wimbledon, Colin Montgomerie llevándose un grande del golf o Paula Radcliffe adjudicándose un oro olímpico.

Mientras, los más de 4.000 aficionados británicos, que viajaron a Las Vegas para ver a su ídolo comenzaron a asimilar con resignación su primera derrota ante un rival que fue siempre superior en todos los aspectos y le respondió con el doble de los golpes que le conectó.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:51
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016