Sabores dulces y finas infusiones para la hora del té

Park Hyatt Mendoza y De Mi Campo idearon una espectacular carta de té con creaciones a cargo del pastelero Walter Godoy y originales variedades de té. ¿El resultado? Un maridaje perfecto para disfrtuar por las tardes. Quiénes asistieron y algunas de las tentaciones que conforman la propuesta, en esta nota.

Tomar el té es una tradición que todavía se conserva en Mendoza. A pesar de que las cargadas agendas diarias de las personas exigen una constante disciplina para cumplir con todas las actividades, tomarse cinco minutos -como rezaba la publicidad de una reconocida marca de té- siempre es posible; y si ese momento logra ser un poco más extendido para disfrutar algunas exquisiteces, se vuelve un placer.

Cecilia Zunino -propietaria de De Mi Campo,
junto a su mamá, Coca Mosso, una de las
invitadas de la tarde.

Park Hyatt Mendoza en su búsqueda permanente por complacer a sus clientes ideó, junto a De Mi Campo, una carta de té con los mejores productos e infusiones para deleitarse en una inolvidable tarde en sus salones.

El chef pastelero Walter Godoy se puso manos a la obra para combinar deliciosas creaciones con variedades de té orgánicos en base a hierbas naturales como Melisa, Cedrón, Menta, Manzanilla y la flor de Lavanda.

Un buffet delicioso. Cuatro mesas perfectamente preparadas mostraban la cantidad de delicattesens elaboradas. La elección para degustar una u otra fue realmente difícil. Sólo por nombrar algunas, la propuesta estaba compuesta por tartas cremosas de chocolate y lavanda, torta de manzana caramelizada con té de cedrón, créeme  brulee de manzanilla, tarta de frutas con crema pastelera de lavanda, mouse de té de menta, muffin de menta y chocolate, budín de miel y lavanda, tarta húmeda de cedrón, frutos frescos en almíbar de cedrón y profiteroles con diplomata de lavanda.

¿El resultado? Un maridaje perfecto entre sabores dulces y finas infusiones, algunas muy originales. El comentario de las invitadas -distintos grupos de amigas- fue unánime: ¡una delicia!

Y como ocurre con todo chef que es consultado por las fórmulas de sus creaciones, Walter también prefirió guardar el secreto de sus recetas. A cambio, ofrecemos algunas fotografías con las preparaciones con las que los anfitriones del hotel esperan a sus invitados.  

Las frutillas y el chocolate, dos grandes tentaciones.

En la galería de fotos, todas las asistentes que degustaron la carta de té la tarde de su presentación. 

En Imágenes