Deportes

Nadal brilló y está a un paso de volver a ser el 2 del Mundo

Rafa Nadal se clasificó para las semifinales de Madrid tras doblegar en cuartos a Gäel Monfils. El balear está a sólo una victoria de recuperar el segundo puesto en la clasificación mundial.

Rafa Nadal se clasificó para las semifinales del Madrid Open 2010 tras doblegar en cuartos a Gäel Monfils. El balear está a sólo una victoria de recuperar el segundo puesto en la clasificación mundial. Para ello, deberá ganar a Nicolás Almagro.

Rafa Nadal se impuso al francés Gäel Monfils por un marcador global de 6-1 y 6-3 tras una hora y dieciocho minutos de juego en el encuentro que cerró la jornada matinal en el estadio Manolo Santana de la Caja Mágica. Desde el primer juego del partido, que por cierto ganó Nadal en blanco al servicio, se vio la superioridad de Rafa en la pista. Muy fino con el saque, el balear hizo mucho daño a su rival al resto. Amagó con el break en el segundo de la tarde y lo logró sólo dos más tarde. Un juego, el cuarto, en el que el francés tuvo bola para ganar 'a 15', pero el juez de silla rectificó su decisión porque el derechazo se le había ido al francés al pasillo de dobles. Luego, una doble falta confirmaba el break para Nadal. Con ventaja en el marcador, Rafa hizo y deshizo a su antojo. Golpeó duro y plano con su derecha moviendo a Monfils de lado a lado de la pista. El galo corrió hasta la extenuación, haciendo más kilómetros que un maratoniano. Y estuvo fallçón, muy fallón durante todo el encuentro. En sólo 32 minutos, Rafa ya había mandado el primer set a su casillero.

El segundo set tuvo algo más de miga, pero no por el plano deportivo -donde Rafa dio la sensación de sentenciar el partido cuando metiera una marcha de más- sino en el extradeportivo, donde Monfils exhibió su lado 'tribunero' y dio rienda suelta a sus gestos intentando ganarse a la afición. Táctica para desconcentrar a su rival o no, Monfils llegó incluso a echarse mano al abdominal, prueba patente del desgaste físico. El francés intentó acortar los puntos jugándose todo. Saques que traducía en dobles faltas y ganadores que sumaban a la nómina de errores no forzados. El cuarto juego de esta segunda manga fue en el único en el que Rafa pasó verdaderos apuros (en el resto no cedió más de dos puntos). Aquí salvó dos bolas de break. Cuando el juego pintaba en bastos, Rafa sirvió a la perfección y se echó a la red para finiquitar el juego. Estaba claro que cuando Nadal consiguiera un break, el partido habría llegado a su fin. Y los pronósticos no fallaron. Una ruptura en el séptimo juego sería ratificada con una nueva ruptura en el noveno. Una doble falta que daba vía libre a Nadal a las semifinales, donde ahora deberá medirse a Nicolás Almagro.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|21:39
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|21:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016