Deportes

Almagro alcanza su primera semifinal de Masters 1.000

El murciano estuvo acompañado desde la grada por familiares y amigos a los que dedicó la victoria. Necesitó menos de una hora para doblegar a Melzer y ahora podría medirse con Nadal.

Nicolás Almagro se clasificó para las semifinales del Madrid Open 2010 tras derrotar con autoridad a Jürgen Melzer. Se trata de las primeras semifinales del murciano en un torneo de esta categoría. Su próximo escollo antes de la final será el ganador del choque que mide a Rafa Nadal y a Gäel Monfils.

Nicolás Almagro se impuso al austríaco Jürgen Melzer por un marcador global de 6-3 y 6-1 en sólo 58 minutos de juego en el choque que abrió la jornada en el estadio Arantxa Sánchez Vicario, el segundo por importancia de la Caja Mágica. El pupilo de José Perlas demostró una vez más su gran momento de forma y logró la clasificación para sus primeras semifinales en un torneo de categoría Masters 1.000 (anteriormente había alcanzado los cuartos de final en cinco ocasiones). "Es una victoria importante por todo lo que conlleva. Es una pequeña barrera que tenía y que he superado en casa, por lo que me hace más feliz. Ahora me toca disfrutar del momento", señaló el murciano.

'Nico' está muy fino con el servicio, con el que firmó seis saques directos y tan sólo cedió nueve puntos en todo el choque, arma en la que basó su superioridad ante un Melzer que en ningún momento se encontró cómodo en la pista. "No me había parado a mirar esa estadística, pero sí es cierto que estoy jugando bien durante estas últimas semanas. Tengo mucha confianza con el servicio, me encuentro muy a gusto, me estoy moviendo bien por la pista y tengo la confianza que otros años me podía faltar", dijo al respecto.

En semifinales, Almagro podría medirse a Rafa Nadal si el balear termina ganando al francés Gäel Monfils, lo que garantizaría la presencia de un miembro de la 'Armada' en la final. "¿Ya ha nagado Rafa", bromeó el murciano, que recordó su enfrentamiento ante el de Manacor en el Masters 1.000 de París en 2008, en el que tuvo contra las cuerdas a Nadal, pero terminó cediendo por un tanteo de 3-6, 7-6(2) y 7-5. "Aún tengo frescos muchos recuerdos de aquel partido. Hice las cosas bien, pero no pude terminar de rematar la faena por culpa de unos problemas físicos", apuntó. Si gana mañana y logra el billete para la gran final, Almagro lo tiene claro: "Me baño en el lago para celebrarlo".
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:39
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes