Deportes

Alan Schlenker vuelve a estar ante una extensa declaración indagatoria

Vuelve a estar frente al juez Luis Rodríguez, como imputado por la muerte de Gonzalo Acro. Según su abogado, desvirtuará las acusaciones de un testigo que afirmó haberlo visto en la noche del crimen del
hincha de River.

Alan Schlenker, sindicado como uno de los líderes de la "barrabrava" de River Plate, declaraba este sábado como acusado del crimen del hincha "millonario" Gonzalo Acro, ante el juez de instrucción Luis Osvaldo Rodríguez.

Su defensor, el abogado Roberto Ribas, anunció que su cliente desvirtuará las acusaciones de "Rubencito", un testigo que afirmó haber salido con los hermanos Schlenker la noche en que fue atacado Acro, con los que estuvieron constantemente hablando por handy.

Esos dichos fueron parte de los argumentos evaluados por el magistrado para considerar que ambos habían coordinado por esa vía los detalles del crimen con el resto de los integrantes de su grupo.

"En esa testimonial hay por lo menos 23 mentiras o errores", aseguró Ribas, y agregó: "Alan y su hermano (William) no hablaron exageradamente esa noche y lo vamos a probar con los entrecruzamientos telefónicos". "Rubencito" declaró que al conocer al día siguiente de su reunión con Alan y William que Acro había sido baleado, se sintió utilizado por ellos para servirles de coartada.

"Eso tampoco es cierto", añadió Ribas, "en ese punto, el de la salida nocturna, también dice una cosa y luego otra, es muy contradictorio y lo vamos a destacar". El letrado consideró "jurídicamente endeble" la resolución del juez, por la que procesó con prisión preventiva por el delito de homicidio a varios presuntos "barras" de River Plate, entre ellos William Schlenker.

Alan Schlenker pasó la noche detenido en la alcaidía de los tribunales de Talcahuano 550 y probablemente tras su indagatoria sea enviado al penal de Marcos Paz, donde se encuentra preso su hermano y otros siete barrabravas acusados en la misa causa.

El viernes, durante más de tres horas, el juez Rodríguez realizó ante el sospechoso una extensa descripción de los hechos y enumeró los elementos de prueba que lo involucran en el caso, a los que Alan sólo agregó "comentarios", explicó a Télam su abogado defensor, Roberto Ribas.

Tras pasar más de un mes prófugo, Alan Schlenker se presentó poco antes de las 11 en el Palacio de Tribunales junto con su abogado, luego de bajar de una camioneta 4x4 bordó. "Buen día, mucho gusto", aseguró el letrado que le dijo su cliente al juez Luis Rodríguez al entrar a su despacho, vestido con un buzo azul, pantalones marrones, zapatillas y una gorrita, y que incluso le dio la mano antes de que le informaran sobre su situación.

Ribas explicó que su cliente se entregó porque "no aguantaba más" y que tenía previsto presentar diversa documentación para probar que no tiene relación con el homicidio de Acro, incluso una carta documento en la que hace un tiempo habría adelantado lo que iba a ocurrir.

El homicidio de Acro, integrante de la facción de la barra brava de River Plate liderada por Rousseau, fue cometido el 8 de agosto último cuando el joven se retiraba de un gimnasio del barrio de Villa Urquiza y fue atacado a tiros por varios hombres que se bajaron de una camioneta y de un auto.

Por el crimen, el juez procesó con prisión preventiva a Willian Schlenker, Carlos "Urko" Verón, Martín "Pluto" Lococo, Andrés "Raba" Torres y Alejandro "Balá" Echeverry por el delito de "homicidio calificado" por la participación plural de autores.

En la misma resolución, el magistrado excarceló por falta de mérito a Víctor "Toddy" Videla y a Matera. En tanto, aún permanecen prófugos Eduardo "Monzón" Valle, Emanuel "Rocky" Raposso, Matías "Kevin" Kraft, Pablo "Cucaracha" Girón, Ruben "Oveja" Pintos, Ariel "El Colo" Luna y Pablo "Bebote" Alvarez, de la barra brava de Independiente.

Para el abogado de la familia Acro, Aníbal Mathis, del expediente se desprende que los Schlenker fueron los "autores intelectuales" del crimen y que tuvieron comunicaciones con los ejecutores del asesinato. Al declarar, Matera acusó a Luna de disparar contra Acro y a Girón de ser su acompañante.
En Imágenes