Los documentales mendocinos del Bicentenario

Los microprogramas sobre este tema que desde el año pasado produce la UNCuyo apuntan a generar conciencia de nuestra historia reforzando la memoria colectiva. Ya han producido 90 y esperan duplicar la cifra cuando el proyecto se complete el año que viene. Compartamos este excelente trabajo.

El Bicentenario está produciendo una enorme y disímil cantidad de productos: desde miles de aburridos actos oficiales a atractivas y oportunas propuestas editoriales, sin dejar de lado los encuentros espontáneos de vecinos en plazas, los foros de debate organizados desde el Estado provincial y nacional ni los festivales populares que incluyen folclore, tango y rock.

Los temas, los abordajes y las relecturas son múltiples. Viejas imágenes rescatadas de archivos ocultos para el gran público,  documentos puestos nuevamente en valor por investigadores, testimonios de figuras que protagonizaron estos últimos doscientos años y opiniones de analistas contemporáneos intentan reconstruir y explicar la historia argentina.

Toda nuestra historia, la provincial y la nacional es revisada, cuestionada y vuelta a contar en el Bicentenario de la Revolución de Mayo.

La UNCuyo tampoco es ajena a este vendaval de la memoria. Entre los muchos ciclos, encuentros, congresos y cursos que ofrece, quizá haya un solo producto pensado para todo el mundo: la serie de microprogramas referida al Bicentenario que desde el año pasado produce el área de producción audiovisual del CICUNC por iniciativa de la realizadora Cecilia Agüero.

Sergio Vergara, coordinador del Centro de Información y Comunicación de la UNCuyo, explica que “este proyecto nació de la idea de generar conciencia sobre lo que implicaron los doscientos años de la Revolución de Mayo en nuestro país y en nuestra región. Lo que buscamos en estos videos es destacar la producción y la importancia de lo local en la producción de ideas en la región y que hemos aportado al concierto nacional”.

Para ello, relata Vergara, se formó una comisión cuya responsabilidad era “generar conciencia de la historia frente a estos doscientos años para conmemorar la fecha pero tratando de reforzar la memoria colectiva de la sociedad”.

Esto se tradujo en la producción tres microprogramas por semana de dos minutos cada uno. Ya han producido 90 microprogramas y esperan duplicar la cifra cuando el proyecto se complete en mayo del año que viene.

Cecilia Agüero, directora de los minidocumentales, señala que “realizamos el abordaje desde lo más histórico hasta llegar al presente para luego hacer una prospectiva hacia el futuro. Esa es la línea estructural de todos los micros”.

“Tenemos una libertad absoluta para tratar los temas, para convocar a los profesionales que prestan su opinión. Es muy lindo hacer estas realizaciones porque es un producto que permite revisar una gran cantidad de hechos históricos y otros muy actuales, con la libertad y la intención de buscar la identidad de Mendoza”, señala la directora.

El equipo está integrado por Santiago Giménez en la producción, Matías Russo (cámaras), Gisela Levin (edición de video y sonido), Andrés Asarchuk (diseño), y el propio Vergara como coordinador del CICUNC. El programa UNCuyo al Bicentenario 1810-2010 se emite hasta el momento por Canal 9 de Mendoza y por LV10 (los medios que los emiten lo han hecho cediendo el espacio, de manera gratuita); puede verse en la página web de la UNCuyo y desde hoy en MDZOnLine.

Imágenes y palabras

Respecto de la búsqueda de materiales, Agüero señala que “cuando empezamos con el proyecto se hizo un relevamiento en el Archivo General de la Provincia; también en el SID, el sistema integrado de información de la UNCuyo y en el CDH que es un centro de documentación histórica. También buscamos material en la Biblioteca San Martín. Se hizo un gran relevamiento de documentos en todos lados”.

“Pero lo interesante es que ante cada nueva temática los mismos entrevistados poseen material inédito y nos lo facilitan, y eso es riquísimo. Las personas que investigan esas temáticas específicas atesoran fotografías y documentos en su archivo personal y eso enriquece el material audiovisual”, destaca la directora del programa.

¿Cómo se cuenta una historia en dos minutos? Agüero subraya el constante desafío que esto implica. “Por eso adoptamos un formato muy claro, partimos de una noticia principal que sirve como disparador, a través de la imagen de un diario. Este diario nos permite hacer ese resumen, esa síntesis y decir de esto vamos a hablar, esto pasó. Hacemos un trabajo periodístico muy interesante, como comunicadores es una tarea desafiante y apasionante al mismo tiempo. El trabajo del productor Santiago Giménez es muy bueno. Lo que yo creé fue el formato y él se adapta al formato. Pero siempre es muy exigente que la historia, el hecho, quede bien contada en dos minutos”.

Para la realizadora “lo interesante de estos programas es que no solamente se cuenta un hecho histórico sino que se ofrece la mirada de un profesional, de un especialista desde el hoy y que pone ese hecho en perspectiva de futuro. Creo que ese es uno de los grandes logros. Además es un producto de enorme ductilidad porque al ser tan breve, al no tener que sentarse media hora para verlo, la gente va pasando, lo mira dos minutos y se queda con una idea o aprende algo que no sabía. Eso es muy efectivo”.

Algo más que historia

Sergio Vergara pone de relieve que “la información histórica es muy rica en el sentido que el programa proporciona herramientas para conocer más la historia o pensar por qué hoy tenemos tales o cuales condiciones, pensamos de tal manera, tenemos estas estructuras organizacionales o por qué la sociedad está formada de tal forma. A veces estos procesos complejos son difíciles de explicar a los niños y los adolescentes. Por eso, el desafío del micro es resumir en pocos conceptos grandes momentos y demostrar cómo se construyó nuestra historia de manera clara. Hay un profundo proceso de investigación que lleva a la determinación de los conceptos centrales y a partir de eso, de cuáles son los puntos fundamentales sobre los que se apoyará el documental”.

“Es una síntesis histórica para ser comprendida fácilmente y dirigida a un público amplio, que no necesariamente tiene que ser instruido, sino para un público general. Está dirigido a todos los sectores sociales, aún para aquellas personas que no han tenido acceso a la educación formal. La intención es que sean muy didácticos”, subraya Vergara, licenciado en Administración Pública.

El funcionario enfatiza que “esta es una colección de la UNCuyo que está a disposición de la sociedad para todos aquellos que quieran consultarlo. Nos hemos acercado a la Dirección General de Escuelas para que el material se aproveche en los establecimientos escolares, pero todavía nuestro ofrecimiento está a consideración de las autoridades de ese organismo”. Y agrega que los microprogramas se van a presentar en foros provinciales y que en varios actos nacionales por el Bicentenario van a representar a Mendoza. “Lo importante es llegar a la mayor cantidad de gente de forma masiva”, subraya Vergara.


El historiador Darío Sanfilippo y el filósofo Arturo Roig explican los conflictos europeos que encendieron la chispa revolucionaria en el Río de la Plata.

Patricia Rodón

En Imágenes