Provincias patagónicas están en alerta por la amenaza de los volcanes
Las provincias del sur del pais se preparan para un etapa con ceniza ambiental y réplicas de sismos.Las nubes piroclásticas son los riesgos más inquietantes. Cenizas tienen graves consecuencias para los animales y el ambiente.
Las nubes de cenizas, emanadas de la erupción de volcanes del vecino país chileno parecen ser, en el futuro, la mayor amenaza que se cierne sobre gran parte de la Patagonia. "Las réplicas de los terremotos en Chile van a continuar, al menos por un plazo de tres años" pero "la erupción de volcanes que están en Chile, y en particular las nubes piroclásticas, las nubes de cenizas, pueden producir grandes pérdidas económicas. Ese es el peligro más grande y las pérdidas económicas potenciales más grandes que puede sufrir la Patagonia Norte, porque del otro lado tenemos volcanes muy activos, el Llaima, el Lonquimay, el Copahue, el Hudson, el Chaitén...".

Quien habla es el doctor en geología y presidente de la Asociación Geológica Argentina, Andrés Folguera, quien con sus palabras no intenta lanzar una alerta, sino que traza un cuadro de situación.

Folguera, docente de la Universidad de Buenos Aires y también investigador del Conicet, brindó un seminario sobre Procesos volcánicos y sísmicos en el área de la cordillera Patagónica Septentrional, días atrás en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales organizado por la UNRN. Allí habló largo y tendido sobre cómo evolucionaron los conceptos acerca de la sismología en el tiempo, cómo se analizaban los fenómenos relativos a terremotos hace 100 años y cómo evolucionó la ciencia que estudia los terremotos, actualmente. Desembarcó en los ejemplos puntuales del terremoto en el Maule (Chile) y explicó qué conexión existen entre los grandes terremotos y las erupciones volcánicas, en base a los estudios más recientes.

Por eso, tampoco dudó en afirmar que para Chile ya pasó lo peor, aunque es de esperarse que las réplicas y sismos continúen dándose hasta un plazo de tres años.

El experto, acompañado por la geóloga e investigadora del Conicet Maísa Tunik, afirmó que el peligro de las nubes piroclásticas en la Patagonia norte existe. No obstante, "¿qué se puede hacer frente a eso? –se preguntó–. Es poco lo que se puede hacer, porque se tapa la Patagonia de cenizas, los animales comen y se mueren o colapsan por el peso de la lana, son pérdidas económicas cuantiosas y no hay mucho que hacer".

Folguera habló sobre la crisis del Maule, y afirmó que "ya pasó la crisis más grande" aunque explicó que "va a haber terremotos, pero son esperables, son de magnitud alta, son réplicas, ajustes del plano de ruptura del terremoto grande y pueden extenderse por el plazo de tres años". Leer más sobre esta nota en Diario Río Negro
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
24 de Noviembre de 2014|10:45
1
ERROR
24 de Noviembre de 2014|10:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"