Cuando tildar y separar traen consecuencias

¡Cuántas veces escuchamos a los chicos y a los que ya no lo son discutir acerca de cómo escribir POR QUÉ, si todo junto o separado y cómo saber si hay más de una posibilidad!

 

En efecto, hay cuatro posibilidades para esta forma, lo cual produce confusiones y dudas:

 

  1. POR QUÉ: Cuando encontramos que las dos palabras están separadas y que la segunda está tildada, estamos introduciendo una pregunta, que puede ser directa o indirecta. Así: ¿Por qué caen las hojas en otoño? Aquí, la pregunta es directa, y ello queda señalado por la presencia de los signos de interrogación. En cambio, Todavía ignoro por qué procedió así es una pregunta indirecta, en la cual no hay signos de interrogación y la pregunta queda introducida por un verbo que señala falta de conocimiento o  ignorancia. En el primer caso, la oración tenía carácter independiente; en el segundo, la cláusula que lleva el encabezamiento por qué constituye una proposición incluida sustantiva, que pertenece a una oración mayor. Lo cierto es que cualquier hablante puede transformar una interrogativa directa en indirecta del siguiente modo: ¿Por qué llora la niña? (pregunta directa) y Deseo saber por qué llora la niña (pregunta indirecta). Para cambiar la directa en la indirecta, no solamente hemos suprimido los signos sino que además hemos antepuesto una fórmula introductoria de pregunta: “deseo saber”.
  2. PORQUE: Toda vez que encontremos esta palabra, sin tilde y sin separación interna, estaremos en presencia de una conjunción causal que, como señala su nombre, está indicando la justificación de algo. Podría ser sustituida por puesto que, dado que, ya que: Lo han castigado porque ha traído malas calificaciones (dado que, ya que o puesto que ha traído malas calificaciones).
  3. PORQUÉ: En este caso, estamos ante la presencia de un sustantivo, sinónimo de “motivo” o “causa”. Posee plural: “porqués”. Así: No me ha quedado claro el porqué de tu alejamiento  (el motivo o causa de tu alejamiento). En plural, decimos Me abrumaban tantos porqués de los adolescentes.
  4. POR QUE: Escribimos estas palabras sin tilde y separadas cuando estamos recogiendo alguna información anterior; en ese espacio entre una y otra palabra podemos introducir el artículo “el”, si el antecedente es un sustantivo de género masculino: El camino por que subimos es empinado (El camino por el que subimos es empinado). Si el antecedente es femenino, el artículo que podemos introducir es “la”: La falta por que le pusieron una multa fue leve (La falta por la que le pusieron una multa fue leve). En cambio, si los antecedentes fueran masculinos o femeninos pero plurales, los artículos que pondríamos en los espacios en blanco serían, respectivamente, “los” y “las”: Los artículos por (los) que lo absolvieron son cuatro y Las cosas por (las) que luchamos son, a veces, difíciles de explicar.

 

¿Por qué es difícil dominar estas pequeñas “trampas” del idioma? Porque, para hacerlo, es necesario leer mucho y estudiar los porqués de la normativa española por (la) que tenemos que guiarnos.

 

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

 

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:30
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic