Deportes

Pablo Leyton y el análisis de una vida dedicada al referato

El mendocino es uno de las piezas fundamentales del Colegio de Árbitros del básquet mendocino e intercala su actividad dirigencial con el desempeño dentro de la cancha, siendo de los réferis más destacados a nivel nacional. Su visión sobre todos los temas del deporte del canasto.

Pablo Leyton es sin dudas un caso ejemplar en lo que respecta al desarrollo constante en el deporte local, y muestra fiel de lo que el cariño y la constancia por una actividad pueden generar.

Con infancia en General Alvear, y actualmente residiendo en Guaymallén, el árbitro que ayer dirigió una de las series en la final del TNA entre Argentino de Junín y San Martín de Corrientes, habló del básquet nacional, local, el arbitraje, la formación y todo lo que rodea al caracterizado juez.

Los inicios

Hoy Pablo Leyton es Presidente de la Comisión Técnica del Colegio de Árbitros de Mendoza, árbitro e instructor nacional, y su función como dirigente deportivo es bien llevada con la actividad que lo encuentra en un gran momento, al punto tal de dirigir ayer una de las finales del TNA.

Sin embargo, para llegar a ocupar el lugar preponderante que hoy ostenta, debió previamente recorrer un camino que sin ser fácil, siempre le mostró desafíos sorteables: “Me vine de Alvear a estudiar Educación Física, y aquí hice un curso de arbitraje con Alberto García. Comencé dirigiendo las inferiores y a medida que fui progresando me di cuenta que me gustaba. Rendí para árbitro nacional en el 91 y tuve la suerte de dirigir cosas muy importantes”

“Sinceramente nunca pensé en ser árbitro, porque tiene muchas cosas en contra y no sos bien visto y aceptado. Sin embargo me di cuenta de mis capacidades y que podía seguir progresando, así fue que no paré más. Rendí para instructor y me dediqué de lleno al instructorado”.

El baloncesto en Mendoza

Que Mendoza no logra hacer pie en el básquet nacional, no es una novedad, a eso se refiere quien conoce gran cantidad de estadios del país: “En relación al resto de las provincias estamos en gran desventaja, con estadios que aún tienen piso de baldosa, sin tribuna, sin la organización y seriedad con que se manejan otras ligas” y añadió “Incluso cuando los equipos logran participar de algún campeonato de ascenso nacional, terminan peor que como empezaron, porqué no tienen el apoyo y los recursos económicos necesarios”. 

“Mendoza no aprovechó el auge que tuvo el básquet con los logros internacionales, esta camada de jugadores que tan buen rendimiento vienen teniendo en la NBA y sus figuras. Sucedió lo mismo con el campeonato argentino y el cuarto lugar obtenido por Mendoza. Todos creímos que el básquet se iba a reactivar, que la gente se iba a sumar, y sin embargo se pinchó todo, como si se hubieran perdido las esperanzas”.

“Lo triste es que cada vez estamos peor”, sentenció Leyton.

El Colegio de árbitros

Pablo Leyton es el Presidente de la Comisión Técnica del Colegio de Árbitros y parte fundamental del referato mendocino con proyección nacional. Por eso sobre el arbitraje cuenta: “Somos un colegio muy abierto, que le permitimos el acercamiento a los dirigentes, jugadores o a quien lo necesite. Incluso compartimos cosas con ellos, olvidándose de que cada uno tiene una responsabilidad totalmente distinta. Es un aspecto social dejando de lado nuestras funciones y compartiendo”.

Sobre la relación que mantienen con los actores del baloncesto contó: “O la dirigencia no se anima o tiene miedo, porque a veces no se acerca a nosotros (los árbitros) cuando en realidad buscamos soluciones para todos. Podemos tener relación con jugadores o cualquier partícipe en el deporte, pero cuando entramos a la cancha cada uno en su lugar. Realmente tratamos de cumplir la función, bien o mal, pero sólo eso”.

Y Continuó: “Con respecto al arbitraje en Mendoza, realmente no es fácil porque tenemos pocos chicos que quieren ser árbitros y aquellos que lo hacen reciben las presiones externas que los terminan alejando. No es fácil cuando te recriminan de todas partes y no te sentís cuidado. Esto atenta contra el sistema porque no hay renovación ni camadas nuevas, lo que tiene que ser cubierto por árbitros grandes”.

El árbitro hoy

Con más de 20 años de carrera, el presente de Pablo es exitoso y con futuro: “Si hago una comparación entre mi presente y mis inicios, lo que cambió fundamentalmente fue mi personalidad. Yo era muy retraído, sin experiencia, por lo que me costaba manejar los partidos”.

“Fueron pasando los años y puedo asegurar que he cambiado un cien por cien, y hasta yo mismo me sorprendo de como la experiencia me ha transformado en otro árbitro”.

“Lo único que me queda pendiente es ser instructor internacional. He dirigido finales, tres juegos de estrellas, campeonatos argentinos, y la verdad que más no puedo pedir porque todos los años estoy logrando cosas que para el árbitro son fundamentales” concluyó.

Opiniones (3)
8 de Diciembre de 2016|21:36
4
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Tufo... como te deciamos en el INEF, estás igual que hace 20 años atrás. Me alegra verte y saber que sos un referente del arbitraje.
    3
  2. Alvearense tenías que ser!!!!!!!!!!
    2
  3. Pablo, sos otro alvearense que se destaca en una función en la que se requieren pensamientos claros y absoluta coherencia y honestidad. Te mando un fuerte abrazo y mis sinceras felicitaciones. No te puedo decir mi nombre porque descubro mi identidad y me gusta escribir sobre otros temas. No nos vemos muy seguido porque yo circulo mas que nada por la zona de tribunales pero cuando te vea te saludaré. chau P.D: obvio que soy alvearense-
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic