¿Por qué los chicos no entienden lo que leen?

Este problema se observa en todas las materias, tanto en las que involucran a las ciencias como matemática o biología, como en las vinculadas a un discurso literario. Y también sucede en la simple lectura de las instrucciones en pantalla de un juego de PC o de un correo electrónico extenso.

Los alumnos de hoy tienen nuevos
intereses.

Con alarma creciente padres y docentes advierten que los chicos no entienden lo que leen, que comprenden superficialmente los textos escolares, que su capacidad lectora es acotada, que no interpretan las consignas y que a la hora de escribir están en franca batalla con la lengua.

Este problema se observa en todas las materias, tanto en las que involucran a las ciencias como matemática o biología, como en las vinculadas a un discurso literario. Y también sucede en la simple lectura de las instrucciones de un juego de PC o de un mensaje de texto de celular.

¿Por qué los chicos, los alumnos de todos los niveles presentan tantas dificultades cuando se enfrentan a un texto? “El problema tiene muchas causas. En primer lugar, el sujeto de aprendizaje ha cambiado mucho. Cuando hablo de chicos me refiero tanto a los pequeños como a los alumnos universitarios. El mundo en el que viven ha cambiado, eso es obvio, y sus intereses también”, explica María de las Mercedes Gobbi, magister en Comunicación y educación.

Para la profesora de Literatura, los agentes más importantes de este cambio sociocultural, que intervienen y atentan contra la lectura y la comprensión de lo que se lee, radican en que “los chicos tienen la mayor cantidad de intereses fuera de la escuela. El reciente caso de la sincola organizada por Facebook es claro. Los niños ya están acostumbrados a los jueguitos de las computadoras, su mente está muy activa, son muy inteligentes en esos aspectos. Los que no tienen estas atracciones a su alcance o lo tienen esporádicamente sufren situaciones de marginalidad o de pobreza que atentan contra un concepto básico de la educación que es la concentración. La atención y la concentración son necesarias para profundizar, sino uno se queda en lo superficial”.

Gobbi, subdirectora del Proyecto de articulación y comprensión de textos de la UNCuyo, destaca que “los docentes tenemos que ser coherentes en el sentido de observar con atención la relación del chico que tenemos en el aula con lo que enseñamos en la escuela. Por eso me refería al concepto sujeto de aprendizaje”.

“Creo que este chico está como trastocado respecto de la imagen que tenemos y lo sabemos. Todos los docentes somos conscientes de que los chicos han cambiado, de que no entienden, de que les cuesta estudiar, de que tienen poco vocabulario, de que no saben leer consignas. Todo esto está como dado por hecho, es así. Pero el problema es que las operatorias para trabajar con esto se hacen cada vez más difíciles. Uno ve grupos en que su situación va marcando el ritmo de la clase y no es el docente el que maneja verdaderamente la enseñanza porque debe ir adecuándose al grupo o negociando con ellos permanentemente. Y no se negocia en planos que son imprescindibles”, argumenta la también docente en colegios secundarios y universidades e institutos privados.

Para Gobbi esto se explica porque “ha habido una inadecuación de los métodos didácticos. Porque si bien en las teorías estamos casi todos de acuerdo desde hace tiempo, de que la comprensión de textos es un proceso cognitivo que tiene que ser mirado desde lo discursivo en el sentido de que no vale que se sólo se lea y se decodifique, dentro de las instituciones no se es fiel a lo metodológico y didáctico con eso. Las teorías se aceptan y no se trasladan al aula, a pesar de que la actividad educativa tiene esas tres áreas fundamentales: lo teórico, lo metodológico y lo didáctico”.

"La atención y la concentración son necesarias para profundizar el conocimiento", explica Gobbi.

Leer y comprender

La experta observa que el aprendizaje de la comprensión y de la producción de textos se ha pauperizado porque “al niño o al joven se le hace leer textos y se le formulan preguntas excesivamente superficiales. Algo sabe del texto, sí, pero no llega a la profundidad. Por supuesto que habrá excepciones”.

“La lectura es un proceso con fases que a su vez tienen subprocesos y cada uno de ellos debe ser atendido mediante una fijación con marcadores específicos y una actividad coherente con ellos. Porque si se toma todo como globalidad se van dejando lugares abiertos, lugares ciegos, en los que la comprensión lectora va a ir fracasando de a poco”, argumenta la experta.

A partir de un estudio se que hizo en escuelas de la UNCuyo y de toda la provincia, se puso en evidencia “que los chicos no tienen la capacidad de dilucidar significaciones y sentidos y, sin eso, no se puede entender, comprender. La capacidad de jerarquización de ideas, el reconocimiento de las relaciones en el texto arrojaron resultados muy bajos. En la producción de textos, se pidió un resumen y se observó una anarquía total, cada chico escribió lo que le pareció sin entender la consigna”, relata Gobbi.

Y subraya que “no es que los docentes no lo enseñaran, sino que lo enseñan a su manera. El problema aparece cuando no hay sistematización para trabajar sobre cada una de las áreas de modo orgánico, tarea que puede garantizar verdaderamente que el proceso de aprendizaje se cumpla”.

La también poeta pone énfasis en la idea de que “en educación es necesaria la repetición, la recursividad pero con planteos cada más espiralados, más profundos. Si estamos repitiendo lo mismo es un mismo nivel eso es memoria, repetición, pero si lo hacemos recursivo y volvemos con más profundidad cada vez hay posibilidad de llegar a la verdadera comprensión del texto”.

Respecto de la articulación entre la teoría, la metodología y la práctica, Gobbi señala que “hay puntos débiles”. “En lo teórico no todos los docentes estamos de acuerdo. Yo creo que lo mejor es unirse detrás de un modelo y seguir construyéndolo. La teoría del discurso debe ser sostén de los ejes principales de la comprensión porque uno no comprende palabras sueltas sino pertenecientes a un discurso que marca desde los sentidos hasta las intencionalidades y demás”.

“Los docentes no estamos todos enrolados en las mismas teorías y por supuesto las metodologías ligadas a éstas van a ser diferentes. Por eso es poco lo que se avanza, porque los docentes tenemos la particularidad de no compartir las experiencias y todo queda en las aulas. No se transmite o se transmite muy poco y no llegamos a grandes alcances, a una sistemática que es importantísimo que se restañe. Se trabaja y mucho, pero no en la profundidad requerida y ni con la coherencia necesaria”, opina la especialista.

Para Gobbi, “es bueno darse cuenta que la comprensión de textos y la función lectora está unida a lo disciplinar. No se comprende igual un texto de matemática que un texto de historia. Esto también es responsabilidad del docente que debe hacerse cargo de la comprensión del alumno. Se trata de una comprensión profunda. El docente debe construir”.

"Comprensión lectora", el CD que la
UNCuyo distribuye en las escuelas de la
provincia.
Para entenderte mejor

“El modelo que nosotros trabajamos es una construcción y no tiene término”, explica la subdirectora del Proyecto de articulación y comprensión de textos de la UNCuyo, que depende de la Secretaría Académica de la UNCuyo.

Este proyecto apunta a apuntalar a los docentes del nivel medio de toda la provincia y de la Universidad en el área de Comprensión Lectora. Para ello distribuyó más de 1.000 CD “Comprensión Lectora”, editado por la EDIUNC, en todas las escuelas públicas y privadas de la Dirección General de Escuelas y en los colegios universitarios.

Se trata de una propuesta teórica, metodológica y didáctica, que la Secretaría Académica de la UNCuyo ejecuta desde 2002 en el nivel medio provincial.

El CD contiene “producciones de docentes de diferentes escuelas públicas y privadas, dependientes tanto de las jurisdicciones de la UNCuyo como de la Dirección General de Escuelas, que realizaron los cursos sobre Comprensión Lectora durante los años 2006 y 2007”, explica Gobbi.

Y adelanta que con el fin de profundizar la difusión de este CD durante el ciclo lectivo 2010, se están brindando talleres en diversos departamentos de la provincia para supervisores, directores y docentes, con el objetivo de acompañar la implementación del contenido del CD.

Este modelo ya se está aplicando en numerosas escuelas de la provincia y en los preuniversitarios de la UNCuyo y se puede afirmar que ha mejorado la comprensión lectora. “Se está mejorando lentamente, empieza a haber señales de mayor y mejor comprensión de textos porque no sólo se trabaja con el texto sino con el contexto de producción de la obra, de las condiciones de producción de ese texto en una relación dinámica con el texto mismo. Los alumnos manifiestan que pueden comprender mejor porque ingresan al texto con más información y pueden profundizar más. Antes trataban con el texto de manera más superficial”, destaca la experta.

Patricia Rodón

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (29)
4 de Diciembre de 2016|07:11
30
ERROR
4 de Diciembre de 2016|07:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. años, nuestros gobernantes han nivelado hacia abajo en la educación pública y esto tiene un claro objetivo: un pueblo de brutos se maneja más fácil que un pueblo instruido.
    29
  2. la palabra folklore proviene de dos vocablos ango -sajones: "Folk" - " Lore" su significado: "saber del pueblo", pero Thoms, (su creador), se refería a un estrato social de pueblo determinado, acotado, de caracter campesino, que se maneja en forma centrípeta, con influencia total de la tradición y el empirismo, regional. Te recomiendo "Que es el folkore" de Augusto Raúl Cortazar ed. Lajoune 1956. lo puedes encontrar en una buena biblioteca, donde podrás encontrar que el futbol no es un elemento que pertenezca al folklore; si es tradicional, (del latín Tradere, traer de...) donde los componentes de la sociedad que lo ejercita, lo toma como propio, lo trasmite de generación en generación, y es por ello que es tradicional, pero nunca folklórico. tampooco es una idea distinguir entre lo inglés y lo castellano, puesto que no estoy para nada de acuerdo con los ingleses. mi saludo.
    28
  3. Parece mentira, estoy de acuerdo contigo esta vez, soy un persona de la cultura y mi interés es fundamentalmente que los gobernantes de turno se den cuenta que es hora de mirar atrás y aprender de nuestros ancestros, la tradición es uno de los pilares para comprender y asimilar lo que tenemos, y, desde ese panorama clarificador hacer las modificaciones culturales que nos lleven a un futuro mejor. Desde hace más de 30 años vengo detrás de la promesa que será el Folklore, (o folclore, como más te guste), parte de la enseñanza sistemática, no como un agregado de segunda línea para las horas que las escuelas tienen medio colgadas, no como "talleres" sino con la seriedad y aplicación como la tienen matemáticas, lengua o historia, donde, (aunque para muchos novedad), el folklore tiene injerencia si se sabe aplicar, logrando que el alumnado tome como propio lo aprendido y lo asimile en mucho, pero mucho menos tiempo y grabado en su ser definitivamente. Una experiencia al respecto la realizó la Profesora Susana Gómez, Directora hoy del IUNA, basándose en años de estudio para la aplicación del Folklore en la escuela primaria y lo hizo en 8 escuelas de alto riesgo en Bs. As., siendo de tal éxito que los niños de 1er. Grado leían perfectamente los diarios a los 6 meses de iniciado el proceso. Es menester el inculcar la contracción al esfuerzo y al trabajo Sanmartiniano, la dedicación de nuestros ancestros para lograr que este páramo del Cuyún sea lo que hoy tienen, de padres que se tomaban la licencia antes de pedir un parte de enfermo, de quienes se enorgullecían de ser parte de%u2026; de los que no tocaban lo que no les pertenece, es hora de que éstos embaucadores a cargo dejen lugar a quienes sí tienen vocación de servicio y que den ejemplo como alguna vez lo dio San Martín ante la gobernación de Mendoza. ¿Es posible? ¡Si! Lo que falta es encontrar al pro hombre que lo haga.
    27
  4. PARAFERNARIA II
    La castellanización de la palabra folklore la realizó la Real Academia Española, pero más allá de los aspectos formales, efectivamente creo que no te habías expresado bien en tu primer comentario, ya que tu planteo actual no tiene nada que ver con: "no hay mejor sistema pedagógico que el no-sistema", lo que ya en sí determina una contradicción, porque el no-sistema es a su vez un sistema. En cuanto a la conceptualización y revalorización del folclore como hecho identatario, es fundamental para el desarrollo de las sociedades, entendiendo siempre que las culturas son dinámicas y cambiantes, con lo cual deberíamos centralizar el tema en los usos y costumbres y fundamentalmente en los valores heredados, ante un mundo que plantea el consumismo como eje del desarrollo, alentando la competitividad en vez de la solidaridad; el éxito fácil; la falta de respeto por los mayores y la condición de "tanto tienes, tanto vales". Esta cultura impuesta desde los grandes centros de poder, pretende masificar las practicamente 10.000 culturas existentes bajo un solo patrón de conducta que nada tiene que ver con las verdaderas necesidades del ser humano y menos con el desarrollo del mismo. También pretenden imponer una sola acepción de la democracia, que nada tiene que ver con los principios griegos; o hacer guerras en nombre de la Paz. Cuando fuí contratado como asesor de la Comisión Bicameral de Educación, hice colocar la enseñanza de la Cultura de la Paz y la No Violencia, como también el respeto por las minorías culturales. Lamentablemente, los medios de comunicación están al servicio de los grandes intereses económicos, es más, Argentina es uno de 3 países en el mundo, en donde cualquier extranjero venía y compraba un canal de televisión, radios y diarios sin ningún problema. Pero más allá de estas paredes a las que nos debemos enfrentar, creo que mientras se puede avanzar en la enseñanza de la lectura, lo suficiente como para que los niños desarrollen el pensamiento crítico. Reitero, no es una tarea fácil pero si posible, siempre y cuando la sociedad en su conjunto, especialmente padres y docentes, comprendan la gravedad de la situación y el hecho de que estamos creando generaciones de inútiles incapaces de comprender y desarrollar sus propias potencialidades.
    26
  5. Todo bien, pero...
    ... si estamos hablando de nuestra lengua, de la comunicación y esas cosas, no es muy edificante que la nota diga, por ejemplo: "sino uno se queda..." en lugar de " si no, uno se...". O invente el participio del verbo "trastocar" que no existe, pero es parecido a trastrocar. O que estemos de acuerdo " de que..." en vez de estar de acuerdo en que. No me parece muy serio, dado justamente el tema de fondo. Porque si no, terminamos teniendo que leer la opinión de un forista para el cual folk es un "apóstrofe", cuando toda la vida creí que era un apócope. En este asunto de la lengua, creo, hay que extremar los cuidados para no alimentar lo que se pretende combatir.
    25
  6. ... no les interesa. Y no les interesa, creo, porque han cambiado los paradigmas. Antes se estudiaba porque el conocimiento era la meta, era lo que se quería adquirir, era lo que te hacía diferente y te daba una característica distintiva con el que no lo tenía. El culto, el intelectual, el que obtenía un título, era el diferente, el destacado. Era el que tenía algo a lo que los otros no podían acceder. Hoy eso ya no es así. A nadie le importa si tenés o no tenés un título en tanto y en cuanto tengás una casa en un country, una o dos 4x4 en tu garage, televisores LCD, cuanto aparato electrónico exista y vacaciones por el mundo. Entonces veo que el estudio, la cultura o el conocimiento hoy son un medio y no un fin como antaño y que, aún siendo importante tenerlos, no es condición necesaria para obtener lo otro, lo que importa hoy en día, que son los bienes y servicios a los que todos aspiran y por los que hay que pagar con dinero y no con conocimiento o cultura. Entonces creo que la preocupación de las nuevas generaciones pasan por terminar lo más rápido posible con el proceso de estar dentro del proceso educativo y ponerse rápidamente a ganar dinero, que es lo único que lo acerca a lo que desea, que son los bienes materiales y sentimentales pero con precio. En fin. Es sólo una opinión que contrasta con tanto intelectualismo con el que se quieren abordar hoy los temas, los que me parecen que se alejan de la realidad, la que está cada vez más simplificada, porque para mí sólo se trata de obtener dinero para tener y eso a costa de cualquier cosa, incluso si no se entiende qué dice un texto que no tiene ningún interés práctico para obtener aquello material, máxime cuando se sabe cabalmente que fácilmente puede ser consultado por internet cualquier tema y obtenerse las respuestas a todo por más compleja que sea la cuestión, lo que evita mantener en la memoria conocimiento que está almacenado en una PC y a disposición de cualquiera en todo momento. Mucho menos pagar a alguien por ese conocimiento que es gratuito obtenerlo en la red. Hoy en día se puede ser un gran teórico en administración o en economía o en lo que se les ocurra, está todo a un click de distancia, entonces ¿para qué preocuparse por entender algo? Sólo sirve relajarse y disfrutar. Gastar y tener. Todo lo demás es una molestia que no paga y no sirve para vivir, al menos de la forma en que está definida la vida para el 99% de la población, es decir: pasarla lo mejor posible todo el tiempo y que se preocupen los que quieran (el 1% restante) por hacer de este mundo algo mejor. Mientras tanto hay que disfrutar ¿o me equivoco?
    24
  7. Parte de nuestro folclore es el fútbol y no es para nada folklórico el football, siendo que todo es lo mismo, pero no tanto.
    23
  8. tal vez no supe explicarme, pero mi apoyo va hacia el sistema, indudablemente, soy parte de él. lo que apunta mi idea es a que se debe realizar un cambio donde el conocimiento y la aplicación del Folkore sea fundamental para que tengamos una educación que no conlleve el desarraigo y la frustración. Al respecto se viene tratando desde hace muchos años, un ejemplo lo que indica una maestra mía cuando dice:" El escolar de las comunidades campesinas dará rápida respuesta enriquecedora al docente que aproveche los bienes del folklore para "endoculturar",como primer paso del proceso educativo"; "El nino de las ciudades cosmopolitas, en gran proporción descendiente de familias extranjeras,aprenderá , asimismo, a valorar por una parte, la cultura tradicional de la tierra de sus ancestros (según tantas veces aconsejado por la UNESCO en sus programas para la comprensión internacional y la paz), y aprenderá por fin,sobre todo, a conocer y amar, en su policromo panorama regional,el tesoro que guarda cada uno de los ámbitos de cultura tradicional argentina"(Fernández Latour de Botas Olga, 1975).- Otro Gran Maestro l Dr. Augusto Raúl Cortazar lo indica genialmente en su libro póstuno "Ciencia Folklórica Aplicada" donde puedes encontrar el detalle de lo que nos falta para tener alumnos que puedan comprender la lectura y cambiar radicalmente su cultura. Esa es la idea No sabía de la experiencia japonesa y si la aplicaron podemos ver que no les ha ido mal ¿verdad?; respecto a la palabra Folklore con "C" es una idea impuesta en América por los Brasileros, pero la palabra original es con "K" y no veo la necesidad de "castellanizar" una palabra inglesa de semejante importancia cuando aún entre los que somos estudiosos del folklore mencionamos la palabra con mayúsculas cuando nos referimos a la ciencia y con minúscula cuando nos referios a un hecho folklórico, pero siempre como correponde con "K"; a los James ingleses no le decimos "Santiago" por más que vengan a estos lares, se llaman como nosotros en cualquier país anglo-sajón.
    22
  9. A PARAFERNARIA...
    En primer lugar, aclarar que el apóstrofe folk hace más o menos 20 años que fue sacado de nuestro idioma, es más se dice folclore, pero tomando el tema, te diré que la cultura es asistémica y solo puede ser incorporada a través de la educación justamente por que esta es sistémica. La ausencia de sistema haría inútil cualquier método, programa o política educativa o el mismo sistema educativo. No entiendo tu posición de construcción desde la anarquía. Japón por ejemplo fue el 1º país y el único en utilizar como base del sistema educativo lo que acá se llaman tareas cooprográticas; plástica, danza, canto, etc. y a través de las enseñanzas de estas disciplinas, se enseñaba el resto de las materias. Pero desde la iniciativa de hacer esto, ya estás entrando en un sistema educativo. Te pongo otro ejemplo local, la Escuela de Niños Cantores, donde los chicos salen como bachilleres en música. La calidad educativa de esa escuela es la envidia del país, no solo por el aprendizaje de los alumnos, sino por el crecimiento de los mismos en cuanto a sus valores cognocitivos, intelectuales y espirituales, pero te aclaro, hay una organización y un sistema, que no es ni chata ni aburrida, es más los egresados siguen siendo parte de la escuela y no quieren irse. Así como sostengo la idea que sin políticas culturales no hay desarrollo humano que valga, sigo sin entender esa posición tan sui generis del "hombre folk". No lo he tratado en las reuniones de la UNESCO, ni tampoco en el concepto antisistémico de cultura y educación. Además, la educación no tiene porque ser divertida, es normalmente un esfuerzo de dedicación y esfuerzo, exigue disciplina y responsabilidad, así ya lo planteaba Platón y nada a cambiado al respecto. La educación no puede plantearse como un juego, diversión o deporte, solo hay que hacer entender a los alumnos que es su responsabilidad estudiar, sea esta tarea tediosa, llevadera o feliz para algunos. No hay que ocultar la verdad, el conocimiento exigue lo mejor de nosotros y no es un camino fácil.
    21
  10. Sí creo que la recursividad y la complejización espiralada es un buen método. Sí he comprobado el sano y antiguo método de la memoria (aplicado primero en mí misma) NO creo en la SISTEMATIZACIÓN porque anula la diversidad del individuo. Excelente nota.
    20
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016