La Semana de Mayo pudo haber sido la Semana de Febrero

La noticia de la caída del rey Fernando VII, que tuvo lugar el 1 de febrero de 1810, precipitó la autonomía de los pueblos rioplatenses. La novedad se conoció en Buenos Aires el 13 de mayo cuando atracó en Montevideo la fragata inglesa Juan Paris.

La histórica Semana de Mayo sucedió apenas se supo en Buenos Aires que había caído la Junta Central de Sevilla –último bastión del poder del Estado español, tras la prisión del rey Fernando VII– hecho que en realidad había tenido lugar el 1 de febrero de 1810.

De haber sucedido en este siglo de globalización, hoy seguramente se estaría festejando la Semana de Febrero, pero entonces las "noticias" viajaban en barco o a caballo y aquí la nueva recién llegó el 13 de mayo, cuando atracó en Montevideo la fragata inglesa Juan Paris.

Por mucho tiempo el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros había logrado ocultar que Napoléon Bonaparte había invadido España, que el rey Fernando VII había sido encarcelado y que José Bonaparte ocupaba desde 1808 su lugar como José I.

Los ingleses llegados en el Paris acababan con su último secreto: la "noticia" de la caída de la Junta Central que representaba al rey, quien a su vez sostenía al virrey, significaba que el poder de Cisneros quedaba disuelto.  Entonces todo se precipitó y el viernes 18 comenzó la Semana de Mayo.

En casa de Nicolás Rodríguez Peña se reunieron ese día Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Juan José Paso, Antonio Beruti, Martín Rodríguez y otros patriotas, para promover un Cabildo Abierto que resolviera la continuidad o no de Cisneros.

El sábado 19, Castelli y Rodríguez visitaron al virrey y lo urgieron para que lo convocase para el domingo 20; pero Cisneros optó por citar ese día a los jefes militares esperanzado en su apoyo. No sabía que los revolucionarios ya contaban con la venia de Cornelio Saavedra, jefe de Regimiento de Patricios, quien concurrió al fuerte y le recomendó al virrey que renunciara.

El 21 Cisneros se convenció de llamar a Cabildo Abierto: una multitud reunida en la Plaza de la Victoria (hoy Plaza de Mayo) pedía a gritos que renunciara, y esto lo empujó a firmar la convocatoria. Entre los agitadores se encontraban los "chisperos" Domingo French y Beruti, quienes lejos de repartir escarapelas, llevaban fusiles bajo su capa.

El Cabildo se realizó el martes 22 y trató desde la mañana hasta la medianoche la legitimidad o ilegitimidad de la autoridad del virrey. De los 450 invitados –muchos digitados por Cisneros– sólo se presentaron 251. Los "chisperos" asustaron al resto.

A la posición del obispo de Buenos Aires, Benito de Lué, proclive a no hacer cambios, se enfrentó la de Castelli, quien sostenía que los pueblos debían asumir la dirección de sus destinos hasta que Fernando VII pudiese regresar al trono. La votación arrojó 69 votos a favor de Cisneros y 155 en contra.

El miércoles 23, el Cabildo cesanteó al virrey y decidió elegir un gobierno provisorio "hasta tanto se congreguen los diputados que se han de convocar de las provincias interiores". Pero para sorpresa de los patriotas, a la cabeza del nuevo gobierno aparecía el cesanteado virrey como presidente de una junta que incluía a criollos como Saavedra y Manuel Belgrano, quienes al enterarse, se negaron terminantemente a integrarla.

Esto obligó a que el jueves 24, el Cabildo propusiese otra junta, siempre presidida por Cisneros, lo que caldeó los ánimos del pueblo reunido en la plaza.

En la mañana del viernes 25 de mayo, los cabildantes se reunieron dispuestos a rechazar las renuncias de los criollos, pero los grupos revolucionarios entraron en acción frente al Cabildo, lo que precipitó a Cisneros a renunciar –esta vez como "presidente"– y la junta se disolvió.

Horas más tarde, los patriotas presentaron ante el Cabildo un documento titulado "Petición del Pueblo" en el cual los "vecinos, comandantes y oficiales", reasumían la soberanía "en nombre del pueblo" y exigían que se diera a conocer que habían formado otra Junta, esta vez presidida por Saavedra.

Fuente: Ana María Bertolini, Télam

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|23:03
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. es retórica Ana, Mayo fue porque no había medios de comunicación fluidos y rápidos, se podría decir que si hubiera habido satélite el 1ro de Febrero sería nuestra fecha revolucionaria.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016