Deportes

Dos que devolvieron insultos con goles

Una extraña noche vivieron Martín Palermo y Pablo Mouche: la hinchada del Rojo los tomó como blanco de sus cargadas; ellos devolvieron la gentileza de la manera que saben.

Martín Palermo y Pablo Mouche fueron los blancos de la hinchada de Independiente durante el encuentro que se disputó en Avellaneda y en el que, tras la derrota, quedó prácticamente sellada la suerte del local en sus aspiraciones de luchas por el título del Clausura.

El delantero vivió su capítulo con los simpatizantes rojos cuando en el primer tiempo un perro saltó a la cancha.

Entonces, desde la cabecera local se escuchaba, a manera de cargada, un "Paleeermo, Paleeeermo", que hizo reír a varios.

El jugador, en cambio, ignoró la situación y hasta sonrió cuando Andrés Silvera se llevaba al can hacia un costado del terreno de juego.

Palermo, sin embargo, hizo el segundo de Boca y así se vengó de quienes lo habían tomado como objetivo.

Pablo Mouche, insultado y burlado por los plateístas, se descargó con el tradicional gesto del Topo Giggio al hacer el tercer tanto de Boca.

Fue hacia la platea y gritó; como consecuencia, lo expulsaron. El "chiste" le salió mal, pero a su manera tomó venganza.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|12:12
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|12:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic