Deportes

Nadal estará en la final de Roma tras una trabajada victoria

El español superó por las semis del Masters a Gulbis, por 6-4, 3-6 y 6-4 en un partido de casi tres horas. El manacorí se medirá en la final a Ferrer, que en la otra semifinal derrotó a Verdasco.

En el día del trabajor, Rafa Nadal tuvo que trabajar más de lo esperado para sellar su pase a la final del Masters 1.000 de Roma ante Ernests Gulbis, al que acabó imponiéndose por 6-4, 3-6 y 6-4 en un partido maratoniano de casi tres horas. Con esta victoria, un año más habrá campeón español en la capital italiana, ya que el manacorí se medirá en la final a Ferrer, que en la otra semifinal había ganado a Verdasco.

Nadal comenzó el partido demostrando por qué es el rey de la tierra batida. En el primer juego ya rompió el servicio de Gulbis y pronto se colocó con un 1-3 a su favor. Parecía que el primer set iba a ser coser y cantar para el español. De hecho, Rafa estuvo a punto de ampliar su ventaja en un interminable quinto juego pero desaprovechó las dos ocasiones de las que dispuso para volver a romper el servicio del letón. No estaba jugando a su nivel de siempre pero aún así, mientras él ganaba con facilidad su saque, a su rival le costaba un mundo mantener su servicio.

Algo que no pareció pasar factura psicológica al letón, que siguió oponiendo más resistencia de la esperada e hizo sudar la gota gorda a Rafa para adjudicarse el primer set. No hay que olvidar que Gulbis había llegado aquí tras dejar en el camino a Federer. Con un 4-5 a favor del español y sirviendo, el jugador de Riga tuvo dos oportunidades para romperle el servicio, pero el de Manacor no sólo salvó las dos bolas de rotura sino que en la primera que tuvo para llevarse el set lo dejó sentenciado.

La mejor versión de Gulbis


Si ya había dado guerra en la primera manga, en la segunda Gulbis se mostró intratable. Con un saque letal (consiguió más de 50 puntos ganadores) y manteniéndose firme desde el fondo de la pista hizo mucho daño al español y supo sacar partido del bajón de un Nadal desconocido, que falló lo que nunca y a cuyo juego le faltaba continuidad. Su consistencia del primer set se iba deshaciendo como un azucarillo.


El letón le rompió el servicio en el segundo juego y aumentó su ventaja hasta colocarse con un 3-0 a su favor que lastraría el de Manacor el resto del set, aunque todo pudo haber cambiado cuando con un 3-1 en contra, Rafa tuvo una bola de 'break' que no aprovechó. Estaba claro que esta tarde tocaba sufrir sobre la arcilla. Al final, Gulbis se llevó el segundo con autoriadad (6-3).


Un tercer set muy igualado


La tercera manga empezó como había acabado la segunda, con un Gulbis lanzado que en el primer juego pudo incluso romper el servicio de Nadal. La guerra estaba abierta y ninguno de los dos jugadores estaba dispuestos a ceder su saque, de ahí que la igualdad fuese la nota predominante.


Aunque Nadal no era el de siempre, empezó a dar síntomas de cierta mejoría mientras Gulbis trataba de desquiaciar a su rival con sus potentes saques y sus continuas dejadas.
El español contó con hasta cuatro oportunidades para romper el servicio al letón y colocarse con un 2-4 a su favor, pero el letón, que firmó uno de los mejores partidos de su vida, se recompuso gracias a sus excelentes saques y empató el tercer set (3-3).
Primera final española en la 'ciudad eterna'


De nuevo Rafa dispuso de otra bola de 'break' (3-4). Sin embargo no fue hasta el décimo juego cuando sacó su garra, recuperó al agresividad que caracteriza su juego y se colocó con tres bolas de partido. No hicieron falta, la primera fue suficiente para plantarse este domingo en la final de Roma.


Desde 1930, año en el que nació el campeonato italiano, nunca había albergado una final netamente española. Si Nadal se impone a Ferrer sumará su quinto título en la 'ciudad eterna'

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|20:06
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|20:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic