Deportes

Qatar apuesta todo a organizar el Mundial 2022

El país asiático comenzó a mostrar sus cartas para ser sede del Mundial de fútbol: apostar por las nuevas tecnologías y construir estadios con sistemas de climatización, esgrimiendo su poderío económico.

Mohammad Ben Hamad Al Khalifa, hijo del emir del pequeño país asiático, aseguró este jueves en una reunión deportiva en Dubai que su país sigue centrado en el objetivo de ser el primer árabe en acoger el Mundial, a pesar de que en el verano (boreal) pueden superarse los 45 grados centígrados.

"Vamos a construir estadios en los que la temperatura no supera los 27 grados centígrados, utilizando una tecnología que funcione con energía solar, con emisiones reducidas de CO2", afirmó el representante qatarí, presidente del Comité de Organización de la candidatura al Mundial-2022.

Uno de los tres grandes estadios de nueva creación, construido siguiendo el modelo de un barco, estará junto al puente cuya obra está en ejecución sobre el mar entre Qatar y Bahréin.

El torneo podrá así abrirse al país vecino y trabajar en la idea de ser un evento de esta zona del planeta y no sólo del emirato.

Otro estadio tendrá forma de ostra, como referencia a la importancia de las perlas en el pasado de la región, y contará con un techo retráctil, para cubrir en los momentos en los que el sol castigue con fuerza.

La docena de estadios previstos en la candidatura, tanto a construir como a renovar, estarán todos comunicados con un metro que está en construcción en el pequeño país, rico en gas, indicó por su parte Hassan Al Thawadi, director general del Comité de Organización.

A finales de marzo, él mismo había avanzado los planes de instalar sistema de aire acondicionado para que la temporada de los estadios oscilara entre los 26 y 28 grados. "Nuestro tamaño reducido y nuestra situación central entre Asia y Europa son los puntos fuertes de la candidatura", había dicho.

Los responsables de la candidatura aprovecharon esta semana la celebración de la convención SportAccord, clausurada el viernes, para dirigirse a las máximas figuras del deporte mundial, entre ellas el presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter.  

Doha se ha lanzado a un ambicioso plan de desarrollo de sus infraestructuras, destinado casi 43.000 millones de dólares a la construcción de nuevas carreteras de aquí a 2011 y 3.000 millones a la creación de una vía de ferrocarril, según datos de los responsables de la candidatura.

Qatar planea además inaugurar en 2011 o 2012 un nuevo aeropuerto, capaz de acoger a 50 millones de pasajeros.

Si es elegido como sede del Mundial-2022, se aseguró incluso que se derogará la prohibición de consumir alcohol, instaurando zonas donde sí estarán permitidas este tipo de bebidas.

Qatar, que ya presentó a Doha como aspirante a los Juegos Olímpicos de 2016 -atribuidos a Rio de Janeiro-, confía además en su experiencia: fue escenario de los Juegos Asiáticos de 2006 y acogerá en 2011 la Copa de Asia de fútbol.

Inglaterra, Estados Unidos, Australia, Japón, Rusia, Bélgica/Holanda y España/Portugal son candidatas a acoger el Mundial en 2018 o 2022, mientras que Qatar y Corea del Sur lo son sólo para 2022. La FIFA tiene previsto tomar una decisión en el mes de diciembre.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|13:37
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic