Rusia difunde documentos secretos sobre la matanza de Katyn

La Agencia Federal de Archivos de Rusia publicó por primera vez copias electrónicas de documentos secretos sobre la matanza de Katyn, donde en entre 1940 y 1941 fueron asesinados más de 20.000 polacos por orden de Iósif Stalin. La matanza de Katyn fue negada durante años por la URSS, que acusó de ella a las tropas nazis, que en su avance hacia el Este descubrieron en 1943 las fosas comunes con los restos de los militares polacos asesinados.

"Las copias electrónicas de los documentos fueron colgadas en el sitio de internet de la Agencia de Archivos por decisión del presidente ruso, Dmitri Medvédev", declaró el director de Rosarjiv, Andréi Artízov.

En la página http://rusarchives.ru/publication/katyn/spisok.shtml se pueden ver un total de siete documentos de la llamada "carpeta especial NAº1", como se denominaba el archivo de la máxima jefatura soviética.

El primer documento es una nota del comisario del pueblo (ministro) del Interior Lavrenti Beria dirigida a Stalin en la que propone "examinar de manera especial, aplicando la pena máxima, el fusilamiento" a más de 25.000 prisioneros de guerra polacos, en su mayoría oficiales de ejército.

El texto, fechado el 5 de marzo de 1940 y que cuenta con el visto bueno en lápiz azul de Stalin y otros miembros de la cúpula soviética, añade que estos casos deben ser vistos "sin citar a comparecer a los detenidos y sin presentarles acusaciones".

"Nosotros, la parte rusa, mostramos una total apertura sobre lo que ocurrió en Katyn y otras localidades con los prisioneros de guerra polacos, y se han hecho públicos los principales documentos sobre esos acontecimientos", recalcó Artízov.

La matanza de Katyn fue negada durante medio siglo por la URSS, que acusó de ella a las tropas nazis, que en su avance hacia el Este descubrieron en 1943 las fosas comunes con los restos de los militares polacos asesinados.

Sólo en 1989 el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, reconoció la responsabilidad de la URSS por aquella matanza, y en 1992 el primer presidente ruso, Borís Yeltsin, entregó al entonces jefe de Estado polaco, Lech Walesa, documentos que probaban la matanza de los casi 22.000 militares y civiles polacos.

Polonia ha pedido en repetidas ocasiones que Rusia abriera todos sus archivos sobre Katyn. A principios de este mes, los primeros ministros de Rusia y Polonia, Vladímir Putin y Donald Tusk, respectivamente, conmemoraron la masacre juntos por primera vez. Días más tarde, el presidente polaco, Lech Kaczynski, y más de 90 personas murieron cuando su avión se estrelló mientras intentaba aterrizar en Rusia para participar en una conmemoración por la matanza.

Fuente: El País
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|08:52
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic